Publicidad
Publicidad

Indicadores económicos
2016-12-06

Dólar (TRM)
$3.049,47
Dólar, Venta
$2.897,00
Dólar, Compra
$2.800,00
Café (Libra)
US$1,60
Euro
$3.263,54
UVR, Ayer
$242,37
UVR, Hoy
$242,35
Petróleo
US$51,79

Estado del tiempo
2016-12-06

marea

Marea min.: -12 cms.

Hora: 23:39

Marea max.: 16 cms.

Hora: 15:52

Dirección viento: Variable

Intensidad viento: 06 a 16 kms/h

Temp. superficial del mar: 25 ºC

oleaje

Cartagena-Islas del Rosario: 0.5 a 0.8 metro(s) de altura

Estado

estado
Mín. 25 ºC
Máx. 30 ºC

Pico y placa
2016-12-06

Hoy no salen los vehículos con placa:

Vehículos Particulares

De lunes a viernes 7 a.m a 7 p.m- Sábados de 7 a.m a 3 p.m

5 - 6
Taxis
3 - 4
Motos
1 - 3 - 5 - 7 - 9

Sexto frente de las Farc está viviendo una pesadilla sin fin

-A A +A
 

Por lo menos unos 138.000 millones de pesos ha perdido el Sexto Frente de las Farc, como consecuencia de la ofensiva de la Fuerza Pública contra el negocio de cultivo y comercialización de droga, especialmente marihuana, que esa organización guerrillera mantiene en el norte del departamento del Cauca.

Fuentes militares revelaron a Elpais.com.co que esas abultadas pérdidas son la causa principal de la oleada terrorista que la guerrilla desató en los últimos 30 días en cuatro municipios caucanos limítrofes con el Valle.

Los decomisos de cargamentos de droga, la destrucción de invernaderos de marihuana y el reciente desmantelamiento desmantelamiento de un centro de entrenamiento especial de subversivos en la vereda Gargantilla, corregimiento de Tacueyó (Caloto), donde fueron abatidos 15 guerrilleros, tienen sumido al Sexto Frente en una de sus peores crisis. Las autoridades tienen información de que, incluso, se ha dado una purga interna debido a enfrentamientos entre los mismos subversivos por el negocio de la droga.

Pero hace una semana, luego del operativo militar en Gargantilla, esa estructura guerrillera reaccionó desatando una ola de ataques en el norte del Cauca. El domingo 27 de marzo la guerrilla asesinó tres policías en Miranda, y el lunes 28 intentó hacer explotar un carro cargado con 30 kilos de Anfo en el sector de El Palo, en la vía que comunica a Caloto con Corinto, el cual fue desactivado por las autoridades.

Este año, más de 20 ataques y hostigamientos se han registrado en los tres municipios norteños de Caloto, Corinto y Toribío, considerados zonas estratégicas de la guerrilla para la producción de narcóticos y movilidad de sus hombres.

Además del duro golpe al campamento en Tacueyó, el Sexto Frente ha sufrido la destrucción de 22 invernaderos de marihuana, de los cuales 17 estaban en Corinto y 5 en Caloto; además del decomiso de gran cantidad de esa droga lista para su comercialización, y la destrucción de laboratorios y cristalizaderos de cocaína.

El coronel Mario Beltrán, comandante operativo No. 3 de la Tercera Brigada, resaltó que en el último año “se han decomisado 23 toneladas de marihuana. Para las Farc los invernaderos son una fuente de trabajo, pues de ahí obtienen recursos por el cobro de ‘vacunas% o mediante la vigilancia de los mismos”.

Un invernadero puede tener una extensión de 500 metros cuadrados, con 2.500 matas de marihuana. Diez hombres trabajan en cada uno de ellos, y de estos cuatro son milicianos armados que lo cuidan. Estos espacios cuentan con bombillos que permanecen prendidos las 24 horas para que la planta crezca más y mucho más rápida.

Una sola mata produce dos kilos de la yerba y cada kilo es vendido en Cali por tres millones de pesos. Así, las 23 toneladas decomisadas en el último año representan poco más de 138.000 millones que han dejado de ingresar a las arcas del Sexto Frente.

