Revista viernes


Silvy Araújo y el reto de ser saludable

Silvy Araújo es una de las influenciadoras más seguidas en la actualidad, sus retos mueven masas y una comunidad que crece alrededor de la vida saludable.

HEIDI LLANES

31 de marzo de 2021 04:56 PM

Cuando las tentaciones saltan a la vista y verse y sentirse bien forman una dupla retadora, la fuerza de voluntad debe hacer su aparición, ligada a un buen entrenamiento, alimentación saludable y positivismo.

Todo eso lo ha sabido fusionar la cartagenera Silvana Araújo, una apasionada por el baile, que poco a poco se fue sumergiendo en prácticas de entrenamiento que la han llevado a reunir en torno a su propuesta una comunidad ávida de un nuevo estilo de vida.

Silvy, como es conocida mundialmente, vive en la actualidad una experiencia que si bien decidió forjar cuando de pequeña soñaba con cambiar el mundo, ahora es esa realidad que se agilizó con la circunstancia que envuelve al planeta.

“La pandemia fue un momento muy duro para todos, donde tocó cambiar la forma de hacer las cosas, reinventarnos de cierta manera y tuve la oportunidad de hacer live sin planear algo mayor, porque el encierro necesitaba una actividad, pero eso no quedó allí y así transcurrieron siete meses, que me llevaron a conectar con mi equipo que hoy se llama ‘No me rindo’, dando lugar a esta comunidad donde entrenan personas de todo el mundo”, afirma Silvy con la felicidad que le produce su nueva realidad.

La idea de este equipo es mantener la conexión para entre todos sacar su mejor versión, por sentirse mejor y más saludables, y esto precisamente llevó a que la nombraran recientemente como la Mejor coach fitness de Latinoamérica, en una temporada en que los entrenamientos personalizados toman auge.

La confianza su mejor aliada

Esta joven cartagenera tiene sus metas muy bien trazadas, es psicóloga, también estudió teatro, sin embargo, ahora este reto que se autoimpuso le ocupa el cien por cien de su tiempo, porque su objetivo va encaminado a trabajar por lo que se quiere, y eso se lo traslada a sus seguidores.

Silvy transmite confianza, indica que todos podemos lograr lo que deseamos, somos capaces de eso y mucho más, y por tanto se debe trabajar porque nada es fácil, todo éxito tiene su sacrificio. Lo anterior siempre lo enmarca en un estilo de vida saludable.

Si bien siempre fue bailarina y gozaba de un excelente estado físico que se sumaba a su corta edad, reconoce que al iniciar el proceso iba motivada por la apariencia, quería estar fuerte y bonita, pero no tardó en advertir que eso es algo superficial y que se deben buscar los beneficios del ejercicio. Allí está la evolución de su vida, ha cambiado los propósitos y su proceso se ha vuelto algo más profundo.

Tiene disciplina, se convenció de que estaba en el camino correcto, y que debía borrar de la cabeza que esa rutina debe partir de la motivación, porque ésta va y viene y no todos los días se tiene la misma energía, la idea es verlo como ese componente bueno que se suma a la vida y que en parte es cultivar el amor propio.

Silvy tiene metas, su cuerpo es su templo y lo quiere cuidar, lógicamente si está enferma debe descansar, algo que se debe tener en cuenta en estas prácticas. Su mensaje lleva empoderamiento y eso se refuerza porque su carrera de base es la psicología, entonces llega a ese inconsciente de las personas para ayudarles a trazar y alcanzar objetivos.

Habla de las bondades del fitness, sin embargo no desconoce la mala fama que puede llegar a tener si se relaciona con los excesos. Afirma que en estos casos se trata calidad y no cantidad, que de ser así se cae en una situación que omite los resultados esperados porque el cuerpo requiere descanso.

La alimentación

Salud se traduce en felicidad, variedad, diversión y los resultados son secundarios en este proceso que lleva tiempo, afirma Silvy, quien se centra en una alimentación equilibrada sin caer en dietas absurdas, por eso un nutricionista y las capacitaciones a las que ella asiste, le dan el bagaje para comunicarlo a sus seguidores.

Andrés Zapata es quien se encarga en el equipo de organizar esa parte nutricional que se transmite con certeza de hacer las cosas bien. Silvy agrega que venir de una familia cercana a esas tentaciones traducidas en postres, la obligó a aprender la mejor manera de disfrutar la comida sin remordimientos.

Advierte que la alimentación es tan personal, que prefiere tocar el tema con mucho cuidado, cada persona tiene diferente objetivo, nivel de entrenamiento y así mismo necesidades nutricionales que debe cumplir, factores que intervienen en el resultado final, por lo que su consejo e invitación es a comer saludable, incluir buenas proteínas, verduras y carbohidratos naturales.

Disfrutar los restaurantes entra en las opciones que esta experta tiene para su comunidad, el éxito está en aprender a elegir, porque siempre habrá una opción saludable.

La motivación

Con una comunidad de 60 mil mujeres en Facebook, Silvy mantiene esa motivación del primer día, siente que ha sido vehículo para llevar un entorno más saludable y lleno de emociones en medio de una situación difícil, el grupo está diseminado por todo el mundo y está unido a través del ejercicio.

Sentir esa constancia por parte de todas, es la parte que más le gusta de su trabajo. Hay personas en todas las edades, culturas y naciones, la siguen con la misión de encontrar cada quien su mejor versión, y algo que no estuvo planeado, se ha consolidado.

Silvana Araújo se ha convertido en una empresaria del fitness, los complementos van haciendo presencia en el camino, un trabajo que ya tiene algún tiempo y que sólo esperaba tomar forma. De otra parte, si bien está posicionada en esto, no descarta volver a actuar, porque sencillamente le apasiona.