Revista viernes


Conozca cómo funcionan los alimentos con propósitos médicos

La campaña “Alimentación con Propósito” busca promover pedagogía y conciencia para el uso adecuado de este tipo de alimentos.

REVISTA VIERNES

11 de febrero de 2022 12:00 AM

Los Alimentos para Propósitos Médicos Especiales (APMES), como los suplementos nutricionales orales y la nutrición por sonda, son de vital importancia en Colombia ya que ayudan a satisfacer los requerimientos nutricionales específicos de las personas que viven con condiciones de salud o requieren cuidados nutricionales especiales. Por esa razón, seis asociaciones en el país se están uniendo en una coalición a través de la iniciativa “Alimentación con Propósito” para educar y crear conciencia sobre el uso adecuado de los APMES y sus beneficios para los pacientes y el sistema de salud.

Está comprobado que los pacientes con malnutrición tienden a permanecer más tiempo ingresados en el hospital.

Los Alimentos para Propósitos Médicos Especiales son productos especialmente diseñados para ofrecer apoyo nutricional a personas con capacidad limitada para ingerir, digerir, absorber o metabolizar alimentos comunes o algunos de sus nutrientes. Se consideran una tecnología en salud debido a que mejoran la atención de los pacientes y contribuyen a la eficiencia y sostenibilidad de los sistemas sanitarios.

“Se ha demostrado que un paciente con un estado nutricional adecuado tiene mejores resultados clínicos de salud”, dijo la doctora Angélica María Pérez Cano, presidente de la Asociación Colombiana de Nutrición Clínica. “Los APMES desempeñan un papel muy importante en el manejo y la recuperación del estado nutricional, y la mayoría de ellos son bien conocidos y están bien establecidos”.

Impacto en los pacientes y sistema de salud

La investigación muestra que alrededor del 40% de los adultos colombianos hospitalizados están en riesgo de malnutrición. Los pacientes desnutridos o en riesgo tienen hasta dos días más de estadía hospitalaria, tienen un mayor riesgo de readmisión e incurren en mayores costos de atención médica debido a las mayores tasas de complicaciones, en comparación con los pacientes bien nutridos. Priorizar la atención nutricional no solo mejora la salud, sino que potencialmente puede ayudar a ahorrar más de 862 millones de dólares (aproximadamente 3,1 billones de pesos) al año, alrededor de 5 millones de pesos por paciente.

Hay algunas afecciones con mayor necesidad de APMES, como cuidados intensivos y trauma, oncología y diabetes. Otras personas también pueden beneficiarse de los APMES, como aquellas con condiciones metabólicas, digestivas, inmunológicas, cardiovasculares, del músculo esquelético y cognitivas o del sistema nervioso central.

“Los APMES, deben tener el adecuado manejo y seguimiento médico y nutricional para asegurar su uso racional. Estos se deben usar en el caso de que los alimentos normales no alcancen a cubrir los requerimientos de pacientes que, por su patología de base, tienen mayores demandas nutricionales. Es importante que los pacientes discutan con su médico o su nutricionista para definir el momento indicado para su uso”, agrega la Dra. Pérez.

  NOTICIAS RECOMENDADAS