Revista viernes


Enfermedades mentales, la nueva pandemia

Muchos son los padecimientos que van encadenados a la sensación de incertidumbre y que pueden derivar en trastornos mentales

HEIDI LLANES

02 de diciembre de 2020 09:20 PM

La situación estresante que se vive es generalizada y cuando ya culmina este año en medio de incertidumbre, los efectos psicológicos empiezan a verse reflejados. La amenaza de un nuevo brote de Covid-19 y la esperanza de la vacuna, se confunden en la percepción de la población, que se enfrenta cada vez más a algo desconocido.

En este orden de ideas, el bienestar general se vio socavado, la estabilidad económica se perdió para la gran mayoría y aparecen sentimientos negativos que tomaron ventaja frente a la realidad, por tanto se habla de un cúmulo de enfermedades mentales que tendrán desarrollo en este periodo.

Teniendo como base lo anterior, el médico psiquiatra de la Clínica La Misericordia, Ricardo Haydar Ghisays, da respuesta a algunos de los interrogantes más comunes por esta época y que se relacionan con la pandemia y las enfermedades mentales, una relación complicada que tendrá a futuro mayores consecuencias.

Se habla de una nueva pandemia, la de las enfermedades mentales, ¿qué tan graves pueden llegar a ser?

Indudablemente que la pandemia por Covid-19 ha generado múltiples cambios en la sociedad desde el punto de vista social, familiar y económico. El aislamiento social, las restricciones, la desinformación, la privación de la libertad, y la incertidumbre, producen descontrol en los impulsos y emociones, llevando a las personas a presentar estrés que puede aparecer como causa primaria o secundaria a enfermedades pre existentes, tan graves que han disparado los casos de ansiedad, depresión y suicidio.

¿Qué generó específicamente el crecimiento de esos padecimientos?

El desplome de la sociedad desde el punto de vista económico, la incertidumbre a enfermar y perder todo o perder a los seres queridos. No saber que va a pasar en el futuro inmediato – “lo peor que le pude pasar al ser humano es no saber qué le pasa” -, esto genera los máximos miedos y temores en una sociedad.

¿Cómo se pueden identificar?

Muchas personas empiezan a somatizar creyendo que su enfermedad es orgánica. Consultan por urgencias o buscan asesorías virtuales tratando de mitigar su dolor o malestar. Estas situaciones de estrés producen fuertes descargas de adrenalina que aumentaría el cortisol en sangre, este a su vez repercute en el organismo cambiando su metabolismo. Los primeros síntomas pueden estar representados por alteraciones cardiovasculares, gastrointestinales, metabólicas (lípidos y azúcares) y músculo esqueléticas. Posteriormente aparece la ansiedad, tristeza, desánimo, adinamia y el insomnio.

¿Cuáles serán los padecimientos más comunes?

Hay muchas patologías que se pueden presentar dependiendo de la personalidad previa, nivel cognitivo, grado de seguridad VS. inseguridad. Trastorno de ansiedad, trastorno mixto de ansiedad y depresión, trastornos por somatización, depresión mayor, trastornos del sueño, e inclusive el suicidio.

¿Están relacionados con alguna enfermedad de base?

Cómo expresé anteriormente, puede aparecer como una enfermedad primaria o exacerbar enfermedades pre-existentes como trastornos depresivos, trastornos afectivos, trastornos de ansiedad generalizada y trastornos obsesivos, comprometiendo la esfera del pensamiento con ideas referentes y delirantes.

¿Cuál sería la población más vulnerable de sufrir alteraciones emocionales?

Cualquier persona podría verse afectada ante esta situación, pero es más propenso en personas que hayan sufrido estados de ansiedad previo, personas con fuertes pérdidas económicas, laborales y familiares.