Maestría en Gestión de la Innovación, la mejor estrategia de cambio

21 de febrero de 2019 10:17 AM
Maestría en Gestión de la Innovación, la mejor estrategia de cambio
La clave para innovar es tener la capacidad de entender la divergencia y convergencia de las situaciones para desplegar ideas que planteen cosas nuevas. FOTO CORTESÍA UTB

ENVIAR PÁGINA POR CORREO

Hoy en día no resulta extraño escuchar hablar de innovación y la relevancia que tiene en todos los ámbitos de la vida. La innovación, vista como un proceso de construcción de valor, le permite al ser humano retarse de manera constante en la creación de nuevas formas de ser y hacer. En este sentido, es por medio de una cultura de innovación que las personas pueden transformar territorios y hacer la vida en éstos más fácil.

La clave para innovar es tener la capacidad de entender la divergencia y convergencia de las situaciones para desplegar ideas que planteen cosas nuevas. De esta forma, no podemos hablar de innovación sin hablar de imaginación, como la capacidad de generar ideas, y de creatividad como la capacidad de gestionar nuevas cosas en la vida de las personas y en las estructuras de las organizaciones.

“El enfoque principal de la innovación centra sus esfuerzos en las personas, no solo para generar cambios, sino acciones que le permitan hacer cosas nuevas constantemente. Si bien en la innovación hay reglas, hay mucha flexibilidad porque es lo que va a permitir que las personas actúen y cuando se permite eso hay mayor oportunidad de innovar”, explica Luis Carlos Arraut, Director de la Maestría en Gestión de la Innovación de la Universidad Tecnológica de Bolívar.

Gestionar la innovación le permite al ser humano transformar su entorno a nivel personal, empezar a hacer cosas diferentes; a nivel organizacional, crear nuevas cosas al interior de las compañías, y a nivel empresarial, para desarrollar nuevas ideas de negocios.

Es así como el reto no solo es aprender a innovar, sino convertirse en líder de innovación, a través de modelos que impulsen a las personas a investigar, crear, diseñar, implementar y gestionar la innovación a nivel macro y micro. “Macro en cuanto al sistema de políticas para la gestión de la innovación en territorios y la interacción entre los agentes que interviene. A nivel micro todo lo referente a la creación y gestión de novedosos modelos de negocio y las relaciones internas y externas necesarias para crear una cultura de innovación en las organizaciones”, puntualiza Arraut.

Para innovar hay que tener la habilidad de simular lo que se quiere hacer con recursos que permitan ver en la realidad lo que sobre el papel no se puede observar y eso es lo que, en últimas, hace que se tenga éxito.

En este sentido, se ha creado el primer laboratorio de innovación en una universidad: El Patio, Laboratorio de Creatividad e Innovación. Luis Carlos Arraut, quien además es su director y fundador, explica que el proceso investigativo del laboratorio se hace a la inversa del tradicional “parte de la realidad y se adapta a un marco teórico, viendo el emprendimiento y la innovación como una tarea práctica”.

La innovación está en lo básico, está en todo, y asumir una cultura de innovación permite a las personas construir su propia historia desde lo personal o profesional, generando así una verdadera transformación social.

Ahora te puedes comunicar con El Universal a través de Whatsapp

  • Videos
  • Mensajes
  • Fotos
  • Notas de voz

cuando seas testigo de algún hecho noticioso, envíalo al: 321 - 5255724. No recibimos llamadas.

LEA MÁS SOBRE Revista viernes

DE INTERÉS