Revista viernes


La música, el “alimento” de Cimafunk

Precedido de un álbum debut que marcó su estilo, Cimafunk hace una novedosa propuesta para disfrutar.

HEIDI LLANES

07 de octubre de 2021 02:13 PM

Hace 4 años este nombre no era muy conocido en estas latitudes, lejos de los amigos por fuera de su natal Cuba, Cimafunk empezaba a cimentar el prestigio de un buen cantante, hasta cuando decidió lanzarse al ruedo y crear una nueva propuesta que lleva su sello y que hoy conquista el mundo.

Cimafunk tiene sonoridad, por una parte la creada por los esclavos cimarrones de su isla y por el otro, el encanto que le expresa al funk, un ritmo que lo identifica con el legado de África en Estados Unidos, de allí sale esa identidad que ahora lo expone en otros mercados.

Las sorpresas han sido una constante en la vida de este artista cubano, un álbum creado desde su más profunda naturalidad le llevó fuera de su tierra y recuerda que inició por Bogotá, a partir de allí se intensificaron las búsquedas de su propuesta, hasta llegar a convertirlo en un fenómeno musical.

Siendo independiente, la promoción y difusión suelen ser más lentas, sin embargo, el sonido captó atención y de esta manera empezaron a rodar canciones, dándole un sitio preciso a la propuesta de Cimafunk.

La reacción rápida del público fue la llave para que otros artistas entraran a buscar su colaboración. Omara Portuondo, la Orquesta Aragón y Alejandro Sanz, hacen parte de la lista de colegas que unieron su sonido y colmaron expectativas.

Se trata de un artista sin pretensiones, sabe que su universo es la música y que quiere poner a todos a habitarlo, su álbum debut, “Tearpia”, preparó el terreno para “El alimento”, un segundo disco que hoy ve la luz, celebrado con el lanzamiento del sencillo “Caramelo”.

Importantes figuras de la música se han sumado al proyecto, como es el caso de la agrupación colombiana ChocQuibTown.

Defensor de ese sonido que identifique el poder afrodescendiente que le inspira, Cimafunk recibe cada día más reconocimientos por su trabajo, donde además se cuenta su reciente inclusión en la lista de los Billboard.

Asentado en Francia, en medio de corrientes innovadoras, el cubano se alista para presentar hoy ese álbum que viene cargado de colaboraciones, donde además de Chucho Valdez, El Micha, CeeLo Green, George Clinton, Los Papines, Lupe Fiasco y Stylo G, está la agrupación colombiana ChocQuibTown.

“Es una gran satisfacción presentar este disco que encontró inspiración en tiempo de pandemia, porque si no había salidas, lo más provechoso era crear música, y más porque nunca hubo reunión con quienes lo integran, todo fue tomando forma desde la distancia y bajo la producción de Jack Splash, ganador de múltiples Premios Grammy.

“El alimento” se compone de trece temas y su título obedece a ese sustento que el artista mantuvo en cuerpo y alma durante el confinamiento, haciéndolo sentir útil en todo momento, porque su objetivo era sacar su disco.

Las colaboraciones tuvieron un proceso natural, porque si bien soñó trabajar con George Clinton, no pensó que se daría tan rápido, sin embargo, la costumbre de dirigirse directamente a los artistas, lo llevó a encontrar buenas respuestas e inmediatas. Conectar con alguien a través de la música, es su mejor forma de interacción.

Su primer viaje a Colombia lo puso en contacto con Goyo, Tostao y Slow, concluyendo en una amistad regida por la admiración que siempre ha profesado por el proyecto ChocQuibTown y la defensa de ese sonido afro que les identifica.

“Caramelo” es el sencillo que lanza y lo define como ese ritmo similar a la golosina que a todos les gusta. La temática de Cimafunk es bien particular, disfrutar del cuerpo y la sensualidad, es algo recurrente, porque como indica, es la existencia misma.

  NOTICIAS RECOMENDADAS