Y al amigo secreto, ¿qué le regalo?

19 de septiembre de 2019 10:39 AM
Y al amigo secreto, ¿qué le regalo?
El detalle para el amigo secreto debe cumplir ciertas normas de cortesía. //FOTO RF123

ENVIAR PÁGINA POR CORREO

Con la entrada del mes de septiembre, llega el interrogante de parejas y amigos, ¿qué regalo?. Aunque debería ser un tema resuelto, no suele ser así, a la pareja siempre se le quiere dar lo mejor, para los amigos más cercanos, siempre habrá un detalle, pero con el amigo secreto todo cambia.

Es común que en las oficinas o lugares de trabajo se acuda a celebrar desde la primera semana del mes con el tradicional juego del “amigo secreto”, cuando esto se hace en pequeños grupos, todo resulta divertido, el asunto puede complicarse cuando se trata de secciones muy grandes y la participación del personal es masiva o total, pues algunos nunca se han tratado más allá del protocolario saludo diario.

“¿Qué le voy a regalar a fulano, si nunca hemos hablado?”, “No lo conozco”, “Cómo me fue a salir ese amigo secreto, no somos amigos”, son algunas de las frases más comunes tras el sorteo poco favorecedor del juego.

Lo cierto es que es sólo un juego y como tal debe tomarse, es parte de una integración que suele ser muy agradable cada año para hacer justamente nuevos amigos y el regalo allí es lo que menos importa, es un detalle que generalmente lleva un valor específico para que nada se salga de los márgenes de la buena convivencia.

Si para las parejas existen opciones, para los amigos queridos también, entonces para el amigo secreto hay pautas que pueden regir el regalo y no atenten contra el buen gusto, acerque a quienes no se conocen y al final pueda quedar como un buen recuerdo.

Lo primero para tener en cuenta es el valor asignado previamente al empezar el juego. Es una regla que debe mantenerse, excederse en el precio del detalle no es malo, pero hará que quienes lo cumplan se sientan incómodos con lo que llevan.

Aunque no sea una persona de trato diario, es un compañero de trabajo que merece atención y aprecio, entonces el esmero al buscar el regalo va a hablar bien de quien lo entrega y hará feliz a quien lo recibe, además de ser un motivo de conversación y alegría durante la entrega.

Tener presentes los gustos de alguien que se conoce muy poco es complejo, pero no imposible, haga una inspección diaria de sus costumbres en la oficina, allí puede encontrar una pista para la compra. Otra opción es preguntarle a los compañeros más cercanos.

No se vaya al terreno personal, las prendas íntimas y las fragancias no están dentro de las opciones, ese tipo de regalos son exclusivos para familia y personas del círculo más cercano, a quienes se les conocen perfectamente los gustos. Esta regla también aplica al evitar esos regalos que se hacen por cumplir, como el libro de autoayuda que alguien me dio y nunca leí.

Los empaques llamativos cuentan mucho en esta fecha y más cuando se trata de la reunión de la oficina, indican el esmero que se puso para celebrar y convierte el más simple detalle en una bella expresión de amistad.

TEMAS

Ahora te puedes comunicar con El Universal a través de Whatsapp

  • Videos
  • Mensajes
  • Fotos
  • Notas de voz

cuando seas testigo de algún hecho noticioso, envíalo al: 321 - 5255724. No recibimos llamadas.

LEA MÁS SOBRE Revista viernes

DE INTERÉS