En el corazón de la Virgen de la Candelaria

31 de enero de 2019 05:57 PM
En el corazón de la Virgen de la Candelaria
La Virgen de la Candelaria nos protege permanentemente con esa atarraya, herramienta de trabajo de nuestros pescadores. /FOTO CORTESÍA

ENVIAR PÁGINA POR CORREO

Mañana 2 de febrero se celebra la fiesta de la Virgen de la Candelaria, Patrona de Cartagena. Durante estos días los devotos suben al Convento diariamente a rezar la novena. Me encuentro entre ellos. La Virgen luce siempre esplendorosa con sus vestidos donados por almas devotas. Me llamó mucho la atención el que lleva en estos días, además de ser muy hermoso tiene algo distinto, es tejido totalmente a mano con un manto abierto. Ya me había llegado a través del chat, una reseña corta sobre este vestido.

Quise enterarme de primera mano sobre los detalles. Averigüé con el Padre José Beltrán, Prior del Convento. Me refirió al Padre Fabián quien había recibido el vestido. He aquí el relato del padre:

“Hacia el mes de diciembre, estaba yo recién llegado al convento cuando vino una señora artesana de aquí de la ciudad de Cartagena y me cuenta que la Virgen siempre la había acompañado desde niña. Había quedado huérfana muy pequeña. Ella enfermó y el año pasado participó en la novena pidiéndole a la Virgen que la ayudara a mejorar su salud. Le insistía que la aliviara.

El sueño

Cuenta que tuvo un sueño y ve un vestido muy bonito. Se pregunta: “¿De quién es ese vestido?” Y una voz le contesta: “Mío”. ¿Pero quién es mío?–“Yo , tu Madre, la Santísima Virgen María.”

“-¿Pero quién hizo ese vestido tan bonito?” Y la Virgen le contesta : Tú.

“-Pero como te lo voy a hacer yo si no se tejer vestidos.

“¿Dónde voy a conseguir ese material?”

Sin embargo fue a consultar un sacerdote que le dijo que esos vestidos eran muy costosos y sólo la gente pudiente podía costearlos Ella se decepcionó.

Volvió a soñar con la Virgen y ella misma le indicó donde podría conseguir unos hilos a un precio bien barato. Como no tenía todo el dinero le solicitó al vendedor que se los guardara hasta reunir la totalidad de la plata para comprarlos.

Al ver sus hijos el interés y la determinación de su madre, decidieron apoyarla y compararle los hilos.

Comenzó por averiguar en el convento, las medidas del vestido y quedaron en enviárselas pero por una u otra razón, se embolataron.

Significado del vestido

La misma Virgen le reveló en otro sueño las medidas exactas y que el vestido del niño debía tener el tamaño de un bebecito. Le indica cómo debía ser el manto y su significado. Debía ser tejido como una atarraya porque con ella arropa a todos los cartageneros porque Ella es su Madre. Luego le pide tejer 40 rosas rojas al borde del vestido. Al preguntarle el significado de las 40 rosas rojas, me contestó: “Eso si no me lo dijo”.

Ya nosotros, haciendo la interpretación, tiene que ver con la presentación del Niño Jesús en el templo, a los cuarenta días según la ley y el color rojo es el sacrificio. Recordemos las palabras de Simeón que le dice a María: “Una espada atravesará tu corazón”.

El Padre Fabián termina su relato diciéndonos que la señora no quiere revelar su nombre. Ella no le interesa otra cosa distinta que agradecerle a la Virgen lo que hizo de aliviarle sus dolencias.

Con este relato no podemos sino llenarnos de alegría. La Virgen de la Candelaria nos protege permanentemente con esa atarraya, herramienta de trabajo de nuestros pescadores. Además nos lleva en su corazón de Madre y nos invita a acudir a Dios como lo hizo ella a los 40 días, cuando presenta a Jesús en el templo y a esperar de ella su mediación en todas nuestras necesidades.

Ahora te puedes comunicar con El Universal a través de Whatsapp

  • Videos
  • Mensajes
  • Fotos
  • Notas de voz

cuando seas testigo de algún hecho noticioso, envíalo al: 321 - 5255724. No recibimos llamadas.

LEA MÁS SOBRE Revista viernes

DE INTERÉS