Melasma, una huella incómoda

06 de marzo de 2015 11:01 AM

ENVIAR PÁGINA POR CORREO

Una de las mayores consultas dermatológicas la constituye el melasma, esas molestas manchas cutáneas que se desarrollan generalmente en el rostro y que tienen mucho que ver con el proceso hormonal, haciéndose casi exclusivas de las mujeres.

Esta hiperpigmentación no representa un problema de salud, advierte la dermatóloga Ingrid Salas Barrera, pero sugiere un “ataque” a la autoestima por presentarse de una forma antiestética en el rostro.

Las manchas, con un tono marrón suelen aparecer en las mejillas con mayor intensidad, seguidas de otras áreas como frente y encima del labio superior, en ocasiones difíciles de ocultar con el maquillaje.

Esta alteración puede tener nexos con alteraciones hormonales, de hecho se produce más durante el embarazo, el cual se denomina cloasma gravídico y disminuye notablemente después de la menopausia, también se presenta tras la ingesta de algunos anticonceptivos o terapia hormonal especial, indica la doctora Salas.

En algunos pacientes con melasma, algunos medicamentos, sin ser la causa, pueden llegar a perpetuarlo y empeorarlo. Es el caso de personas con enfermedades reumáticas tratadas con cloroquina, tienen mayor pigmentación en la piel, también quienes usen barbitúricos por enfermedades como la epilepsia, no escapan a este grupo.

CAUSAS

Aunque los profesionales de la dermatología no se aventuran a dar razones por las cuales puede aparecer esta clase de manchas, si se asegura que el sol es uno de los principales detonadores en áreas sobre expuestas. Es por esto que quienes han experimentado el melasma y logran superarlo, deben tener mayor protección contra los rayos UVA, también se incluye en esta prevención las pantallas de computadores y luces directas.

Los cambios hormonales siempre han estado ligados a esta problemática, es por eso que se puede afirmar que un embarazo es factible su aparición, lo mismo que en las mujeres que usan anticonceptivos.

De otra parte, aunque no se ha comprobado que el uso de medicamentos o cosméticos pueda producir el melasma, si se relaciona su aumento con la irritación o alteración que puedan provocar éstos. Es importante estar atenta a los cambios que se den luego del uso de los mismos.

TRATAMIENTO

Es importante que el dermatólogo establezca la profundidad de las manchas para derivar su tratamiento, indica la doctora Salas, pues de esta manera se dará un pronóstico de si la mancha va o no a desaparecer mediante el uso de tratamientos.

De tratarse de un melasma superficial en su inicio, éste se borra, aunque la doctora Ingrid Salas advierte que no es de empezar superficial y luego se torna profundo, el tipo de melasma puede tener un inicio profundo, dependiendo de las capas de piel comprometidas y son los más difíciles.

Las personas con fototipo de piel claro responden mejor al tratamiento que el oscuro y las pieles latinas y asiáticas, empeorando el pronóstico por el clima permanente en el cual se vive, lo mismo que las actividades que pueden favorecer este problema, el cual no desaparece totalmente.

La doctora Salas advierte que los tratamientos con láser, si bien son sinónimo de última tecnología y avances, deben ser aplicados por un experto, en el caso del láser ablativo puede ser contraproducente, lo mismo que en otras terapias lumínicas, pues el riesgo de aumentar la mancha existe.

Por su parte, la hidroquinona sigue siendo el despigmentante más potente, pero no siempre el de mejor elección, sobre todo en el fototipo latino, al cual le puede producir fotosensibilidad, lo mismo que los corticoides que adelgazan la piel.

Actualmente se usan coadyuvantes, que ayudan a mantener el resultado del tratamiento, como la Vitamina C, sueros liposomados de Vitamina C y protectores solares, que presentan una tecnología avanzada.

Ahora te puedes comunicar con El Universal a través de Whatsapp

  • Videos
  • Mensajes
  • Fotos
  • Notas de voz

cuando seas testigo de algún hecho noticioso, envíalo al: 321 - 5255724. No recibimos llamadas.

LEA MÁS SOBRE Revista viernes

DE INTERÉS