Preparándonos para la Navidad

28 de noviembre de 2019 03:41 PM
Preparándonos para la Navidad
Un símbolo de esta época es la Corona de Adviento enmarcada por cuatro velas. /FOTO RF123

ENVIAR PÁGINA POR CORREO

El próximo domingo se inicia para los cristianos la temporada del año litúrgico llamada Adviento. La palabra adviento viene de “adventus” que significa “venida”. Esperamos la venida de Jesús. Es un tiempo de alegría, de esperanza y también de purificación espiritual. De allí el color morado que se usa en la liturgia.

La duración del Adviento abarca los cuatro domingos previos a la Navidad. El primero este año es el 1 de diciembre.

Un símbolo de esta época es la Corona de Adviento enmarcada por cuatro velas. Sabes que las velas tienen colores específicos. Tres de ellas son de color morado. Nos recuerdan que es un tiempo de penitencia que no puede opacar la alegría de la espera de quien llega. De las cuatro una lleva el color atenuado, rosado y representa el tercer domingo, llamado “Gaudete” o domingo de la alegría. Algunas coronas incluyen una quinta vela, llamada “vela de Cristo” que se enciende el día de navidad.

Mar Adentro

Desde hace 18 años los colegios de Aspaen Cartagena vienen haciendo el lanzamiento de esta época del año a través de la realización del proyecto Navidad Mar Adentro que será mañana 30 de noviembre.

El motivo de esta convocatoria, con su sugestivo nombre, nos invita a dar gracias por el regalo de nuestra bahía y nuestro mar, además de ahondar en el significado que tiene navegar mar adentro para nuestra vida. Traigo apartes del escrito de Javier Abad Gómez a la promoción 81 del Gimnasio Cartagena de Indias, con motivo de su graduación y es vigente el mensaje para todos nosotros hoy y ahora.

Hoy muchísima gente que marcha a la deriva, bajo nubes tormentosas de egoísmo, soberbia, sensualidad, ambiciones y envidias. Embarcaciones al garete, porque tal vez el timón se hizo pedazos. No saben a dónde ir... Confían en nosotros, para que con la formación que generosamente se nos ha entregado, les sirvamos como faros de luz orientadora.

....Será necesario navegar sin descanso y sin cansancio. Zarpar, alzar velas, corregir el rumbo, ganar al viento, ponerse a sobreviento, tomar de pronto los remos, virar y revivar. ...Dejemos que sea Cristo que haga de patrón... Nosotros a luchar, henchida el alma de amor, como las velas al viento, sin desistir del esfuerzo. Para que, en el momento de alcanzar la orilla opuesta, podamos presentar llenas de peces las redes, llena de fruto la barca...

...Tempestades por fuera y temporales por dentro en el mundo y en el alma. Como a niños inermes, indefensos, por un resquicio del corazón puede asomar el desánimo y la desesperanza. Para aquellos momentos siempre quedará un recurso la plegaria sencilla, el confiado abandono en el Patrón, la oración serena que el pequeño dirige hijo dirige a su buen Padre.

Entonces las luces divinas darán brillo a la mar y claridad a los cielos. Y, por contraste, veremos también la oscuridad de nuestra vida, necesitada de una buena revisión, de una cuidadosa limpieza. El examen detallado ayuda a corregir el rumbo y a recomenzar de nuevo la navegación...

Al levantar a lo lejos la mirada, nos daremos cuenta de que en todas las horas nos está acompañando esa bella señal del firmamento, una estrella que luce día y noche, haciendo que no perdamos el norte Stella Maris, la llaman los marineros, porque los conduce inexorablemente a zonas de bonanza...

Ahora te puedes comunicar con El Universal a través de Whatsapp

  • Videos
  • Mensajes
  • Fotos
  • Notas de voz

cuando seas testigo de algún hecho noticioso, envíalo al: 321 - 5255724. No recibimos llamadas.

LEA MÁS SOBRE Revista viernes

DE INTERÉS