Revista viernes


Magic Juan se reinventa y trae nuevos códigos

Además de artista, Magic Juan es fan y se identifica con todos los sonidos que salen a diario.

HEIDI LLANES

20 de octubre de 2021 10:48 PM

La reapertura invita a celebrar de la mejor manera y tras años de quietud, la leyenda urbana, Magic Juan, se reinventa y en ese proceso trae un éxito pasado para rememorar los mejores momentos vividos, al tiempo que los llena de la energía actual.

“Pásame la botella” es ese tema original de Mach y Daddy, que se mantiene en la recordación de muchos, regresa con nuevos códigos, como advierte el artista y en esta oportunidad la fusión del merengue y el dembow corre por cuenta de Toño Rosario y Shelow Shaq, para un resultado urbano y tropical.

Esta sonoridad tan especial acopla los dos mundos, Toño es un pilar del merengue, mientras que Shelow se identifica en el ranking urbano, haciendo honor a esos orígenes de Magic Juan que lo identifican en fusiones extraordinarias.

El ex integrante de Proyecto Uno es uno de los abanderados de las fusiones, un intérprete original.

La canción, como él mismo aclara, es dueña de una energía especial, con un feeling alegre, por lo que resultaba perfecto retomarla ahora que la pandemia empieza a dar tregua. Es un tanto nostálgica si se tiene en cuenta su historia en el tiempo, pero también invita a bailar, además se ajusta un poco al estilo del artista, quien ha tomado en el pasado otros temas y los hace suyos cuando los adapta a su estilo.

En este caso, el coro era preciso para alcanzar ese sentimiento de felicidad que quiere transmitir con su regreso. De otra parte, en su faceta de empresario, Magic se propuso crear su sello Omerta Music Group y uno de los primeros artistas en firmar fue Martín Machore, es decir, “Mach”, el intérprete original de “Pásame la botella”, quien aprobó el regreso de su canción para el goce de las nuevas generaciones.

La idea es mantener este tipo de música en el tiempo, indica, toda vez que con más de tres lustros, son muchos los chicos que ahora se unirán a esta revolución cantada, acumulando más seguidores a un tema que hizo historia.

Consciente de que los códigos musicales cambian y las exigencias son otras, Magic Juan afirma que una buena canción siempre será una buena canción, y a partir de allí lo que se le agregue va a servir para darle permanencia en otras generaciones.

El álbum

Trabajar en este álbum ha sido un completo disfrute para el artista, quien inicialmente pensó tenerlo listo en noviembre, ahora cree que será en diciembre, igual no tiene prisa, es muy meticuloso y es demasiado exigente con sus discos, quiere asegurarse de que los sonidos y canciones funcionen más allá del lanzamiento.

Como lo hace siempre, su música es comercial, es para bailar en las discotecas, sin embargo, su objetivo es mantenerse. En ese orden de ideas, trae colaboraciones interesantes, todos de diferentes latitudes, porque este disco viene potente.

Magic Juan es consciente de los cambios musicales y aunque no es su interés competir en todos, incorpora sonidos actuales en lo que lo identifica, piezas bailables, coros cantables, pero también que cada canción conserve su identidad.

La misión de su propuesta es ser un puente entre los ritmos, mezcló el merengue con el sonido urbano, en un viaje constante por las culturas, al final, el objetivo ha sido unir al mundo a través de su propuesta.

  NOTICIAS RECOMENDADAS