Disminuir medidas, un proceso cada vez más efectivo

04 de diciembre de 2019 03:55 PM
Disminuir medidas, un proceso cada vez más efectivo
Se trata de un procedimiento no invasivo que logra su objetivo sin generar incapacidad. /FOTO RF123

ENVIAR PÁGINA POR CORREO

La belleza continúa tomando técnicas, que hacen un aporte positivo a procedimientos cada vez más seguros y con los resultados esperados. En este proceso, la unión de tecnologías es fundamental para llegar a ese propósito.

Aparatología de última generación interviene en estos procedimientos, que requieren del entrenamiento riguroso a médicos especialistas, llevando a un tratamiento óptimo, con los resultados esperados, indica el médico dermatólogo Sergio Martínez Lecompte.

Cuando de reducción de medidas se trata, hay una ‘alianza’ de técnicas que llevan a este propósito, advierte el doctor Martínez. Una de ellas es la ‘Radiofrecuencia selectiva sin contacto’, que actúa mediante un equipo novedoso que a través de unos electrodos conectados de forma simultánea y como su nombre lo indica, sin contacto con el cuerpo del paciente.

Este procedimiento trabaja con una energía de radiofrecuencia emitiendo una energía de radifrecuencia, llevando a un calentamiento de la capa de la grasa, pero protegiendo la piel. Su misión es disminuir medidas, comparable con una cirugía.

Con este aumento de temperatura, se produce la ruptura de los adipositos, que son las células de la grasa, permitiendo la disminución localizada de medidas. Es de aclarar que se trata de un procedimiento seguro que no va a aumentar colesterol en los pacientes y sus contraindicaciones están en evitar personas con implantes metálicos en el cuerpo, embarazo y lactancia, lo mismo que padecimientos de cáncer.

En la Radiofrecuencia selectiva sin contacto se requieren entre cuatro y seis sesiones para alcanzar el objetivo, obviamente como se aclaró inicialmente, la combinación de técnicas hace que esto sea más efectivo.

En ese sentido también se incluye el tratamiento denominado ‘Ondas de choque acústicas’, que funciona por medio de una máquina que produce una vibración a nivel subdérmico, llegando a estimular el drenaje celular y la microcirculación nueva, es decir, una renovación de la piel de manera interna, advierte Sergio Martínez.

Una tercera técnica entra a hacer parte de este proceso y es la ‘Radiofrecuencia con contacto’, que usa la misma tecnología de la Radiofrecuencia selectiva sin contacto, pero diferenciándose al hacer relación en zonas especiales.

Su aplicación depende de dos cabezales, uno facial que usa la radiofrecuencia de rejuvenecimiento y el corporal, competencia en este procedimiento y que se maneja en las zonas donde está la grasa localizada.

Estas tres tecnologías manejan un protocolo donde se hace combinación para llegar a una rápida disminución de medidas. Generalmente el paciente pasa por cada uno de estos equipos en un tiempo establecido.

Algunos pacientes pueden elegir sólo uno de estos, según su necesidad y en lo que respecta a edades, lo ideal es que se trate de personas mayores de edad que tengan en mente realizarse una cirugía, pero que al final opten por este tratamiento no invasivo.

La mayor ventaja de este tratamiento es que no sólo se centra en bajar la grasa localizada y por ende las medidas, se ha comprobado que además tensa la piel haciéndola más lozana, de otra parte no genera incapacidad.

El cambio después de la aplicación es progresivo, se va haciendo evidente en un tiempo de cuatro a seis semanas, algo que compite con una liposucción que si bien es muy efectiva, puede presentar irregularidades en la piel, pequeñas cicatrices, anestesia general y postoperatorio con fajas.

Ahora te puedes comunicar con El Universal a través de Whatsapp

  • Videos
  • Mensajes
  • Fotos
  • Notas de voz

cuando seas testigo de algún hecho noticioso, envíalo al: 321 - 5255724. No recibimos llamadas.

LEA MÁS SOBRE Revista viernes

DE INTERÉS