Revista viernes


El poder en la voz de Natalia Jiménez

Positiva y perseverante, aun con todo en contra, Natalia no ha dejado de disfrutar cada paso en el camino de la música.

HEIDI LLANES

18 de noviembre de 2022 08:00 AM

“Estamos de vuelta”. Con esa afirmación contundente se presenta Natalia Jiménez, la artista española que ha cautivado a un exigente público desde hace dos décadas, tiempo en el cual su versatilidad es evidente, así como el marco musical que le ha dado a su carrera asentada en México.

Precisamente celebra esos 20 años en los escenarios y como no tiene otra forma para hacerlo, se ha volcado en una gira que se inició en Puerto Rico, y que se extiende por Latinoamérica incluyendo a Colombia en el primer trimestre del próximo año.

“Antología 20 años tour”, es el nombre que identifica esta temporada viajera, que incluye conciertos con una temática cronológica rememorando los comienzos de la cantante hasta posarse en estos tiempos. El éxito no se hizo esperar y luego de presentaciones memorables, el objetivo es llegar a Estados Unidos y España, dos mercados que la aclaman.

La carrera de Natalia dio un giro radical cuando decidió emprender el camino como solista tras una célebre temporada al lado de la agrupación “La Quinta Estación”, experiencia que le enseñó los pormenores de lo que sería en adelante transitar por el arte y hacerlo muy suyo.

Con los discos ‘México de mi corazón’ di rienda suelta a lo que quería, cambiar de estilo y sin miedo”

Natalia Jiménez

Aunque tiene claro lo que pretende hacer siempre, no ha encontrado impedimentos cuando de grabar en otro género se trata, así fue como hace algunos años se dio un aire en la música de acordeón al lado de Jorge Celedón. Talentosa y carismática, sin embargo, el poder de su voz es el elogio más acertado, seguido de la puesta en escena que se fundamenta en el buen gusto y la elegancia que la acompaña.

El poder en la voz de Natalia Jiménez

El balance y lo que vendrá

Con prácticamente la mitad de tu vida en el escenario, ¿Qué balance tienes?

Muy bueno y estoy feliz. Me gusta lo que hago y lo disfruto cada día, lo que más me gusta en esta vida es subirme al escenario, no me veo haciendo otra cosa, lo mío es cantar, componer y estar en el estudio y estos 20 años han sido para eso.

¿Cómo has manejado la evolución musical?

Cuando empecé con La Quinta Estación, hacía pop, aunque antes de eso cantaba blues, era bastante hippie. Al llegar a México me cautivó su música en las voces de Juan Gabriel, Rocío Dúrcal, Lola Beltrán, entre otros, y empecé a componer en ese estilo, como pasó con “Me muero”, “Recuérdame”, muy corta venas, siempre con el deseo de entrar al regional, porque era lo que quería representar. En las rancheras puedo cantar todo lo que me dé la gana.

¿Qué significaron los discos “México de mi corazón” en tu vida?

Ahí di rienda suelta a lo que quería, cambié de estilo y sin miedo. Un día Juan Gabriel me dijo que lo intentara, que tenía todo para hacerlo, ha sido un antes y un después en mi carrera, porque sabía que era lo que más me iba a funcionar. Escogí canciones que significan mucho para mí y eso estaba claro al buscar el repertorio, lo más difícil fue llamar a los colegas para las colaboraciones, aunque todos dijeron que si.

“Antología” es una gira, también es un álbum, ¿Cómo se creó?

Aún está en proceso de producción en Los Ángeles, y lo que quería era celebrar las grandes canciones que he cantado a lo largo de la carrera, y que los nuevos fans puedan escuchar versiones actualizadas con mejor sonido.

A medida que pasan los años les encuentro significados nuevos a cada canción, por ejemplo, “Algo más” se la escribí en su momento a un chico con el que salía y nunca se la aprendió, pero ahora que soy mamá le encuentro otro sentido completamente distinto.

¿Vendrán cambios musicales en este álbum?

Se mantendrá el pop porque muchas de esas canciones se conocen en ese género, algunas tendrán un pequeño cambio, pero mínimo.

Estuviste en “El Rey”, ¿Volverías a actuar?

Me encantaría. Me divertí muchísimo en mi personaje de “Cordelia Vélez”, un homenaje a Chavela Vargas. Jaime Camil y todo equipo de Netflix y Caracol fueron buena onda conmigo y aunque tenía una experiencia de grabar pilotos en algunas series de televisión, nunca salieron, entonces este fue mi debut.

Has sido juez de La Voz Kids, Operación Triunfo, ¿Cómo ves ese talento emergente?

La temporada que gané en Colombia con María Liz Patiño, me sorprendió por la calidad de artistas infantiles, no fue fácil, pero me dio mucho gusto y la chica se esfuerza mucho por ayudar a otros niños.

¿Qué significa México en tu vida?

Es mi casa, donde está mi corazón, mi vida y mi trabajo, amo ese país y me siento una más. Ahora vivo a caballo entre México y Estados Unidos donde está mi hija.

Además de ser artista, eres un ícono de moda, ¿Cómo ha sido crear ese estilo?

Me encanta la moda y los trapos. En mi vida diaria soy muy normal, pero para el escenario me encantan los vestidazos y el peinado, amo los años 60 y 70, cuando las artistas se vestían divinas como estrellas de cine, y gracias a Benito Santos, encargado del vestuario de la gira, he conseguido ese look que buscaba.

¿Cómo compaginas tu rol de mamá con la vida artística?

Me gustaría poder llevarla a México para que vea cómo trabajo, pero ahora su padre no la deja, entonces se me complica y me quita muchos días al año para estar con ella, por eso trato de pasar tiempo en Miami. Veo a Alessandra como mi “clon”, es igualita a mí.

¿Crees en ti?

Si. Me ha costado mucho, cuando compuse esa canción era para creérmelo, he pasado momentos muy difíciles en los últimos 12 años en los que no he hablado, algún día lo hare, pero ahora estoy en un momento de mi vida que canto “Creo en mi” con mucho orgullo, y más cuando veo a cuanta gente ha tocado esa letra.

  NOTICIAS RECOMENDADAS