Revista viernes


Las acciones que se suman para la declaración de renta

No todos los colombianos están obligados a dar cuenta de su patrimonio ante el Estado. Para que eso ocurra, usted tiene que cumplir con algunas condiciones.

MARTÍN CARVAJAL CHAMORRO

29 de julio de 2021 03:44 PM

Cada año, millones de colombianos tienen obligación de declarar renta o pagar impuestos y muchos otros tendrán que hacerlo por primera vez; a algunos de ellos no les correspondería hacerlo bajo circunstancias normales, pero acabaron obligados por decisiones que no tuvieron en cuenta. Si quiere evitar que le pase esto, lea las siguientes recomendaciones.

Precauciones importantes

Hay prácticas que debería evitar si no quiere rebasar los umbrales estipulados por la DIAN y pasar a declarar renta de forma “errónea”. De acuerdo con Harlim López Córdoba, abogado especializado en derecho tributario los principales errores que comenten las personas son los siguientes: 1) prestar su cuenta para recibir consignaciones ajenas, 2) prestar la tarjeta de crédito y 3) pedir créditos sin tener en cuenta el monto.

No preste sus cosas

Al Estado no le importa a nombre de quién se compren esos bienes o que la plata extra de esa cuenta no sea suya: lo que le importa es que su tarjeta pagó por ellos y que esos préstamos y consignaciones se las hicieron a usted. La principal fuente de información que la DIAN utiliza son sus movimientos a través del sistema bancario. Todas las transacciones que se hagan bajo su nombre cuentan como suyas. Si sus familiares o amigos le piden prestada su cuenta bancaria o su tarjeta para cualquier operación cuantiosa, lo preferible es que diga que no.

Créditos y bienes

Todos los créditos que usted pida se registran como si fueran consignaciones y todos los bienes que usted compra con ellos (sean carros, casas o terrenos) pasan a ser activos y a contar para los montos que la DIAN considera a la hora de determinar si usted tiene que declarar y pagar renta o no. Si usted aún no declara ni paga renta, haga un conteo de sus transacciones monetarias y activas antes de hacer una compra o inversión mayor.

Recuerde

El que usted declare o no dependerá del monto de sus ingresos y egresos durante el 2020 y, en caso de que usted no sea nacional, de su tiempo de residencia en el país. Si usted es residente extranjero y ha permanecido en el país durante un tiempo igual superior a 183 días (sean continuos o discontinuos), entonces tiene que declarar.

Para ejercer el cálculo, también se utilizará como referencia la Unidad de Valor Tributario (UVT) de ese año, que equivalía a $ 35.607. También es necesario tener en cuenta si usted es responsable de otras obligaciones, como el impuesto al consumo o a las ventas (IVA) y si tiene propiedades en el exterior. Para la mayoría de sus movimientos, la DIAN asigna un umbral superior a las 1.400 UVT ($ 49’850.000). En el caso de su patrimonio neto bruto, el umbral es de 4.500 UVT ($ 160’231.500).

Pago del impuesto de renta

Declarar no es lo mismo que pagar. De acuerdo con la DIAN, solo empiezan a pagar el impuesto de renta aquellas personas cuya Renta Líquida Gravable (cuyo cálculo ya le corresponde a la entidad tributaria) exceda las 1.090 UVT, es decir, alrededor de $ 38’811.630. Dependiendo del valor de la renta líquida gravable, la tasa que se le impondrá irá variando.

Notas adicionales

Si usted se retrasa un día en el pago o en la declaración, se le impondrá una sanción mínima de $363.000, la cual irá aumentando día tras día y mes por mes. Además, la DIAN estipula que las “personas residentes en Colombia que tengan uno o varios bienes ubicados en el exterior, cuyo valor supere los 72’616.000 millones de pesos, deben presentar la Declaración anual de activos en el exterior, que debe incluir la información específica de cada bien. Esta debe presentarse en las mismas fechas de la declaración de renta y no genera obligación de pago. Sin embargo, el no entregarla puede acarrear sanciones”.