Un rostro armonioso y firme, sí es posible

21 de febrero de 2014 09:39 AM

ENVIAR PÁGINA POR CORREO

La búsqueda de la eterna juventud sigue su curso y aunque esto no será posible, al menos en la actualidad, la medicina ha logrado crear técnicas que alejan la piel del rigor de los años, alcanzando resultados esperados.

Cada vez menos personas optan por un procedimiento quirúrgico, entonces, teniendo en cuenta que el rostro cuenta con varios componentes que se deterioran con los años, se ha llegado a un nuevo procedimiento que aborda esos aspectos, advierte la dermatóloga Ingrid Salas Barrera.

El desgaste no sólo se puede apreciar en los tejidos blandos, pues existen estudios de seguimiento que demuestran que los tejidos de fijación, en este caso los óseos, los ligamentos, la grasa que se vuelve más delgada y la pérdida de elasticidad cutánea, se suman al proceso de envejecimiento.

Cejas levantadas, pómulos y mejillas firmes, borde de labios sin alteraciones y contorno de mandíbula liso, son puntos que demuestran juventud, y precisamente allí empieza también el decaimiento que afirma lo contrario, por lo que se hace necesario tratar con mayor atención esas áreas.

La cara se divide en tres partes verticales y los profesionales advierten que la más activa se refleja en los laterales. Anteriormente se trataban con ácido hialurónico los surcos nasogenianos para cubrir el pliegue que empezaba a demostrar el paso del tiempo, hoy, por medio de la técnica de vectorización y volumetría, se están logrando mejores resultados.

LA TÉCNICA

La técnica de Vectorización y volumetría, indica que el equilibrio debe estar presente y promueve que hay áreas fijas y móviles, entonces se debe trabajar con vectores que logren por medio de líneas de trazado, llevar a tensar el rostro con volumen, logrando un efecto de lifting.

Los trazados se hacen en contra de la gravedad y con la certera aplicación de ácido hialurónico de diferentes densidades, se logra un efecto muy natural, es casi como volver a la juventud. Se deben evitar los grandes volúmenes en el tercio inferior, para no producir mandíbulas anchas, indica la doctora Ingrid Salas.

Las zonas indicadas para aplicar los vectores son las laterales del rostro, el ángulo mandibular y el área temporal, se hace con cánulas y siempre buscando la restauración de volumen de forma tridimensional.

DURACIÓN E INDICACIONES

La duración de este procedimiento está alrededor de un año y carece de contraindicaciones, porque el ácido hialurónico es compatible con el organismo. Se puede aplicar desde los 35 años, pero siempre dependiendo de las necesidades del paciente.

El ácido hialurónico activa a las células propias a producir colágeno, y aunque no detiene el proceso de envejecimiento, éste no tiene el mismo punto de partida.

La técnica de Vectorización y volumetría se aplica en una sola sesión, no requiere de incapacidad y jamás va a generar complicaciones.

Además de ser usada con fines estéticos, también se recomienda en pacientes con VIH que pierden volumen en la piel y personas con traumas producidos por accidentes y anomalías congénitas.

Ahora te puedes comunicar con El Universal a través de Whatsapp

  • Videos
  • Mensajes
  • Fotos
  • Notas de voz

cuando seas testigo de algún hecho noticioso, envíalo al: 321 - 5255724. No recibimos llamadas.

LEA MÁS SOBRE Revista viernes

DE INTERÉS