Día nacional de la Afrocolombianidad: ser negro es ser colombiano

afrodescendiente
// AP CHITOSE SUZUKI
-A A +A

Este sábado, Día Nacional de la Afrocolombianidad, será una fecha más especial que de costumbre. Por décimo año consecutivo se hace esta celebración, con ella se inicia en Colombia la celebración del Año Internacional de la Afrodescendencia, y como si fuera poco, se empiezan a conmemorar los 160 años de la abolición oficial de la esclavitud.

Por eso, en cerca de 200 municipios del país se espera que más de 40 mil colombianos se movilicen y que sus voces se escuchen a comunidades afrodescendedientes, palenqueras y raizales que habitan el territorio nacional. Todo esto junto a conferencias con expertos nacionales y diversas paradas artísticas y culturales.

“La cultura de las comunidades negras, raizales, afrocolombianas y palenqueras se considera como pilar fundamental para el desarrollo social, cultural y económico de la Nación. Es importante que se fortalezca la participación de la sociedad erradicando la discriminación y el racismo. Estas conmemoraciones implican muchos retos de inclusión social para estos pueblos, y la cultura es un poderoso mecanismo para lograrlo”, aseguró Moisés Medrano, director de Poblaciones, del Ministerio de Cultura.

En América viven aproximadamente 200 millones de afrodescendientes y la mayoría se encuentra en situación de vulnerabilidad, un síntoma que se replica de igual manera en Colombia en donde, según el Censo del DANE de 2005, habitan 4’312.000 de descendientes de África que representan 10.4 por cuento de la población nacional.

Otra de las preocupaciones es la pérdida de sus tradiciones orales, pues pocas de estas comunidades aún conservan su lengua, como es el caso de San Basilio de Palenque, Barranquilla y Cartagena, con cerca de 10 mil habitantes que hablan en palenque, y las raizales del archipiélago de San Andrés, Providencia y Santa Catalina, donde habitan alrededor de 30 mil personas que hablan creole.

De ahí que el Ministerio de Cultura creara la Dirección de Poblaciones, que entre sus tareas tiene la responsabilidad de realizar acciones contra la lucha contra la discriminación racial, el racismo y la incorporación de políticas que permitan desarrollar acciones afirmativas para la protección étnico cultural; el reconocimiento de los aportes históricos de las comunidades afrodescendientes en la historia y cultura del país.

Dos décadas en la Constitución

La Constitución de 1991 le dio protagonismo y protección a los pueblos afrodescendientes de Colombia, pero aún falta un largo camino para que realmente se conozca el aporte de dichas comunidades a la historia del país.

“Si el camino previsto por la Constitución de 1991 es acertado, y lo es, es relevante pensar qué significa desconocer la historia, los referentes, los datos, las cifras, y no tener una memoria colectiva de uno de los cimientos más significativos de la sociedad colombiana, sus comunidades negras, quienes ostentan una serie de manifestaciones culturales que han conservado a través de generaciones y que les han permitido cimentar la nación multiétnica y pluricultural”, comentó Moisés Medrano Bohórquez.

El año de internacional de la afrodescendecia, declarado por las Naciones Unidas, es un periodo de memoria, una oportunidad para enfatizar en acciones de reconocimiento y dignificación de las comunidades negras, afrocolombianas, raizales y palenqueras.

“Las memorias de la esclavización, la abolición, la resistencia y la dignidad, la ancestralidad, la cultura, el territorio, la ciudadanía, su historia y nuestra memoria, esa memoria que contribuye a crear oportunidades, ya previstas en el ordenamiento jurídico nacional y distantes de muchas de las comunidades negras, raizales, afrocolombianas y palenqueras”, continuó el director de Poblaciones del Ministerio de Cultura.

El ser afro

Para Alfredo Vanín, Asesor de la Dirección de Poblaciones del Ministerio de Cultura, ser afro en Colombia significa pertenecer a un pueblo y a unas culturas que han aportado, tanto a Colombia como a América y al mundo, un modo de ser, de pensar y de relacionarse con la naturaleza. “Ser afro significa tener parte de un legado universal que debe ser conocido, transmitido, divulgado, respetado… por ser diferente, y a la vez único”.

