Facturación electrónica, un orden controlado

08 de agosto de 2019 03:50 PM
Facturación electrónica, un orden controlado
Dentro de los beneficios que se le pueden anotar a este sistema, está el recaudo más rápido por parte del Estado. //FOTO RF123

ENVIAR PÁGINA POR CORREO

En los últimos meses, mucho se habla de la implementación de la factura electrónica en Colombia, un tema que llama la atención y que se puede definir como una herramienta tecnológica que permite controlar o disminuir la evasión.

Ese control o disminución de la evasión, se hace posible, toda vez que la facturación electrónica está en línea con la Dirección de Impuestos y Aduanas Nacionales -DIAN-, de otra parte, se trata de un sistema asincrónico, es decir, que su proceso culmina o se formaliza a las 48 horas, indica el Contador Público César Angulo.

Este sistema de facturación electrónico ya está implementado en algunos países de América Latina, como Chile, Brasil y México, en Colombia, Ecuador y Perú, está ad portas de su funcionamiento, por lo que ya es prácticamente una obligación efectuarlo, advierte el profesional.

Es de tener en cuenta, que se ha detectado que el 62% de las facturas que se hacen en el país, corresponden a los grandes contribuyentes, es decir, las empresas que tienen la carga tributaria más grande y por tanto son quiénes ya deben tener el sistema de facturación electrónica.

Un gran logro

De la facturación electrónica se habla muy seriamente desde el año 2014 y su implementación se logra, según información suministrada por los portales de la DIAN, a través de una inversión que el Estado obtuvo de parte del Banco Interamericano de Desarrollo.

La facturación electrónica es un título legal sobre el cual se pueden ejercer derechos como los títulos de papel. Es de advertir, que la factura conlleva una serie de requisitos para poder ejercer derechos cuando se realiza una compra, por tanto debe tener la firma de quien recibe el producto aceptándola, sin embargo en este sistema de información, están implementando que además deba ser firmada por el responsable de la venta, indica Angulo.

Dentro de los beneficios que se le pueden anotar a este sistema, indica el especialista, está el recaudo más rápido por parte del Estado, de la misma manera, la información más veraz para los departamentos de estadísticas, que pueden determinar de forma certera las tendencias en consumo de los contribuyentes. Inicialmente los grandes contribuyentes deben acogerse a este sistema, sin embargo, ahora existe un plazo para el resto de la población, que se cumplirá en su totalidad a partir del año 2021.

De otra parte, también existe una figura llamada “Régimen simple”, que se aplica a quienes tienen ventas inferiores a 2 mil millones, para lo cual se consolidó una tarifa y declaración de sus obligaciones, que incentiva la formalización de pequeñas empresas.

En este caso la facturación electrónica se suma y la DIAN sabrá en tiempo real los movimientos de las empresas, así como las personas naturales, que también entran en este grupo y con esta figura, tal es el caso de profesionales de la medicina.

En el tema de la facturación electrónica se van a registrar tres medios disponibles para los contribuyentes. El primero va dirigido a las personas naturales o jurídicas que sus empresas no cuentan con recursos para invertir en un software, a quienes la DIAN les suministrará un portal gratuito.

El segundo adopta un software más económico mediante compra para tramitar esa facturación electrónica que llegará directamente a la División; y el siguiente, es un sistema más robusto y de mayor inversión que estará configurado y concadenado con el software, llevando esa información inmediatamente a la DIAN. Este cambio en la cultura tributaria es obligatorio para el cual todos deben estar dispuestos.

Ahora te puedes comunicar con El Universal a través de Whatsapp

  • Videos
  • Mensajes
  • Fotos
  • Notas de voz

cuando seas testigo de algún hecho noticioso, envíalo al: 321 - 5255724. No recibimos llamadas.

LEA MÁS SOBRE Revista viernes

DE INTERÉS