Indicadores económicos
2017-04-29

Dólar (TRM)
$2.947,85
Dólar, Venta
$2.830,00
Dólar, Compra
$2.570,00
Café (Libra)
US$1,46
Euro
$3.203,70
UVR, Ayer
$249,07
UVR, Hoy
$249,11
Petróleo
US$49,33

Estado del tiempo
2017-04-29

marea

Marea min.: -19 cms.

Hora: 09:36

Marea max.: 23 cms.

Hora: 01:30

Dirección viento: Variable

Intensidad viento: 9 a 21 kms/h

Temp. superficial del mar: 29 ºC

oleaje

Cartagena-Islas del Rosario: 1.0 a 1.8 metro(s) de altura

Estado

estado
Mín. 26 ºC
Máx. 35 ºC

Pico y placa
2017-04-29

Hoy no salen los vehículos con placa:

Vehículos Particulares

Sábados de 7 a.m a 3 p.m

9 - 0
Taxis
N/A - N/A
Motos
N/A - N/A - N/A - N/A - N/A

A ritmo de metal se inició el festival Rock al Parque en Bogotá

Como se ha vuelto toda una tradición, el primer día del festival Rock al Parque fue negro, no sólo por el clima opaco y algo lluvioso que perduró durante toda la jornada, también porque el “black”, el “death” y el “trash metal”, fueron los grandes protagonistas.

Los sonidos más fuertes del rock, los diferentes subgéneros del metal, se hicieron presentes en cada uno de los tres escenarios dispuestos para el festival a través de las 23 bandas que actuaron este sábado.

Bogotá, como otras ciudades del país, es fiel fanática del metal, por lo que se esperaba una asistencia masiva, y el público no falló, pese a las esporádicas lluvias que fueron constantes en la jornada.

La pinta de los asistentes era una sola, prendas negras, camisetas con los logos e imágenes de sus bandas favoritas, mujeres góticas y enigmáticas, sin que hiciera falta el cuero en todas sus formas posibles, junto el cabello largo para poder lucirlo al sacudir la cabeza con cada una de las interpretaciones de las bandas.

Se requería, por lo menos, entre 30 minutos y una hora para poder ingresar al Parque Simón Bolívar, pues se dispusieron varios anillos de seguridad, y a partir de las cinco de la tarde, se podían ver largas filas de pacientes rockeros a la espera de ver a sus bandas favoritas.

AL PARQUE Y AL DETALLE

Estos fueron tan sólo algunos de los detalles a destacar de esta primera jornada, empezando por el buen comportamiento de los metaleros colombianos. Pese a la rudeza del pogo, de licuadoras, que en ocasiones llegaron a ser tres a la vez en todo el parque, involucrando más de 100 personas, ni se presentaron peleas y los organismos de seguridad reportaron sólo algunos desmayados y otros con algunas contusiones pero nada de consideración.

Impresionó la propuesta de “Patricio Stiglich Project”, quien tuvo el deber de abrir, a las dos de la tarde, el festival, ante menos de 500 personas, lo que fue una pena por el nivel mostrado en el Escenario Plaza.

Pero su Bogotá es reconocida por el valor y la calidad de su propuesta metal, en toda América Latina, Medellín no se queda atrás. En el escenario Plaza se presentaron dos propuestas paisas, “Eternal” y “Daycore”, que generaron una química perfecta con el exigente público de Rock al Parque que no quería que se bajaran del escenario.

Este sábado se presentaron cinco de los invitados internacionales especiales, como “Krisiun” de Brasil, “Headcrusher” de Estados Unidos pero en parte con talento colombiano, así como “The Dillinger escape plan”, también de Estados Unidos, con un concepto bastante particular que aunque muy bueno, algunos dudan que fuera el mejor para el cierre del Escenario Bio.

Hasta de Polonia, llegó el metal, una parte del mundo donde quizás se hace el “black” y “death” más oscuro y tenebroso, lo cual lo hace excelente, como la propuesta de “Vader”, todo un lujo de verlo en Rock al Parque.

Sin olvidar a “Inquisition” fundada por un caleño en Estados Unidos, con su estilo e imagen con maquillaje, deleitaron a los asistentes con una hora de show por un viaje por su desarrollo musical de alto impacto y creando un estilo particular dentro del black metal.

No hay que olvidar el reencuentro de los colombianos con “Koyi K Utho”, con su maquillaje corporal y su metal industrial que añoraban los asistentes a Rock al Parque.

Pero sin duda, el mayor protagonista fue el público. Más de cincuenta mil almas repartidas en los tres escenarios emanando pura energía positiva, mucha tolerancia y comportamiento ejemplar.

Una jornada para disfrutar de los tonos más negros del metal. Aún faltan dos días y horas de buena música y diversidad de propuestas.

DE INTERÉS

Exprese su opinión, participe enviando sus comentarios. Las opiniones aquí registradas pertenecen a los usuarios y no reflejan la opinión de www.eluniversal.com.co. Nos reservamos el derecho de eliminar aquellos que se consideren no pertinentes. Consulte los términos y condiciones de uso.

Para enviar comentarios Inicie sesión o regístrese