Revista viernes


Un regalo que representa doble felicidad

Este Día de la Madre, el Banco de Alimentos de La Guajira, la Asociación de Bancos de Alimentos de Colombia - ÁBACO, y Colombia Cuida Colombia te invitan a hacer un doble regalo.

REVISTA VIERNES

06 de mayo de 2022 12:00 AM

El día de la madre es una fecha para reconocer el esfuerzo y el amor de todas aquellas mujeres que dan vida. Sin embargo, la celebración no es igual para todas en este día, si es que llegan a celebrárselo. Para muchas, en los lugares más lejanos e inhóspitos del país, el único regalo que piden es poder dar un plato de comida a sus hijos, aunque sea una vez al día.

Este es el caso de las mujeres wayuu en La Guajira, departamento en el que el 69,3% de los hogares viven en inseguridad alimentaria y el 26,1% de los niños menores de 5 años – 35 mil niños - tienen desnutrición crónica.

“Más de 250 mil personas en La Guajira tienen o tuvieron desnutrición crónica en su primera infancia y hoy sufren sus consecuencias; 14 puntos menos de coeficiente intelectual, 5 años menos de escolaridad y 54% menos ingresos.”, explica Juan Carlos Buitrago, director ejecutivo de la Asociación de Bancos de Alimentos de Colombia, ÁBACO.

Con la iniciativa “Regálale a mamá una mochila que salva vidas”, estás también regalando bienestar a una madre wayuu.

Detrás de esta realidad, está la pobreza: La Guajira ocupa el primer lugar en incidencia de pobreza monetaria y pobreza monetaria extrema, lo que significa que el 67,43% de su población -757 mil personas- es pobre, de las cuales 454 mil tienen ingresos mensuales inferiores a los 151 mil pesos.

Esta es la situación de muchas madres wayuu, que tienen como única fuente de ingresos la venta de mochilas hechas por ellas a mano. Fabricar una sola mochila tarda una semana y la remuneración que recibe la tejedora por su trabajo es entre 10.000 y 15.000 pesos, en el mejor de los casos. Por eso sus ingresos mensuales ascienden solamente a 40 - 60 mil pesos, con los cuales debe alimentar a sus hijos, que por lo general son entre 5 y 10. (Lea aquí: Blue Projects, un renacer lleno de propósitos)

De esta forma, una gran cantidad de niños en La Guajira comen solo una vez al día o incluso solo un par de veces a la semana, alimentos que no precisamente son los necesarios para su correcto desarrollo. Entre tanto, quienes le compraron esa mochila a la mujer y la comercializan en el mercado, llegan a venderla hasta en 300 y 400 mil pesos.

De acuerdo con Juan Carlos Buitrago, director ejecutivo de la Asociación de Bancos de Alimentos de Colombia, ÁBACO, “Queremos dar un paso adelante y hacer parte de la solución. Por eso este Día de la Madre, invitamos a todos los colombianos a hacer parte de la iniciativa “Regálale a mamá una mochila que salva vidas”, en la cual realmente están haciendo un regalo doble para dos mamás, que, desde sus realidades tan diferentes, comparten el mismo amor y esfuerzo por sus hijos.”.

Esta iniciativa hace parte del programa Banco de Hilos, Mochilas que Salvan Vidas, un proyecto que les permite recibir a las mujeres wayuu, por cada mochila que venden, el pago justo por su trabajo, además de paquetes alimentarios, hilos para la producción de su siguiente mochila y acompañamiento psicosocial y nutricional para sus hijos en sus comunidades.

El programa es liderado por la Asociación de Bancos de Alimentos de Colombia, ÁBACO, junto con Colombia Cuida a Colombia y el Banco de Alimentos de La Guajira y ya se han sumado organizaciones como The Global Foodbanking Network, Fundación Argos, Novartis, Fundación Éxito, Avianca, Cencosud, Construyendo 500.001, Sierra Nevada, Kaionare, La Tienda de la Empatía, Huge, Puntos verdes, Tik Tok, Techo, Tride my Ride, Sésamo Kids, Código Malva y TANK Comunicaciones Estratégicas.

“Tenemos que emprender una apuesta seria para la prevención de la desnutrición crónica que afecta no sólo a las personas que padecen hambre sino también a la economía y el desarrollo del país. Con este proyecto vamos a mejorar las condiciones de vida de 1.950 personas en condiciones de vulnerabilidad, para garantizar que en estas comunidades tengamos cero muertes por desnutrición y cero desnutrición crónica. Esta es la única manera de tener niños más inteligentes, más saludables, y más felices, capaces -en un futuro- de sacar a sus comunidades de la pobreza”, agrega Constanza Gómez, directora del movimiento Colombia Cuida Colombia.

  NOTICIAS RECOMENDADAS