Revista viernes


El VPH es una realidad, y puede convertirse en cáncer

La enfermedad se torna más peligrosa al ser tan silenciosa, que quienes la padecen pueden no saberlo.

REVISTA VIERNES

02 de diciembre de 2021 07:34 PM

El Virus del Papiloma Humano (VPH) es el grupo de infecciones que se transmite por vía sexual más común que existe. Por lo general, en su grado más inofensivo este desaparece espontáneamente; sin embargo, puede llegar a provocar verrugas genitales e incluso convertirse en un cáncer cuando su manifestación es más agresiva.

Cada año, aproximadamente 660 millones de personas en todo el mundo son infectadas con VPH. Según cifras, se estima que 14 millones de ellas en Estados Unidos serán infectadas anualmente con este virus y se calcula que cada hora se presentan 40 nuevos casos de verrugas genitales en ese país. Como si fuera poco, el 50% de las nuevas infecciones ocurren en personas de 15 a 24 años.

El virus puede desaparecer en algunos casos, en los más graves se convierte en cáncer.

Aunque existen más de 40 tipos de VPH genital, solo algunos pueden causar determinados cánceres tanto en hombres como en mujeres. De acuerdo con cifras del Centro para el Control y la Prevención de Enfermedades de Estados Unidos, el virus fue responsable de un promedio anual estimado de 34.800 casos de cáncer entre 2012 y 2016. De esta cifra, 32.100 casos al año (92%) se hubieran podido evitar.

El VPH es una cuestión seria, un gran número de casos pueden llegar a eliminarse solos, y de no suceder, puede convertirse en un cáncer de cuello uterino, anal o incluso vaginal. Estar informado es el primer paso para ayudar a proteger tanto a mujeres como hombres de esta enfermedad.

Es importante resaltar lo anterior, pues muchas personas que tienen la enfermedad ni siquiera lo saben porque a menudo no presentan signos ni síntomas, por esta razón cualquiera puede contraerlo o transmitirlo sin siquiera saberlo.

Ante estos riesgos, hay que prestar particular atención a cómo se puede contagiar. La exposición al virus puede ocurrir con cualquier tipo de experiencia sexual que implique contacto genital con alguien que tenga VPH, ya sea oral, vaginal o anal. A su vez, las relaciones sexuales no son necesarias para el contagio, pero son la forma más común de contraerlo. De hecho, alrededor del 91% de los hombres y 85% de las mujeres sexualmente activos adquirirán en su vida alguna infección genital causada por el virus.

Aunque sea muy peligroso, se puede prevenir siguiendo estas recomendaciones:

Limitar el número de parejas sexuales: Aunque no hay forma de saber si una pareja puede exponer a su compañero al VPH, limitar la cantidad de parejas sexuales puede ayudar a reducir las posibilidades de contraer el virus.

Utilizar preservativos: Los preservativos pueden reducir el riesgo de contraer VPH si se usan todo el tiempo y de forma correcta. Sin embargo, las áreas que están descubiertas son vulnerables al virus.

Practicar la abstinencia: De acuerdo con los Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades (CDC), la forma más confiable de prevenir la infección genital por VPH es abstenerse de la actividad sexual.

Concertar citas con el médico en el futuro: La verdadera protección comienza al conocer los hechos. Por eso, es importante visitar al médico periódicamente.

  NOTICIAS RECOMENDADAS