Que la acidez gástrica no le cambie la cara este fin de año

28 de diciembre de 2018 12:00 AM
Que la acidez gástrica no le cambie la cara este fin de año
Los síntomas de la acidez estomacal son más comunes entre las personas mayores y las mujeres embarazadas. FOTO RF123

ENVIAR PÁGINA POR CORREO

La temporada decembrina podría convertirse para algunos en un verdadero dolor de cabeza, debido a los excesos y malos hábitos de alimentación, que son un factor de riesgo para padecer los síntomas de la Enfermedad por reflujo gastroesofágico. Se estima que el 12% de la población colombiana sufre de acidez estomacal y, según expertos, los métodos para aliviarla no son igualmente efectivos para todas las personas.

El reflujo ocurre cuando el contenido gástrico o líquido estomacal cargado de ácido se devuelve por el esófago u órganos cercanos a este, produciendo distintos signos y síntomas molestos o complicaciones en esta región del organismo como quemaduras en el tubo digestivo, regurgitación, náuseas, sensación de malestar y de dolor en la boca del estómago y dificultad para dormir.

Entre los factores desencadenantes de la acidez estomacal, relacionados con los hábitos alimenticios y de estilo de vida, están: comer porciones grandes y ciertos alimentos como cebollas, chocolate, menta o hierbabuena, comida con mucha grasa, frutas cítricas, ajo, alimentos picantes, y tomates o productos con base de tomate; beber alcohol, jugos cítricos, bebidas con cafeína y/o con gas; fumar; y/o cenar justo antes de irse a la cama.

Ante los síntomas de la acidez, algunas personas optan por remedios caseros como beber bicarbonato de sodio en agua, infusiones de té de jengibre, hinojo y/o jugo de pera. Sin embargo, según explica la doctora María Fernanda Vargas, gerente médico de Takeda, su efecto de alivio no se manifiesta de igual manera en todas las personas.

“Hay personas que toman leche para el reflujo y, en el momento, sienten que el ardor cesa. En cambio, en otros pacientes este empeora. Por esto, es importante aclarar que no todos los organismos reaccionan igual, por ende, particularmente, se debe visitar a un médico, para recibir el tratamiento adecuado”, comenta la doctora.

Según la experta, para los episodios esporádicos de acidez estomacal, los antiácidos de venta libre, algunos de los cuales se pueden comprar sin receta médica, son una buena opción terapéutica; siempre y cuando no haya signos de alarma relacionados como vómito con sangre, pérdida de peso no intencional, dolor intenso que no mejora a pesar del tratamiento, entre otros.

La innovación en este campo de la ciencia permite que en la actualidad algunos antiácidos, como los hechos a base de Magaldrato con Dimeticona, alivien los síntomas relacionados con la acidez, gastritis y trastornos gastrointestinales como las úlceras gástricas, el reflujo, etc., de manera inmediata y por periodos más prolongados, porque recubren y protegen el estómago.

Ocasionalmente, casi todas las personas sufren de acidez estomacal; sin embargo, si esta se presenta con una frecuencia de dos o más veces por semana, si hay dificultad para ingerir correctamente la comida y presencia de sangre o pérdida de peso, podría tratarse de algo más serio que únicamente dispepsia. Para esta, el tratamiento incluye:

Modificaciones en el estilo de vida:

cambiar los hábitos alimenticios y de sueño, evitar llevar prendas de vestir apretadas, tener una adecuada dieta alimenticia, y restringir aquellos hábitos que contribuyen con la aparición de la enfermedad como fumar y consumir bebidas alcohólicas.

Medicamentos de venta bajo receta médica: conocidos como antagonistas del receptor H2 (bloqueadores H2) y los inhibidores de la bomba de protones (PPI), que ayudan a reducir el ácido estomacal que tiende a empeorar los síntomas, y funcionan estimulando la cicatrización; así como los agentes procinéticos que ayudan a mejorar el vaciamiento del estómago y el tono del esfínter esofágico inferior, en la unión del esófago con el estómago. Todos estos medicamentos siempre deben ser utilizados bajo supervisión médica estricta.

La doctora Vargas puntualiza haciendo un llamado a la población, para que, en las fiestas de fin de año, y siempre, recuerden que la acidez estomacal es una condición común, pero no trivial, por lo que no hay que ignorar sus síntomas y consultar con el médico, para realizar los exámenes complementarios necesarios e iniciar un tratamiento oportuno, llegado el caso. “Esta condición también tiene una causa orgánica que no es nuestra culpa, y que sólo un especialista puede tratar”, concluye la experta.

Ahora te puedes comunicar con El Universal a través de Whatsapp

  • Videos
  • Mensajes
  • Fotos
  • Notas de voz

cuando seas testigo de algún hecho noticioso, envíalo al: 321 - 5255724. No recibimos llamadas.

LEA MÁS SOBRE Revista viernes

DE INTERÉS