Revista viernes


El cáncer de mama y su ruta de atención

Se trata del cáncer más frecuente en la mujer a nivel mundial y Colombia no es ajena a este mal, con cifras alarmantes

REVISTA VIERNES

22 de octubre de 2020 10:49 AM

Todos los meses deberían ser rosa, porque la lucha contra el cáncer de mama es de todos los días. La conmemoración de esta fecha empezó en Texas en 1983, motivada por Nancy Brinker en memoria de su hermana Susan Komen, quien fue diagnosticada con esta enfermedad a los 36 años y falleció 2 años después. La fundación fue creada y se dedicó a brindar ayuda a pacientes, promover la detección oportuna y derechos.

“El cáncer de mama es un problema de salud pública, con una mortalidad importante en los países en vía de desarrollo, atribuible en un porcentaje no despreciable a las barreras en el acceso a los servicios de salud (oncológicos), aunque ya la ley exige una atención integral”, indica el médico mastólogo Jorge Castilla.

Se trata del cáncer más frecuente en la mujer a nivel mundial y Colombia no es ajena a este mal, con cifras alarmantes. Para el año 2018 se detectaron más de 2 millones de casos nuevos y el país presenta 13.380 casos nuevos por año, ocupando el primer lugar en mortalidad por este padecimiento.

“Si bien en Colombia hay muchas normativas, leyes y decretos que favorecen a los pacientes, en la práctica no se cumplen a cabalidad, sumado a los problemas del sistema de salud (sin pandemia), observando demoras en el inicio del tratamiento oncológico de 90 a 240 días, siendo estas demoras multifactoriales, comparado con el tiempo que nos da la ruta de atención en cáncer de mama, pues el ideal es de máximo de 45 días”, agrega el especialista.

Para el doctor Castilla, existen dos problemas, el primero tiene que ver con la no realización del tamizaje adecuado, el cual debe de ser del 100% y solo llega al 33 %. De otra parte, la detección temprana no se realiza en forma adecuada, toda vez que el tiempo que transcurre entre caso sospechoso, diagnóstico e inicio del tratamiento son muy extensos y oscilan (90 a 240 días) impactando estas demoras en los desenlaces negativos.

Para tener en cuenta

Qué intervenciones debemos hacer para mejorar los tiempos oncológicos en pacientes con cáncer de mama:

• Autoexamen a partir de los 20 años.

• Examen clínico de mama a partir de los 40 años.

• Fomentar la mamografía de tamización.

• Identificar población de riesgo (mayores de 50 años) y hacer campañas dirigidas a esta población.

• Mejorar los tiempos en ruta de atención, mejorando la integralidad (evitar la fragmentación de los servicios).

• Fortalecer las alarmas en los puntos críticos de la ruta (consulta externa-radiología-biopsias-inicio de tratamientos).

• Fortalecer las unidades oncológicas.

Cabe anotar que es de suma importancia la identificación de riesgos individuales, principalmente en pacientes menores de 50 años, ya que en este grupo etéreo se incrementó la incidencia de cáncer de mama en un 33%.

Signos de alarma

• Cambios en la piel de mama (enrojecimiento-piel de naranja)

• Masa de consistencia dura.

• Secreción por el pezón en forma unilateral y espontánea.

• Cambios en la piel del pezón (enfermedad de Paget del pezón)

• Anormalidades en las imágenes mamarias.

Es muy importante indicar que el cáncer de mama no se puede prevenir, sin embargo las intervenciones que se hagan al llevar un estilo de vida saludable, realizar actividad física, bajar de peso, no consumir alcohol, no fumar, y una alimentación rica en verduras y frutas, ayuda a disminuir esa probabilidad. Normalmente en un 85% de los casos no se encuentran factores de riesgos conocidos y solo en 10 o 15% es atribuible a daño genético siendo el gen BRCA 1 y 2 el más conocido.

Si los profesionales diagnostican un cáncer de mama en estadios tempranos y se recibe un tratamiento oportuno, la tasa de curación es hasta del 98 %.