Revista viernes


Plataformas digitales, el nuevo componente educativo

Cuando las clases presenciales aún se encuentran en receso, las plataformas digitales se convirtieron en una herramienta imprescindible para continuar el aprendizaje

HEIDI LLANES

18 de junio de 2020 02:25 PM

Enriquecer el proceso educativo, al tiempo que se mantiene la regularidad del actual año lectivo, es parte del objetivo propuesto al implementar una plataforma digital en una institución educativa.

Esta dinámica no es novedosa para la mayoría de planteles educativos, aunque la contingencia a la que se enfrenta el mundo y a la cual Cartagena no es ajena, obligó a materializar en poco tiempo procesos que ya no tendrán reversa y serán parte esencial del aprendizaje desde los primeros años del estudiante, afianzándose a medida que transcurre su preparación.

“Nuestro proceso no fue implementado de manera abrupta, sin embargo se ajustaron algunos pasos para que la transformación educativa, que trasladó el aula a la casa, surtiera sus efectos de la mejor manera, evitando cualquier margen de error al llegar a los estudiantes”, indica Óscar Rosales, ingeniero de sistemas del Colegio Moderno del Norte.

Establecer la página web con toda la información oficial de la institución, fue el primer paso que se tomó hace algún tiempo. Más adelante se adentraron en las redes sociales, desde donde se empezó a interactuar con los egresados, sin pensar que aunque la digitalización era un hecho por el cual transitan, aún la educación permanecía inmersa en las aulas de clases.

Los avances y el presente

Trasladando todo a este presente, las plataformas digitales se convirtieron en esa herramienta acertada, que más allá de mantener comunicación, es la garantía de un proceso académico sin interrupciones, indica Óscar Rosales, al tiempo que controla todo el desarrollo de la escolaridad, es decir, notas, actividades, recursos educativos para los estudiantes, y las investigaciones dirigidas.

Es de aclarar, indica el experto, que internet puede ser en determinado momento un factor distractor, allí se encuentra prácticamente todo, llevando al estudiante a otros temas que lo desconcentran, es ahí donde la búsqueda dirigida por el profesor cobra mayor importancia para culminar una clase de la mejor manera.

Si bien la escolaridad se trasladó a casa, la comunicación por la vía digital ya se venía implementando, advierte el ingeniero Rosales. Los padres tienen plena visualización de la misma y a través esta plataforma y sus diferentes sitios, pueden acceder a informes con el rendimiento académico de sus hijos.

El año lectivo empezó de manera normal, nada hacía prever la contingencia que se avecinaba, por cuanto una vez anunciado el ya conocido “quédate en casa”, retomar los estudios no fue traumático, al ampararse en todas estas herramientas y para quienes se pudo dificultar por falta de equipos, un teléfono móvil inteligente fue su pieza imprescindible para mantenerse activo en el proceso, mediante la aplicación del colegio.

La preparación previa hacia la meta digital, fue un punto a favor que no dejó incurrir en la improvisación y lo que marcó la entrada de lleno a este paso, fue la plataforma G Suite de Google que se implementa de manera gratuita para instituciones educativas, permitiendo la creación de cuentas institucionales, es decir, cada alumno tiene una, lo mismo que los docentes, siendo indispensable para la realización de clases virtuales en vivo, por medio de videoconferencias.

En cuanto a la seguridad de los datos allí consignados, Óscar Rosales aclara que el respaldo se garantiza con la empresa contratada para la plataforma académica. Para las videoconferencias, Google tiene el soporte para evitar que agentes externos a la institución accedan.

  NOTICIAS RECOMENDADAS