Revista viernes


Hábitos literarios para 2021: retos y oportunidades para las regiones

El mayor reto para el sector es nivelar los indicadores de lectura entre las capitales y las poblaciones pequeñas del país.

REVISTA VIERNES

14 de enero de 2021 10:12 AM

Teniendo en cuenta el comportamiento registrado el año inmediatamente anterior, cuando el confinamiento tomó parte en muchos aspectos favoreciendo algunos de ellos como la lectura, ya se hace la proyección de lo que será el 2021.

“El comportamiento de lectura será muy similar al de 2020, el cual estará motivado por el concepto de ‘nueva realidad’ que nos trajo la pandemia. A pesar que otras opciones de diversión se están abriendo paulatinamente, las personas seguirán pasando tiempo en sus casas y tienen claro que los libros son una excelente forma de entretenimiento, al mismo tiempo que se descansa de la sobrecarga de los aparatos electrónicos”, indica Juan José Daza, funcionario de Buscalibre para Colombia.

Según un estudio, las ciudades que mejores indicadores reportan en la compra de libros son: Bogotá con el 30%, Medellín con el 15%; y por su parte, Bucaramanga, Manizales, Pereira y Armenia, que históricamente estaban por debajo del 3% de la participación, ahora representan el 5% del total de las ventas en el país. La región con el mayor reto de crecimiento es la Costa Caribe, que a pesar de contar con grandes centros de concentraciones de personas como son Barranquilla y Cartagena, aún no alcanzan un alto índice en la relación entre el número de compradores y su población.

El interés por la lectura en Colombia crece demográficamente, ciudades intermedias como Pasto y Valledupar alcanzaron en los últimos meses el dígito en este indicador. Un balance positivo y consistente con lo que ha sido la evolución del mercado en la población, motivada en gran parte por las medidas de aislamiento preventivo y los largos periodos que las familias están pasando en sus casas.

“Las ciudades capitales presentan indicadores de lectura más altos que las poblaciones intermedias o menores, lo que se debe, principalmente, a la ausencia de una oferta seria y estable de libros en algunas regiones, el limitado acceso a internet para hacer pedidos y la creencia del alto costo del envío de este tipo de productos”, comenta Daza.

Para 2021 se espera que los géneros literarios que tengan un mejor comportamiento sean los de Bienestar y Autoayuda principalmente y manteniendo así, la preocupación de las personas por adoptar un mejor estilo de vida, el cual se incrementó con lo vivido con la pandemia el año pasado.