Revista viernes


Cocinas ocultas, propuesta que llegó para quedarse

La pandemia dio lugar a la creación de cocinas ocultas, incrementando el servicio a domicilio.

REVISTA VIERNES

14 de julio de 2021 10:02 PM

Definitivamente el cambio radical que trae la “nueva normalidad” es evidente en los distintos sectores, y el gastronómico, siendo el primero que padeció los embates de la pandemia, también alcanzó la delantera en reinvención.

Cuando el cierre se hizo inminente y muchos restaurantes limitaron su mobiliario a bodegas, hubo quien se ideó continuar desde un espacio más reducido que permitiera una reactivación inmediata a bajos costos, de allí que el concepto de cocinas ocultas empezara a despuntar con fuerza.

No se trata de algo novedoso, sencillamente se adaptó y tomó lo mejor de la actualidad para potencializarse, las redes sociales. A partir de allí la creatividad también jugó un papel importante y con muchos o pocos empleados se diseñó una estrategia que lejos de anularse tras la reactivación paulatina de la economía, se fortalece con más propuestas.

Las cocinas ocultas o Dark kitchens, son eso, un lugar a puerta cerrada que comercializa su comida exclusivamente con el servicio a domicilio, es decir, todo lo que allí se prepara es para degustar en casa.

En 2020 los domicilios se fortalecieron, aplicaciones surgieron y la apuesta a menús de todo tipo invadió redes sociales y el voz a voz, de tal manera que se renovó la industria gastronómica ante la cada vez más elevada demanda.

Si bien no se trata de un restaurante, su condición no le exime de las normas descritas para el manejo de alimentos y la creatividad y presentación de los platos, juegan un papel importante ante la competencia.

Aunque en este tipo de cocinas es muy común la propuesta de comida rápida como hamburguesas y pizzas, ya se suman expertos en cocina que explotan su talento a través de amplia gama de sushi, especialidades gourmet y alta repostería.

Beneficios

Quien decide apostarle a este tipo de negocio, obtiene un cúmulo de beneficios que se ven representados en una inversión mucho más baja que la exigida por un restaurante abierto, el ahorro es significativo en cuanto a local, personal y otros gastos que se deben cumplir, esto puede ser aprovechado para aumentar la calidad en el menú.

Al ser un servicio exclusivo para el domicilio, puede situarse de tal manera que cubra muchas áreas de la ciudad, aún así puede resultar más económico si el local se ajusta a lo necesario, a lo cual se suma el poco personal, pues se va a prescindir de meseros y otras figuras de obligada contratación en un restaurante.

La flexibilidad de horarios se une a la propuesta de la cocina y la alianza con diversas plataformas es fundamental para que el producto llegue de la mejor manera a los comensales.

Ideas para tener en cuenta

Abrir una cocina oculta requiere de una inversión que perdurará en el tiempo. Se requiere de equipos que hagan más fácil el desempeño de manera que lleguen los productos en el tiempo estipulado.

De otra parte, los proveedores deben contar con la experiencia necesaria para surtir de buenos productos a esta cocina, de ese aspecto depende el resultado final de la propuesta, porque aquí, al no existir la experiencia que propicia un restaurante, la calidad se vuelve imperiosa.

La presentación de los platos debe ser lo más llamativa posible, reemplaza el servicio en mesa y por tanto el empaque y la higiene abren puertas y mantienen clientes.