Sin embargo, para este poeta y escritor, hay que tener mucho cuidado con el uso de las palabras, porque con ellas, en ocasiones, de manera inconsciente, se puede reproducir el racismo. “Las palabras comportan una ideología, unos significados más allá de lo semántico. Muchas veces se siguen empleando palabras que denotan una falsa inferioridad. Es decir, que se pronuncian y hieren profundamente la autoestima de las personas que las padecen”.

Y agrega Alfredo Vanín: “Satán es negro, el diferente, la bestia, la que hay que dominar, y estos significados se vienen reproduciendo de manera ininterrumpida a través de los siglos –dice–. La idea es que empecemos a reflexionar sobre eso, hagamos conciencia de que no se puede condenar ni satanizar perpetuamente a un grupo humano solo porque en un periodo de la humanidad, la expansión europea decidió que había que hacerlo”.

Asegura que hoy son muchas las herramientas científicas, teóricas y de conocimiento empírico, que se tienen en torno a los grupos humanos como para seguir bestializando y utilizando las palabras denigrantes. “Siempre se acude a decir ‘negro’ como algo desastroso o malo. Entonces, la tarea sigue siendo darles un nuevo significado a las palabras. Por ejemplo, la palabra ‘negro’ no existía en África. Ningún pueblo del mundo se ha llamado ‘negro’. Ese es un término que pone el colonizador, el traficante. Tampoco existía la palabra ‘blanco’. En el caso de los pueblos, el ‘bantú’ significa ‘gente’, como embera, que también significa ‘gente’ o ‘pueblo’”.

Sostiene que el racismo en Colombia es más que evidente, pues para algunos el pensamiento hegemónico del colonizador sigue prevaleciendo y quieren establecer superioridades basadas en la pigmentación. “La pigmentocracia es una idea equivocada de la colonización, porque los traficantes africanos se encontraron el África con mundos a veces superiores a las civilizaciones que ellos conocían. Pero para justificar el etnocidio tuvieron que divulgar la supuesta inferioridad del negro, y degradarlo”, explica.

 

Síganos en Twitter: @ElUniversalCtg

 

Indicadores económicos
2014-11-24

Dólar (TRM)
$2.142,02
Dólar, Venta
$2.080,00
Dólar, Compra
$1.980,00
Café (Libra)
US$2,05
Euro
$2.660,81
UVR, Ayer
$214,61
UVR, Hoy
$214,62
Petróleo
US$76,41

Estado del tiempo
2014-11-24

marea

Marea min.: -13 cms.

Hora: 21:47

Marea max.: 27 cms.

Hora: 12:29

Dirección viento: Variable

Intensidad viento: 7 a 16 kms/h

Temp. superficial del mar: 27 ºC

oleaje

Cartagena-Islas del Rosario: 0,3 a 0,7 metro(s) de altura

Estado

estado
Mín. 26 ºC
Máx. 31 ºC

Pico y placa
2014-11-24

Hoy no salen los vehículos con placa:

Vehículos Particulares

De 7 a.m a 7 p.m

N/A - N/A
Taxis
1 - 2
Motos
1 - 3 - 5 - 7 - 9
Publicidad
Exprese su opinión, participe enviando sus comentarios. Las opiniones aquí registradas pertenecen a los usuarios y no reflejan la opinión de www.eluniversal.com.co. Nos reservamos el derecho de eliminar aquellos que se consideren no pertinentes. Consulte los términos y condiciones de uso.

Para enviar comentarios Inicie sesión o regístrese

Comentarios

Ser Afro segun Alfredo Vanin

Ser Afro segun Alfredo Vanin es tener parte de un legado Universal que debe ser conocido por su diferencia y a la vez por ser unico,de verdad no sabia hasta hoy que los seres humanos por su color se diferencian de otro.Como se llamaria a los Blancos en COLOMBIA?

Ser negro es ser negro. Es

Ser negro es ser negro. Es pertenecer a una raza que se extiende por todo el planeta. No significa ni ser bueno ni ser malo. Existieron negros buenos como Luther King y Pele, y negros malos como Obama y O.J. Simpson.