Megadosis de Vitamina C, un “misil” sanador

27 de julio de 2012 12:01 AM

ENVIAR PÁGINA POR CORREO

Los beneficios de la Vitamina C en la medicina y la estética son indiscutibles, por lo que las investigaciones al respecto han avanzado y su uso se ha potencializado en los últimos años.
La Vitamina C es un gran antioxidante, es ácido ascórbico y su uso en la estética está muy avanzado. La idea no es utilizarla sólo de manera tópica o vía oral, porque sus dosis serían muy pequeñas, lo que actualmente se quiere, es hacer un tratamiento con megadosis intravenosas que van directo a plasma para lograr un mejor efecto.
Si bien el resultado estético es el esperado, el paciente logra una sensación de bienestar, toda vez que esta inyección de Vitamina C le ayuda a mejorar su salud, indica la doctora Tatiana Fortich, especialista en medicina biológica, estética y antienvejecimiento.
Al ser un antioxidante, la Vitamina C capta radicales libres, responsables del 90% de las enfermedades sistémicas y es capaz de destruirlos, cuando se suministran dosis altas.

Usos
En pacientes sanos, lo aconsejable es aplicar 10 gramos en tres dosis anuales, cuando por el contrario, la persona tiene algún padecimiento, las dosis pueden aumentar.
En estética mantiene su importancia en los siguientes casos:
La Vitamina C es la herramienta número uno antienvejecimiento.
Se produce procolagenosis a partir de ácido ascórbico, por lo que una vez se aplica, empieza la producción de colágeno.
Es una herramienta que no debe faltar para reducir lesiones en piel.
La Vitamina C se ha llamado la hormona del estrés, una vez se aplica empieza la relajación del paciente.

Procedimiento
La doctora Tatiana Fortich explica que las dosis administradas vía oral son muy pequeñas en comparación con las megadosis vía plasmática, por lo que el resultado es rápido y evidente.
El procedimiento consiste en canalizar al paciente y aplicarle la Vitamina C disuelta en agua destilada, un proceso que tarda 15 minutos y carece de dolor y otras molestias. Es aconsejable la ingesta de agua durante el procedimiento.
Los estudios acreditan la Vitamina C como la hormona de la longevidad, además de considerarse de excelente ayuda en los procesos cicatrizantes luego de una intervención quirúrgica, siendo recomendado su uso al momento del procedimiento.
Pacientes diabéticos, con alzhaimer, alergias y las personas con malos hábitos como el tabaco y el alcohol, son candidatos a la aplicación de la Vitamina C, pues todas estas condiciones antes mencionadas, anulan su presencia en el organismo.
Se ha comprobado que aplicada en niños recién nacidos disminuye el riesgo de muerte súbita y más adelante se puede manejar dosis altas, pero vía oral.

Contraindicaciones
Las contraindicaciones para aplicar la Vitamina C son muy relativas, explica la doctora Fortich. Muchos pacientes con problemas de cálculos renales sostienen que el procedimiento aumentará la enfermedad y no es cierto, por el contrario, se disminuye.
En pacientes con insuficiencia renal crónica es preferible no aplicarse, porque la Vitamina C se metaboliza al riñón, de igual manera en anemias muy difíciles o enfermedades genéticas, se requiere de un estudio previo.

TEMAS

Ahora te puedes comunicar con El Universal a través de Whatsapp

  • Videos
  • Mensajes
  • Fotos
  • Notas de voz

cuando seas testigo de algún hecho noticioso, envíalo al: 321 - 5255724. No recibimos llamadas.

LEA MÁS SOBRE Revista viernes

DE INTERÉS