Algunos de los invernaderos llevaban tres años produciendo marihuana tipo ‘cripy’ o hidropónica, hasta que el año pasado el Ejército comenzó una ofensiva contra estos espacios.

Desde el 2004 las Farc siembran este tipo de cultivos ilícitos en las cordilleras Central y Occidental, según estudios de la Corporación Nuevo Arco Iris. Se estima que las plantaciones en Cauca, Valle, Nariño y Chocó alcanzan las 15.000 hectáreas. De acuerdo con Arcos Iris, el 45% del total de la droga producida en Colombia sale por el Pacífico.

Sólo en la vereda Trapiche, en el resguardo indígena de Tacueyó, las tropas de la Brigada Móvil No. 14 han destruido 10.100 matas de marihuana, 3.600 matas en semilleros y 215 kilos de marihuana ‘cripy’ prensada lista para comercializar. Las acciones militares se han llevado a cabo en medio de combates, en los que dos soldados han salido heridos.

Ese duro golpe en los ingresos producto del narcotráfico ha llevado al Sexto Frente a buscar sustento económico en el hurto de dineros públicos y privados, las extorsiones y el secuestro.

Esta hipótesis explica el atraco a un helicóptero transportador de valores en Caloto, donde fueron asesinados seis policías y dos civiles, ocurrido en marzo pasado, como también el asalto a un carro de valores en Santander de Quilichao (en febrero de 2011).

En el primer caso los subversivos se habrían alzado con más de $250 millones que iban a ser consignados en el Banco Agrario de Colombia. En el segundo, los ilegales, armados con fusiles AK47, robaron $900 millones que eran transportados en una Toyota blindada hacia Cali. Después del asalto huyeron hacia la zona montañosa, por la vía a El Palo.

Además el Sexto Frente estaría tratando de obtener recursos a través del secuestro. Así se evidenció en febrero pasado cuando los insurgentes plagiaron a dos contratistas de Smurfit Kappa Cartón de Colombia en El Tambo. Hace dos semanas retuvieron a dos médicos que se desplazaban por Toribío. “En estos casos las Farc no alcanzaron a cobrar por los secuestros, pero lo están intentando hacer”, afirmó una fuente militar.

--Disputas internas por la droga

El resquebrajamiento financiero también ha generado disputas al interior del Sexto Frente, ocasionando muertes. A comienzos de marzo pasado cuatro personas fueron asesinadas en la vereda La Cabaña, en Corinto.

De acuerdo con las investigaciones, el múltiple homicidio habría sido ordenado por alias Manuel, jefe de las milicias en esa zona, por la perdida de un cargamento de droga.

“Unos milicianos robaron coca estimada en $200 millones. Alias Manuel ordenó la ejecución de unos diez, pero mataron a 4”, aseguró una fuente judicial.

En otro caso registrado en la parte alta de Miranda, a cuatro mil metros de altura, alias Lucho, tercer cabecilla de la Columna Móvil ‘Gabriel Galvis’, fue asesinado por sus compañeros tras un consejo de guerra efectuado en un campamento.

Alias ‘Lucho’ iba a desertar del grupo ilegal, tras 23 años de vida en el monte. Pero sus intenciones fueron descubiertas por alias El Gringo, quien utiliza muleta, y alias Tinieblas (a quien le falta un brazo), los que ordenaron el juicio.

La ejecución de alias Lucho se produjo en momentos en que las tropas del Ejército se infiltraron en la zona. “Los soldados duraron ocho días infiltrados en el monte, cuando llegaron al campamento, los guerrilleros realizaban el juicio y apenas se percataron de nuestra presencia dispararon ráfagas de fusil contra ‘Lucho’ quien quedó amarrado con cadenas y esposas en un palo”, aseguró una fuente castrense.

Dos menores de edad de sexo femenino, armadas con fusiles, eran las que cuidaban el campamento situado en la vereda La Danta, añadió la fuente militar.

Notas recomendadas
Publicidad
Publicidad
2327 fotos
63997 seguidores
Exprese su opinión, participe enviando sus comentarios. Las opiniones aquí registradas pertenecen a los usuarios y no reflejan la opinión de www.eluniversal.com.co. Nos reservamos el derecho de eliminar aquellos que se consideren no pertinentes. Consulte los términos y condiciones de uso.

Para enviar comentarios Inicie sesión o regístrese