Revista viernes


El dengue continúa, debemos aprender a identificarlo

La enfermedad tiene un comportamiento estacionario, con la mayoría de los casos ocurriendo durante la primera mitad del año.

REVISTA VIERNES

26 de mayo de 2023 12:00 AM

El dengue es una enfermedad transmitida por mosquitos, que en este momento representa una amenaza significativa para la salud pública en Colombia. En diferentes departamentos, las alertas están encendidas por el aumento de contagios y casos que han causado incluso la muerte. De acuerdo con los informes entregados por el INS (Instituto Nacional de Salud), el acumulado de casos en este año es más de 34.895 casos, de los cuales el 55,5% no presentan signos de alarma, el 43.2% tienen importantes signos de alarma y el 1,3% manifiesta dengue grave.

Por eso, Infectoweb, portal educativo actualizado en el sector salud, hace énfasis no solo en la identificación de las fases de la sintomatología, sino también, en el llamado a la población para la prevención y educación sobre esta afección. En primera instancia, es esencial comprender que, el mosquito es más activo en horas de la mañana y al anochecer, teniendo en cuenta que las hembras, son las responsables de la transmisión de enfermedades debido a la necesidad de sangre para el desarrollo de sus óvulos y metabolismo, por lo tanto, buscarán sangre cada 3 ó 4 días, por lo que alejarlos en todo momento del día se convierte en una importante tarea. (Lea aquí: Ojo con esos dolores de cabeza, no todos son iguales)

Como en cualquier enfermedad, la automedicación debe descartarse, porque puede empeorar el pronóstico.

El aumento de casos en departamentos como Antioquia, Santander, Meta, César, Cundinamarca y Valle del Cauca; puede deberse a que el dengue tiene un comportamiento estacionario, con la mayoría de los casos ocurriendo durante la primera mitad del año, coincidiendo con los meses más cálidos y lluviosos que favorecen la proliferación del mosquito Aedes aegypti, por lo que se deben eliminar de los hogares los recipientes que puedan acumular agua al aire libre, como macetas y botellas, cubrir adecuadamente los tanques y depósitos de agua, tirar la basura en bolsas de plástico cerradas evitando la acumulación de residuos, uso de toldillo, protección de puertas y ventanas, uso de repelentes, entre otras medidas necesarias.

El doctor Carlos Pérez, Médico infectólogo y fundador de Infectoweb, resalta que “es importante conocer los síntomas del dengue y diferenciarlos de otras enfermedades transmitidas por mosquitos. Los signos pueden variar desde una fiebre moderada a una fiebre alta incapacitante, con dolores de cabeza intensos, dolores musculares, articulares, y sarpullidos. En casos graves, pueden presentarse complicaciones, dificultad para respirar y sangrado grave”. Así pues, existen 3 fases de la enfermedad desde el momento del contagio.

Fase febril: dura de 2 a 7 días y suele acompañarse de enrojecimiento facial, eritema, dolor corporal generalizado, mialgias, artralgias, cefalea y dolor retro-ocular. Pueden presentarse manifestaciones hemorrágicas menores, como petequias y equimosis en la piel. Los pacientes que mejoran después de que baja la fiebre, se consideran casos de dengue sin signos de alarma.

Fase crítica: cerca a la desaparición de la fiebre, cuando la temperatura desciende a los 37,5°, por lo general, en los primeros 3 a 7 días de la enfermedad, puede aumentar la permeabilidad capilar paralelamente con los niveles del hematocrito. Los pacientes que empeoran con la caída de la fiebre, son catalogados como casos de dengue con signos de alarma.

Fase de recuperación: cuando el paciente sobrevive a la fase crítica (la cual no excede las 48 a 72 horas), empieza a mostrarse una mejoría del estado general, se recupera el apetito, mejoran los síntomas gastrointestinales, se estabiliza el estado hemodinámico, y se incrementa la diuresis.

Al detectar o tener sospechas de haber contraído la enfermedad, no es recomendable la automedicación, ya que el uso de medicamentos salicilatos, como la aspirina, pueden provocar hemorragias masivas o el uso de antibióticos será inefectivo, puesto que el dengue es producido por un virus, y los antibióticos solo atacan bacterias. Por eso, los tres pilares fundamentales del tratamiento son, según el caso, líquidos por vía oral o intravenosa, reposo en cama o atención hospitalaria, alivio de los síntomas generales y control de la fiebre, junto con la vigilancia de los signos de alarma (dolor abdominal intenso y continuo, vómitos frecuentes, somnolencia o irritabilidad así como sangrado de mucosas, incluido el sangrado excesivo durante el periodo menstrual).

Finalmente, la necesidad de la vacunación está presente en los índices de aumento de contagio, en la 17a Conferencia de la Sociedad Internacional de Medicina del Viajero se presentaron los resultados de la investigación clínica del estudio de eficacia sobre la vacuna tetravalente contra el dengue, vacuna TAK-003 del laboratorio Takeda, que demostraron que la aplicación de esta vacuna logró prevenir el 83.6% de las hospitalizaciones y el 62% del dengue en general, sin riesgo de seguridad significativo detectado durante los tres años posteriores a la inoculación. Actualmente, esta vacuna ya se encuentra aprobada por parte de la autoridad sanitaria de la Unión Europea, y de países como Brasil y Argentina, y en etapa avanzada de aprobación en países como México y Colombia.

Comentarios ()

 
  NOTICIAS RECOMENDADAS