Revista viernes


Consejos para disfrutar las fiestas navideñas sin perder la forma

Dejar de entrenar durante las festividades puede traer un aumento en el riesgo de lesiones osteomusculares en general y otro tipo de riesgos de mayor gravedad como anginas o infartos.

REVISTA VIERNES

23 de diciembre de 2022 08:00 AM

De acuerdo con la Médica Especialista en Medicina del Deporte de Smart Fit, Julieth Cantillo, la época decembrina supone ocio, excesos en relación a la alimentación y alto consumo de bebidas alcohólicas, lo que conlleva a un desequilibrio que terminará en proyectarse en un aumento de peso y de masa grasa. Como consecuencia, pasada la temporada de fiestas, las personas recurren a dietas radicales no prescritas y/o ejercicio intenso y mal controlado, lo cual desencadena también riesgos para la salud.

Una investigación realizada por la Universidad Politécnica de Madrid (UPM), denominado PRONAF (Programas de Nutrición y Actividad Física para el tratamiento de la obesidad), que reúne también otros estudios, afirma que “el ejercicio puede modular la ingesta de alimentos y contribuir a la regulación del apetito, la ingesta total de calorías y la composición de la dieta”.

En esta temporada de fiestas en las que es muy común el exceso de alimentación y la falta de ejercicio, también pueden producirse graves consecuencias para la salud.

Sobre el tema, Cantillo advierte que no se debería dejar de hacer ejercicio durante esta temporada por varias razones. La más importante, porque la comida es parte fundamental de las celebraciones y entendiendo que los excesos siempre llevan a una inestabilidad, el ejercicio es fundamental para mantener un equilibrio en el cuerpo. Por otro lado, el desentrenamiento hace que todas las adaptaciones corporales alcanzadas con la actividad física se pierdan paulatinamente al dejar de hacerla. (Lea aquí: ¿Qué hacer si se quemó con pólvora?)

La profesional señala que entrenar tres días a la semana es suficiente para mantener los hábitos deportivos. Por otro lado, para las personas activas físicamente, sugiere incluir un día más en su rutina implementando tiempo extra para caminatas o bien, aumentar la actividad física en su tiempo libre. Algo adecuado sería por ejemplo bailar o jugar al aire libre con los hijos.

Para las personas que ven comprometido su tiempo de ir al gimnasio, lo ideal es buscar otras alternativas que le permitan realizar una rutina de ejercicios. Por otra parte, la clave del equilibrio perfecto se encuentra también en la alimentación. Elizabeth Avendaño, Nutricionista Dietista sugiere usar métodos de preparación de alimentos al vapor, asado y a la plancha para minimizar el exceso calórico durante las celebraciones. Asimismo, durante las reuniones navideñas fuera de casa, se debería elegir porciones pequeñas y siempre servirlas en platos pequeños.

Avendaño también aconseja no dejar de lado el consumo de vegetales y frutas, ya que son los más implicados en la desintoxicación natural del organismo, sin olvidar el consumo de agua. Además de recalcar que las personas no deberían saltarse ninguna comida para darse un gusto adicional durante la cena, ya que esto genera mayor sensación de ansiedad o antojo de comer alimentos altos en calorías vacías, principalmente azúcares y frituras.

En cuanto al consumo excesivo de bebidas alcohólicas, esto puede llevar a un superávit calórico que altera la composición corporal, ganando más porcentaje de grasa visceral que se relaciona con riesgo cardiovascular. Estas bebidas no dan nutrientes al cuerpo, solo calorías vacías, sin contar con que afectan principalmente el hígado y el sistema nervioso. Se advierte un consumo de bajo riesgo.

Lo ideal es disfrutar de la época decembrina conscientemente y evitar los riegos que, según Cantillo, podrían incluir lesiones osteomusculares, como desgarros, esguinces, lumbalgias, entre otras, sin contar con otro tipo de riesgos de mayor gravedad como anginas o infartos, producto del desentrenamiento y el empeoramiento de marcadores metabólicos como el peso, la tensión arterial, la glicemia o las grasas en la sangre por la mala alimentación.

Finalmente, los profesionales recomiendan que para el nuevo año se debe evitar realizar dietas estrictas o retomar el ejercicio con mayor intensidad. Lo más importante es estar guiado por un profesional en las dos áreas, que acompañen el proceso de la mejor manera.

  NOTICIAS RECOMENDADAS