Tips para una mascota saludable

15 de agosto de 2019 10:14 AM
Tips para una mascota saludable
La salud de una mascota depende de los cuidados y atención que se le proporciones. //OZKAR MARIO FUENTES/FOTO CÉSAR FUENTES

ENVIAR PÁGINA POR CORREO

Son muchas las variables que se requieren al momento de recibir a una mascota en casa, siempre se quiere lo mejor, pero en ocasiones no se sabe con certeza cuáles son esos cuidados para mantenerla saludable y proporcionarle la mejor calidad de vida.

En este sentido, los profesionales son los más indicados para entregar consejos que redunden en el bienestar de ese nuevo habitante de casa, con el que se han de compartir espacios, pero que se le deben restringir otros detalles por su salud.

Los médicos veterinarios Juan Carlos Hernández Pacheco y Gustavo Bustamante, de Veterinaria The King, coinciden en afirmar, que antes de recibir al cachorro, lo primero que se ha de tener en cuenta es espacio con el que se cuenta en casa, pues esto determina el tipo de perro que nos ha de acompañar.

La primera medida a tomar es la desparasitación. Esta dosis va en los primeros 30 ó 45 días, también la primera vacuna, que es la pentavalente, que se sugieren tres aplicaciones cada 21 días, para terminar con la de la rabia. En ese tiempo declina naturalmente el sistema inmunológico de la mascota, y es cuando requiere estos refuerzos, indica el doctor Hernández.

La comida debe ser muy balanceada y especial para cachorros, pues tienen bases nutricionales que se rigen por el peso. Deben comer tres veces al día hasta los seis meses, pasado este tiempo, se puede cambiar a dos raciones diarias, incluso después del año, se recomienda una sola comida al día para los de gran tamaño.

Los concentrados han sido el tipo de alimentación por excelencia, sin embargo, el veterinario indica que ha vuelto un tipo de comida denominada “Barf”, en referencia a la que se les suministraba anteriormente y que se basaba en carnes, huesos carnudos, vísceras, pero sin cocinar, en la que algunos perros se han adaptado.

El agua debe estar permanentemente al alcance de la mascota, fresca y sin aditivos de ninguna especie, pues se hace necesario que la tome cuantas veces sea necesario, advierte el veterinario Gustavo Bustamante.

Una vez acaba el plan de vacunación, que se cumple a los tres meses, se hace refuerzos anuales para mantener a la mascota protegida contra virus como moquillo y otras enfermedades, además de mantener la salud oral con una profilaxis cada seis meses.

Un chequeo general con exámenes que incluyen pruebas renales, hepáticas y hemograma, deben considerarse una vez al año, en animales seniles, que pasen de los diez años, lo indicado es cada seis meses, indica el profesional.

Uno de los factores a tener en cuenta con el cuidado del perro es la presencia de la garrapata. Existen productos en el mercado que se suministran en pastillas o los de aplicar en el lomo, que ayudan a la protección.

El baño depende de la raza del perro. Aunque es recomendado en forma general en un tiempo comprendido entre 15 y 20 días, pues los perros tienen un recambio natural de pelo y piel, además de una grasa en el pelaje que actúa como emoliente para proporcionar brillo, el baño constante lo perturba, y puede producir problemas al acelerar la descamación.

Lo ideal es que se realice por profesionales, pues hay unos tipos de perro que al caerle agua en el oído lo lleva a padecer una otitis. Estos baños cosméticos incluyen, además de la peluquería para los que la requieren, limpieza de oídos, también de unas glándulas que están situadas en el ano y que necesitan de una manipulación especial para evitar un olor particular que despiden; esto aplica para todas las razas.

Un baño profesional, bien sea medicado o cosmético, garantiza que el pelaje y la piel del perro secarán por completo y por tanto se evitan problemas en la piel.

Es de anotar que un perro jamás debe comer chocolate, pues puede llevarlo a una intoxicación, cebolla, porque tienden a producir anemia, ajo, sal, o deberían consumirlo, tampoco uvas, ningún tipo de alcohol por irritación gástrica; nunca deben tener contacto con el agua que expiden los ductos del aire acondicionado, pues los productos presentes lo llevarían a un daño renal irreversible.

Los perros no deberían comer lácteos después del año, para evitar un exceso de calcio que se demuestra en cálculos urinarios a futuro. La dieta cruda si se va a adoptar, es recomendada en cachorros a partir de los tres meses de edad y teniendo en cuenta la raza para determinar las proporciones, pues no tienen el balance con el que cuenta el concentrado.

Ahora te puedes comunicar con El Universal a través de Whatsapp

  • Videos
  • Mensajes
  • Fotos
  • Notas de voz

cuando seas testigo de algún hecho noticioso, envíalo al: 321 - 5255724. No recibimos llamadas.

LEA MÁS SOBRE Revista viernes

DE INTERÉS