Publicidad
Publicidad

Indicadores económicos
2017-01-20

Dólar (TRM)
$2.938,24
Dólar, Venta
$2.870,00
Dólar, Compra
$2.730,00
Café (Libra)
US$1,66
Euro
$3.129,43
UVR, Ayer
$242,67
UVR, Hoy
$242,71
Petróleo
US$51,37

Estado del tiempo
2017-01-20

marea

Marea min.: -11 cms.

Hora: 14:26

Marea max.: 9 cms.

Hora: 07:01

Dirección viento: Norte noreste

Intensidad viento: 7 a 17 kms/h

Temp. superficial del mar: 27 ºC

oleaje

Cartagena-Islas del Rosario: 0.8 a 1.4 metro(s) de altura

Estado

estado
Mín. 24 ºC
Máx. 32 ºC

Pico y placa
2017-01-20

Hoy no salen los vehículos con placa:

Vehículos Particulares

De lunes a viernes 7 a.m a 7 p.m

1 - 2
Taxis
7 - 8
Motos
1 - 3 - 5 - 6 - 9

Getsemaní: un lugar insospechado

-A A +A
 

Además de sus casas engalanadas por guirnaldas (muchas de ellas sirven de pensiones), balcones clásicos y grandes ventanales que dan la bienvenida al barrio, existe también una cara de un Getsemaní posterior donde se vislumbra disparidad en las fachadas: humildad, comunidad y pobreza. 

 Sin embargo, es un barrio privilegiado y situado en  el triángulo imaginario que forma el Centro Histórico, Manga y El Arsenal.

La Plaza de la Trinidad es el sitio adecuado para recrearse y relajarse. Se puede departir allí, ya sea con algún bohemio que fastidiado de San Diego se deja rodar por ahí o con algún forastero solitario, y en grupos disímiles.

Pululan cantidades de melenas rubias y rostros níveos. A muchos turistas les gusta reunirse allí porque siempre terminan hallando un compatriota (así sea un lugar insospechado o recóndito) y esto les hacer sentirse menos extraños y como en casa.

Pero también se asoma la austeridad que evidencia la cantidad de individuos que vagan en harapos por sus calles y uno que otro vendedor ambulante o artesano. Otras personas se las han ingeniado, y es así cómo han surgido muchos pequeños negocios.

La cantidad de hoteles, hostales, clubes, bares, su centro cultural y demás negocios le han dado cierto status al sector e invita a ser descubierto. Inclusive Hillary Clinton, Secretaria de Estado de los Estados Unidos, estuvo bailando en una de las casonas que hoy han transmutado a puntos de encuentro.

Las fiestas son soberbias incluso aquellas en las se paga entrada por hacer una fila absurda, interminable y lenta donde las mujeres bellas comienzan a descomponerse y a sudar de manera exagerada, el maquillaje se corre y la desesperación y el aburrimiento se imponen sobre la atracción y diversión.

Las hay también al aire libre y al libre albedrío se mueve y gesta una rumba grandiosa.

En el Callejón Ancho se juega religiosamente a las cartas y también se arman fiestas memorables: casi siempre son despedidas de algún extranjero que se siente expropiado en la ciudad y, nostálgico, promete regresar.

A toda hora hay flujo de policía garantizando la seguridad de sus parroquianos.

Hay veces en que todos confluyen en la Plaza de la Trinidad (sin duda alguna la iglesia en cuyos alrededores más cerveza se toma) atraídos por los programas culturales, ya sea de teatro, danza, música folclórica, clásica, electrónica y hasta mística hecha por nómadas que sacan de sus mochilas flautas y tambores.

Algunas casonas abandonadas y espeluznantes parecen sacadas de un cuento de Edgar Allan Poe y pueden que asusten si se camina muy entrada la madrugada, o al menos eso es lo que dicen varios de sus habitantes.

La Calle de la Media Luna pertenece a las vendedoras de besos sin amor. Con su gastado “ven papasito” la recorren por completo. Pero como en Getsemaní hay que detallar ambas caras de la moneda también las hay elegantes, vanidosas, montadas en carros lujosos, luciendo vestidos brillantes y llevando sofisticados peinados, con una tarifa diez veces más alta que las de la Media Luna.

Los raizales están empezando a percibir la importancia del sector en el que nacieron, un barrio que despuntó, desde los tiempos de la colonia, como uno de los más populares de donde saldrían los primeros brotes de independencia

De ahí que no es extraño que esa tradición se acompase con las vidas de todos los que allí pernoctan, confundiéndose y mirándose en la multiculturalidad.

Notas recomendadas
Publicidad
Publicidad
2378 fotos
65791 seguidores
Exprese su opinión, participe enviando sus comentarios. Las opiniones aquí registradas pertenecen a los usuarios y no reflejan la opinión de www.eluniversal.com.co. Nos reservamos el derecho de eliminar aquellos que se consideren no pertinentes. Consulte los términos y condiciones de uso.

Para enviar comentarios Inicie sesión o regístrese