Revista viernes


Niños y su atención en el confinamiento

LA FAMILIA DEBE MANTENERSE TRANQUILA, TODA VEZ QUE AL EXPRESAR ANGUSTIA, SE TRANSMITE A NIÑOS Y ADOLESCENTES, DERIVANDO EN CONFLICTOS DURANTE EL CONFINAMIENTO

HEIDI LLANES

30 de abril de 2020 10:05 AM

Cuando a mediados del pasado mes de marzo el mundo entró en pausa, todas las actividades tomaron un matiz diferente y la casa se nombró como el sitio más seguro para resguardarse de una enfermedad conocida que a diario tiene nuevos conceptos por parte del común de la gente.

Los noticieros dedican prácticamente la totalidad de su espacio a emitir información relacionada con el Covid-19 y los avances que se logran para combatirlo, o los procesos que se viven dentro de una sociedad confinada en sus hogares.

Allí precisamente en el hogar, están los niños, un grupo que inicialmente se nombró como de bajo riesgo para contraer la enfermedad, pero que igualmente es vulnerable a la misma y a las secuelas psicológicas que pueda dejar.

Para hablar al respecto y las medidas de atención que se deben tener con los niños, la doctora Liliana Revolledo, psiquiatra, egresada de la Universidad Javeriana, con especialización en psiquiatría infantil, y médico de la Clínica La Misericordia, explica que el manejo de la situación con los infantes a continuación.

El manejo más adecuado

Uno de los interrogantes más frecuentes de los padres tiene que ver con el contenido noticioso, ¿hasta qué punto es prudente que ellos lo conozcan?

Los noticieros no se han diseñado para la comprensión de un niño, y pueden generar información contradictoria, incertidumbre; según la interpretación que él haga, va a generar miedo e inseguridad, por tanto dependiendo de su edad, pueden o no ver este tipo de programas.

Para niños muy pequeños se hace muy difícil entender lo que están escuchando y esto les puede llevar a experimentar sentimientos de ansiedad, tristeza o estrés, llevándolos a preocuparse por su familia.

Para estos momentos todos los niños entienden que están confinados en casa, ¿cómo hablarles del tiempo que aún resta en esta situación?

Tras más de un mes confinados, los niños tienen un concepto más claro de lo que es el Covid-19, cómo nos afecta, cómo tenemos que prevenir (lavado de manos, aislamiento social), eso les da un poco más de tranquilidad y adaptación que al principio cuando fueron tomados por sorpresa y se les cambió la rutina.

En este aspecto lo más indicado es aclararles que esto es algo circunstancial, no es definitivo y que en algún momento va a terminar, aunque aún no se sabe cuándo, no será una situación prolongada, y que cuando todo acabe, todos vamos a tener la oportunidad de retomar lo que dejamos en pausa.

¿Cómo se trata el impulso de salir a encontrarse con los amigos?

Es importante que los padres le den seguridad y preguntarles qué extrañan de los amigos, haciéndoles saber que ellos están en la misma situación, en casa, pero que pueden interactuar por medios tecnológicos, incluyendo las videollamadas para que los vean.

¿Cómo se maneja el temor a perder a un ser querido?

La situación actual genera mucha expectativa en todas las personas, igual en los niños. En la medida que tengan claro qué es la enfermedad, cómo se previene y cómo se trata, además de que hay personas investigando una cura, podrán enfrentar a esos temores. Los niños más pequeños harán preguntas y la respuesta es que se están tomando medidas, para generarles tranquilidad.

En caso de que llegue a enfermar, la explicación es que hay la posibilidad de mejorar y para eso están los médicos. También decirles que si hay un desenlace que no es el más adecuado, no nos podemos anticipar.

¿Cuál es el manejo adecuado en niños con condiciones especiales?

Los niños con algún diagnóstico, sea trastorno del espectro autista, discapacidad cognitiva, o enfermedades de otro tipo, la cuarentena puede llegar a descompensarlos. Los del primer grupo se adaptan a su rutina y cuando ésta les cambia abruptamente, pueden generar cambios corportamentales, aumentan los niveles de estrés, angustia y ansiedad; lo importante en estos casos y todos los demás, es el apoyo en los grupos terapéuticos que tenían previamente, restablecer rutinas dentro de la casa y mantenerlos ocupados, para de esta manera tolerar el encierro.