Natti Natasha, la bella apuesta del reggaetón

04 de julio de 2019 04:04 PM

ENVIAR PÁGINA POR CORREO

No hubo aventura, el enfoque estaba claro, las ganas de trabajar no mermaron y al ver que conectó, siguió. Con esto se puede definir la llegada de Natalia Gutiérrez Batista a Nueva York proveniente de su natal Santiago de los Caballeros en República Dominicana.

Con motivos, carisma y talento suficientes empezó este proceso que ya se había fundamentado con actividades artísticas propias de cada una de las etapas vividas, sin embargo, la jovencita iba por más, sabía que el tesoro estaba en su voz y allí también se anidaba el sueño no lejano de ser artista.

En el nada fácil, pero valeroso trasegar, encontró manos amigas y una de ellas fue la de Don Omar, quien no dudó un instante en involucrarla en el trabajo y exponerla ante las máximas autoridades del género para buscar su rumbo, en el mismo le cambió el nombre y hoy dice orgullosa que su mentor fue quien la rebautizó como Natti Natasha.

Es la figura sensual del reggaetón y una de las apuestas seguras del género. La dominicana Natti Natasha es pura energía en el escenario y sus notas melodiosas, al igual que sus videos, la tienen como la artista más buscada en YouTube, una conexión que se evidencia con su público y que ella atribuye a la manera clara de su mensaje en cada canción, además de indicarle que va por buen camino.

Natti Natasha recuerda sus inicios y se remonta a Nueva York, era la primera vez que no iba por vacaciones, sabía que a partir de ese momento todo sería trabajo y mientras se involucraba poco a poco en proyectos, ganaba más participación en canciones, hasta cuando llegó su momento esperado.

Nacer en República Dominicana expone e fuertes corrientes musicales, y en ella no hubo excepción. Su memoria se transporta a escuchar el merengue de Fernandito Villalona, Eddy Herrera, Las Chicas del Can, Johnny Ventura, Toño Rosario y un sinnúmero de artistas tan queridos, también se emociona con bachateros como Anthony Santos y Luis Vargas, sin embargo su sueño estaba en el género urbano, que toma mucha influencia de esas corrientes.

Natti Natasha advierte que su isla está en pleno Caribe y muy cercana al reggae jamaiquino, del cual también toma la cadencia y sensualidad y la traduce en esta música alegre y festiva de la cual ahora es embajadora, allí está su mayor inspiración.

Un álbum personal

Y llegó el primer álbum, como dice con su sonora carcajada, “por fin”. “Iluminatti”, así se llama, tiene parte de su nombre, la otra parte es ella misma en 17 canciones, lo define como un álbum conceptual, que sin planearlo de esa manera así salió.

Y si bien las colaboraciones son importantes en su proyecto, Natti Natasha quiso hacerlo prácticamente en solitario, sólo dos son colaboraciones, una junto a Kany García y la otra con Annita, dos mujeres a quienes admira, ellas representan el empoderamiento y la superación, por lo que fue un honor compartir.

La composición de este álbum ha sido muy variada, hay letras propias, pero también intervención de grandes representantes del género, como Daddy Yankee, fue un verdadero trabajo en equipo que aprovecho de diversas maneras la llegada de la musa.

Natti ha cantado con muchos artistas de renombre pese a su corta carrera, con todos se ha sentido cómoda y feliz, indica que cada interpretación es única y especial y la valora, afirma que le encantó hacer “Justicia” al lado de Silvestre Dangond, también disfrutó “Criminal” con Ozuna, un tema con el que considera pudo volver a decir “aquí está Natti Natasha”.

¡Ay Dios! es su muletilla en medio de un acento alegre y rememora las grabaciones con Thalía de “No me acuerdo”, Becky G. “Sin piyama”, Daddy Yankee, “Buena vida” y Bad Bunny “Amantes de una noche”, todas aportaron un hit a su exitosa trayectoria.

La controversia que rodea a las letras del reggaetón no la desvela, advierte que mientras se sienta cómoda cree que no hay problema, cada quien tiene su opinión y perspectiva de lo que hace y por tanto pide respeto.

Líder de su proceso

Natti Natasha es sinónimo de éxito, aunque no llegó de la noche a la mañana y como en todo triunfo, los sacrificios cuentan, son muchas las horas de trabajo por las que no puede compartir con su familia como quisiera, sin embargo, cree que es lo que necesita para llegar a dónde está.

Y como ya empezó a recoger los frutos, las vivencias son satisfactorias, las comparte con quienes más ama y con esos amigos que hacen parte de su núcleo más cercano, porque se involucraron totalmente en su proceso.

El apoyo incondicional de sus padres ha sido fundamental para afianzar su carrera, y si en un principio no entendían muy bien lo que significaba el género urbano, pues era su hija menor y les preocupaba que las cosas no funcionaran, hoy tienen la certeza de que va por el camino indicado.

Género urbano y mujer es una combinación actual, y Natti está allí liderando el movimiento. Cree que siempre ha estado mezclado, pero ahora las redes permiten mayor exposición y la inmediatez juega a su favor, lo mismo que la forma como llegan ante el mundo; antes dependían de una sola persona que tomara la decisión, ahora el público decide literalmente qué le gusta y de quién.

Natti Natasha tiene un papel muy importante al ser una de las voces del género y de aquellos en los que a su parecer se tomó el atrevimiento de compartir y participar, como la balada y la bachata, haciéndole honor a su tierra y con Iluminatti esa misión empieza a cumplirse.

Ve el futuro del género en crecimiento, además se ha enriquecido con las fusiones, y al hablar de su carrera, afirma que le falta muchísimo por hacer, para eso trabaja, pero igualmente espera la bendición de Dios para seguir llegando al corazón de la gente.

Ahora te puedes comunicar con El Universal a través de Whatsapp

  • Videos
  • Mensajes
  • Fotos
  • Notas de voz

cuando seas testigo de algún hecho noticioso, envíalo al: 321 - 5255724. No recibimos llamadas.

LEA MÁS SOBRE Revista viernes

DE INTERÉS