Lipotransferencia grasa, quitar aquí y poner allá

04 de abril de 2014 09:23 AM

ENVIAR PÁGINA POR CORREO

Cada vez es más precisa la recuperación de una determinada área del cuerpo. La cirugía plástica tiene los mecanismos más certeros para lograrlo y sus profesionales desarrollan técnicas que alejan de intervenciones complejas y a cambio entregan resultados asombrosos.

Una de ellas y quizá de la que más se habla en la actualidad es la llamada Lipotransferencia grasa, lipofilling o también conocido como lipoinjerto de grasa, que consiste en sacar grasa de una parte del cuerpo y utilizarla para rellenos o darle forma a otra área, indica el cirujano plástico y reconstructor, Agustín Hugo Alí.

Un tejido se llama injerto, cuando se puede sacar de un lugar del cuerpo y llevarlo a otra. Ese tejido se va a nutrir en la zona receptora y es a partir de allí que aparecen los injertos, los cuales se dan en diferentes tipos.

El principal beneficio de esta práctica está en que con un poco de anestesia local, pues dependiendo del área no reviste el riesgo de una gran cirugía, sumado a la pericia médica, se puede sacar grasa localizada y llevarla sin mucho proceso a otra parte y allí, amparada en la irrigación, esa grasa vive, eso es un injerto, advierte el doctor Alí.

Este procedimiento constituye un gran avance en la medicina y la cirugía. Es de vital importancia tanto para la parte estética como en la reconstructiva, con muchos beneficios en ambas que saltan a la vista.

En la estética

Es muy sabido que el rostro va perdiendo volumen con el paso de los años, pero a través de la grasa es muy posible recuperarlo y lograr buenos ángulos. Es recomendable esta lipotransferencia en la zona de los pómulos, labios, siempre que se haga sin exageración y atendiendo parámetros naturales, indica el doctor Alí.

En este procedimiento los pómulos se pueden reposicionar, las líneas de expresión y los surcos nasogenianos se rellenan y hasta las ojeras pueden tener un tratamiento especial con la grasa.

De otra parte, el tejido mamario también trata con este método, aunque no es mucho el volumen que se puede trabajar en esta área, porque el primer parámetro para que esa grasa se mantenga viva, es aplicarse en pequeñas cantidades y de esta manera pueda tener acceso a la irrigación sanguínea.

La lipotransferencia grasa está indicada en corrección de pieles con celulitis, algunas cicatrices y hasta para moldeamiento de glúteos, siempre que su ejecución esté a cargo de un cirujano plástico.

En el plano reconstructivo

El tejido adiposo no sólo tiene efecto de volumen, también es regenerativo, pues junto a él hay células madre, que en contacto con otros tejidos, generan una renovación continua. Es por esto que se advirtió que en pacientes que sufrían por efectos de la radioterapia, al aplicar esta grasa bajo esa área, se devolvía a la piel una textura mucho más sana.

En pacientes con mastectomía y que luego de la radioterapia presentan la piel con apariencia de quemadura, pueden por medio de una técnica cuidada, acceder a la grasa que no sólo le dará volumen, sino un aspecto renovado y preparado para recibir una prótesis con mejor evolución.

Otro atributo de este procedimiento está en las pacientes con enfermedad de Poland, una atrofia mamaria congénita que afecta a las mujeres, afectando el desarrollo de uno de los senos. Con grasa se logra dar forma al área para luego implantar la prótesis.

En el caso de cáncer de mama que no fue mastectomizado y sólo se retira un cuadrante, esta grasa también sirve para rellenar, no siendo un impedimento para el diagnóstico posterior del seguimiento a la enfermedad.

En la atrofia hemifacial, es recomendable este procedimiento, toda vez que los segmentos faltantes del rostro se pueden rellenar con grasa, logrando una apariencia más agradable y funcional para el paciente.

Como se puede ver, son muchas las aplicaciones de los injertos de grasa, que van avanzando notablemente siendo una herramienta importante en la medicina, la cirugía plástica y por ende en la calidad de vida de quien lo requiera.

Ahora te puedes comunicar con El Universal a través de Whatsapp

  • Videos
  • Mensajes
  • Fotos
  • Notas de voz

cuando seas testigo de algún hecho noticioso, envíalo al: 321 - 5255724. No recibimos llamadas.

LEA MÁS SOBRE Revista viernes

DE INTERÉS