“Padres fuertes, hijas felices”

13 de junio de 2019 09:10 AM
“Padres fuertes, hijas felices”
Las hijas quieren ver en su padre a un líder. //FOTO RF123

ENVIAR PÁGINA POR CORREO

La doctora Meg Meeker, autora del libro “Padres fuertes, hijas felices”, asegura que hay pocos factores más importantes para el desarrollo mental, físico y social de una chica que la relación con el padre.

En una época en la que cada vez se insiste más en “difuminar” la distinción natural entre el papel del padre y de la madre, la doctora Meg Meeker demuestra que el rol de padre es bastante más influyente de lo que muchos hombres imaginan. Además de la relación maternal, las hijas necesitan del apoyo que sólo un padre puede dar. Así lo explica en una entrevista realizada por Emily Stimpson para Our Sunday Visitor.

Más allá de que a los padres les guste o no, ¿qué esperan de ellos sus hijas?

Naturalmente, las hijas quieren ver en su padre a un líder. Lo ven como protector, como proveedor. Quieren admirarlo. Los padres tienen un poder tremendo sobre las hijas. Esto no es sólo el ideal; es la realidad. El padre, de hecho, es el primer amor y el hombre más importante de su vida. Esto la prepara para relacionarse con todos los demás hombres.

¿Cuál cree que es el error más común, aunque quizás sin intención, de los padres?

Los padres subestiman demasiado la importancia que tienen en la vida de sus hijas..., dudan de su importancia e influencia.

¿Qué consecuencias puede
tener ese alejamiento?

Cuando el padre se aleja de la vida de la hija, ella se debilita. Se debilita su autoestima. Se debilita su capacidad para tener relaciones sanas con otros hombres. En particular las chicas de entre 10 y 17 años necesitan mucho la atención, el respeto, el afecto y el contacto afectuoso de su padre.

Para ser buen padre, ¿es muy importante ser buen esposo?

Sin duda. Las hijas vigilan al padre como halcones... Si ven que el padre la ayuda a limpiar la cocina y tiene paciencia, llevarán todo eso a su propio matrimonio.

¿Por qué los padres no deben subestimar la importancia de imponer normas para las hijas?

Muchos padres piensan que, si imponen límites, establecen horarios de regreso a casa... las van a alejar. ¡Pero en realidad sucede justo lo contrario! Las chicas que terminan en problemas, son las chicas cuyos padres no lo hacen.

Pero muchos padres se sienten perdidos cuando tienen que hablar con las hijas. ¿Cómo pueden lograr que las hijas se abran para contarles qué pasa en sus vidas?

Decirles a las hijas que quieren escucharlo que tienen que decir... Una de las mejores maneras es escuchar sus respuestas sin interrumpirlas... Más allá de que estén de acuerdo o no, no deben responder la primera vez. Retomar la conversación más tarde, de ser necesario.

También es importante recordar que no hace falta que cada conversación se convierta en una enseñanza. No se puede esperar que la hija se abra en un instante, pero si el padre logra comunicarle que valora lo que dice y piensa, después de un par de meses la convencerá.

Usted destaca la importancia de que los padres les hablen a las hijas sobre sexo y sobre Dios: dos de los temas más difíciles para hablar con una hija. ¿Tiene algún consejo?

No hay que complicarse con cuestiones profundas ni complejas. Lo mejor es que la charla sea sencilla. Cuando el padre habla de religión o sexo, no es necesario que vaya a fondo. La hija quiere saber qué piensa el padre acerca de Dios y qué cree que debería hacer ella.

Esos mensajes se pueden comunicar de manera sencilla compartiendo lo que se piensa que es bueno diciendo cosas como “es muy importante que no tengas sexo antes de casarte” o “qué hermoso cuando la mujer espera el momento apropiado”. Eso es lo que las hijas quieren oír. Hay que usar un lenguaje sencillo.

Ahora te puedes comunicar con El Universal a través de Whatsapp

  • Videos
  • Mensajes
  • Fotos
  • Notas de voz

cuando seas testigo de algún hecho noticioso, envíalo al: 321 - 5255724. No recibimos llamadas.

LEA MÁS SOBRE Revista viernes

DE INTERÉS