Revista viernes


La Virgen y la Cofradía del Tránsito, una historia para contar

Actualmente la corona de la Virgen del Tránsito se encuentra en custodia de la Arquidiócesis de Cartagena.

PRINCE MARTÍNEZ

20 de agosto de 2021 12:00 AM

El pasado 15 de agosto, la iglesia católica celebró la asunción de la Virgen al cielo. Esta fiesta mariana tiene una connotación histórica en Cartagena, no sólo porque en 1850 se creó la Cofradía de Nuestra Señora del Tránsito, sino por la corona de la Virgen, una joya colonial donada por la Marquesa de Valdehoyos. Esta corona fue entregada al Museo del Oro de Cartagena en 1982 que la exhibió por unos años. Actualmente se encuentra en custodia de la Arquidiócesis de Cartagena.

Origen de la Cofradía

Un relato escrito a puño y letra en 1991, a la edad de 101 años, por Teresa Isabel Lemaitre de Gómez, descendiente de la fundadora, cuenta el origen de esta Cofradía y de la corona perteneciente a la imagen:

“La señora Nicolasa García de Torres, poseía tal vez heredada de sus familiares, una imagen de Nuestra. Señora del Tránsito a la que rendía especial culto y permanecía en su casa en un lugar que llamaban Oratorio. Allí se reunía la familia para celebrar su fiesta el 15 de agosto y verificaban la novena preparatoria.

No tengo exacto conocimiento de la fecha ni el motivo que tuvo la señora Marquesa de Valdehoyos para hacerle a su amiga Doña Nicolasa, el obsequio de una artística y valiosa corona de oro macizo ornada con profusión de esmeraldas. La Corona fue traída de España y trabajada por un famoso orfebre.

Una vez establecidos en Cartagena los P.P. Eudistas se hicieron regentar a la vez el Seminario Conciliar y el Templo de Santo Domingo y por este motivo la imagen de la Virgen fue llevada al Templo y se procedió a la organización de la archicofradía con un número de 55 cofrades en honor de las cuentas del Rosario. Fue acordado que la Virgen luciría la corona el día de la fiesta y era sacada en procesión a los alrededores del templo.

Una vez terminada la fiesta la Corona volvía al poder de Doña Nicolasa. A la muerte de ella quedó su hija Doña Teresa Torres de Lemaitre encargada de guardarla y seguir lo acostumbrado. Al acaecer su muerte la Corona pasó a manos de su hija Doña Nicolasa Lemaitre de Lecompte”... hasta que al fin pudo depositarse en el Museo del Oro.”

En marzo de 1982 se entrega, para su exposición, la Corona de la Virgen del Tránsito al Museo del Oro, próximo a inaugurarse en esta ciudad como consta en documento firmado por Rubén Isaza Restrepo, Arzobispo de Cartagena y Luis Duque Gómez Director del Museo del Oro Banco de la República (Bogotá).

Alberto Samudio de la Ossa también escribe sobre el tema:

“Hay que reconocerle a la Archicofradía del Tránsito el celo y devoción con que guardaron de una generación a otra, la preciosa reliquia colonial que es de las pocas cosas que nos quedan, entre muchos otros que se destruyeron o de los que nunca se supo su destino...”

El Diario El Espectador con motivo de la inauguración del Museo del Oro en Cartagena dice: “Al lado de esas piezas de impresionante belleza, reposa en custodia, una joya de la orfebrería colonial –la corona de Nuestra Señora del Tránsito- cuya propiedad corresponde a las señoras que propagan la devoción de la Virgen bajo la advocación del Tránsito...”

Esta fiesta debe ayudarnos a reforzar nuestra fe y renovar nuestra devoción a la Virgen María. A la vez qué bueno sería, que al abrir sus puertas de nuevo el Museo del Oro de Cartagena, podamos admirar esta joya colonial tan unida a la historia de Cartagena y de sus tradiciones religiosas.

  NOTICIAS RECOMENDADAS