Revista viernes


Cómo la pandemia fortaleció el vínculo entre las mamás y sus bebés

Según cifras del Ministerio de Salud y la Protección Social, de cada 100 niños que nacían solo 56 iniciaban el proceso de lactancia materna, lo cual cambió gracias a la emergencia sanitaria y las nuevas dinámicas en el hogar

REVISTA VIERNES

13 de agosto de 2020 02:59 PM

Es casi increíble pensar que la pandemia por Covid-19 pueda generar algo positivo, pero existen ejemplos y uno de los más significativos es el fortalecimiento del vínculo entre las mamás y sus hijos, especialmente las madres lactantes. Hasta el año pasado el según cifras del Ministerio de Salud y la Protección Social, de cada 100 niños que nacían solo 56 iniciaban el proceso de lactancia materna, realidad que ha venido cambiando gracias a la emergencia sanitaria y al cambio en las dinámicas en el hogar.

Existe un conceso en las distintas agremiaciones médicas en cuanto a la importancia que tiene amamantar, pues es la mejor manera de alimentar a los recién nacidos de acuerdo a los expertos, por lo menos hasta los seis meses de edad. La importancia radica no solo en el alto aporte nutricional, sino también, en el componente emocional que se nutre del vínculo afectivo entre madre e hijo.

La doctora Diva Ferreira, médico especialista de Nueva Eps, comenta sobre algunos mitos y realidades de la leche materna en los bebés y cómo beneficia la relación con su madre.

¿Cómo contribuye la leche materna al desarrollo de mi hijo?

A través de la leche materna se trasmiten muchas calorías y proteínas al bebé que sirven para su adecuada nutrición. La leche materna en sus diferentes momentos, trae para el bebé ciertos beneficios, por ejemplo, en la primera etapa, la leche sale con un poco más de agua y azúcar, lo que satisface la necesidad de sed que tiene el bebé; después la leche se va poniendo más espesa, entre blanca y amarilla y eso significa mayor contenido de grasa, lo que le va a aportar más calorías al bebé.

¿Hay un tiempo establecido para empezar a darle al niño alimentos diferentes a la leche?

La leche materna es el mejor alimento para nuestros bebés, cubre todas las necesidades nutricionales de los niños, en especial la de los que son menores de un año. Tiene muchos beneficios: el primero y más importante es el vínculo que se establece entre la madre y el hijo; y el segundo se refiere a toda la disminución de posibles enfermedades que pueden presentar los niños a futuro. Dándole leche materna a los bebés, vamos a disminuir el riesgo de muerte súbita del lactante y los riesgos de muerte en el menor de un año de vida; para las mamás trae muchos beneficios adicionales como la disminución del riesgo de la hemorragia posparto y a largo plazo la disminución del riesgo de padecer cáncer de útero y ovario.

¿Si hay sobreproducción de leche materna se puede almacenar, por ejemplo, en la nevera?

Sí hay recomendaciones específicas en cuanto al almacenamiento de la leche materna. Hay unos recipientes especiales que son los más higienizados para que la leche no se contamine con ningún tipo de germen; también existen recomendaciones específicas de cuánto tiempo refrigerar y dependiendo de cómo se almacene, debería consumirse en el menor tiempo posible. En el congelador puede estar de 24 a 48 horas bajo unas temperaturas especiales.

¿Existen horarios definidos para que la mamá lacte su bebé?

No hay horarios. Las mujeres que lactamos sabemos que es una tarea que puede hacerse en cualquier momento del día. Es más, nosotras como mujeres nos ajustamos más a los horarios del bebé, por eso siempre recomendamos que cuando el bebé duerme, es el momento preciso para que la madre descanse también, porque es probable que, a las dos horas, sin importar que sean las tres de la mañana, le toque a la mamá nuevamente darle de lactar al recién nacido.