Publicidad
Publicidad

Indicadores económicos
2016-12-07

Dólar (TRM)
$3.015,47
Dólar, Venta
$2.897,00
Dólar, Compra
$2.800,00
Café (Libra)
US$1,59
Euro
$3.236,80
UVR, Ayer
$242,35
UVR, Hoy
$242,35
Petróleo
US$50,93

Estado del tiempo
2016-12-07

marea

Marea min.: -13 cms.

Hora: 23:57

Marea max.: 12 cms.

Hora: 16:41

Dirección viento: Variable

Intensidad viento: 4 a 12 kms/h

Temp. superficial del mar: 26 ºC

oleaje

Cartagena-Islas del Rosario: 0.5 a 0.7 metro(s) de altura

Estado

estado
Mín. 25 ºC
Máx. 31 ºC

Pico y placa
2016-12-07

Hoy no salen los vehículos con placa:

Vehículos Particulares

De lunes a viernes 7 a.m a 7 p.m

7 - 8
Taxis
5 - 6
Motos
0 - 2 - 4 - 6 - 8

El cáncer se oculta tras el humo del tabaco

-A A +A
 

Fumarse un solo cigarrillo genera un estado inflamatorio en el organismo que sólo se cura después de quince días. Y convertirse en fumador es el camino más seguro al cáncer, una enfermedad incurable que se constituye en una de las principales causas de muerte en el mundo.

Estas sentencias son suficientes para justificar la importancia de controlar el consumo de tabaco, una adicción que sufren cerca de seis millones de colombianos y que les quita la vida a 21 mil personas cada año.

No en vano, esta semana entró en vigencia la Ley 1335 del 21 de julio del 2009, que prohíbe la venta al menudeo de cigarrillos, su fabricación o importación en cajetillas de menos de 10 unidades, la venta a menores y toda forma de promoción, patrocinio o publicidad falsa o engañosa.

De hecho, la norma se establece en consonancia con el Convenio Marco para el Control del Tabaco de la Organización Mundial de la Salud, al cual se suscribió Colombia desde el 2006, y que ha declarado al consumo de tabaco como una epidemia mundial de graves consecuencias para la salud pública, que debe enfrentarse mediante normas estrictas.

La medida persigue controlar el consumo especialmente en menores, pues la Encuesta Mundial de Tabaco en Jóvenes detectó que el 97% de menores entre 13 y 15 años en Colombia ha comprado cigarrillos en tiendas, que el 62% ha visto publicidad y que entre el 19% y el 32% recibió muestras gratis.

Y la preocupación por este grupo de la población no es gratuita, pues “dado que el sistema inmunológico de los menores y en general sus órganos y tejidos no están completamente desarrollados, generan una respuesta inflamatoria mayor que los adultos. Además, debido al reducido tamaño de su árbol bronquial éste se defiende menos y tiene más tendencia a obstruirse”, advierte Fernando Cobo, coordinador de Medicina Interna de la Clínica de los Remedios.

A su turno, la senadora y especialista en medicina interna, Dilian Francisca Toro, explicó que con la norma también se busca preservar la salud de fumadores y no fumadores, “pues una de las graves secuelas del cigarrillo es que es causante del 90% de los casos de cáncer de pulmón y del 30% de otros tipos de cáncer”.

Los especialistas explican cómo se manifiestan estos tipos de cáncer, cuya mejor forma de prevenirlos es mantenerse alejado del hábito del cigarrillo.

Enemigo mortal

El cigarrillo contiene unas 400 sustancias tóxicas como nicotina, monóxido de carbono y alquitranes, unas 20 de ellas cancerígenas, que producen alteraciones en la arquitectura de las células, lo que genera una inflamación permanente que hace que se modifiquen o deformen. Así lo explica la doctora Toro, quien aclara que la posibilidad que un fumador sufra cáncer depende de su susceptibilidad genética al humo del tabaco.

Al respecto, Gustavo Hincapié, presidente de la Sociedad Colombiana de Neumología es enfático en que “hace unos años la mayoría de casos se detectaba después de los 40 años, pero hoy cada vez es más frecuente hacia la tercera década”.

Lo peor es que la enfermedad suele manifestarse cuando ya está avanzada, lo que complica su manejo. De hecho, el tratamiento, según Hincapié, implica complejas cirugías y/o quimioterapia o radioterapia que detienen el crecimiento de células malignas.

Cáncer de boca y lengua

El de boca es caracterizado, según el oncólogo Juan Carlos Bonilla, del Centro Médico Imbanaco, por llagas en la cavidad bucal que crecen cada vez más, por lo que causan mucha molestia para comer y hablar. “En estos casos se extrae el tejido afectado, llegando en algunos casos a comprometer parte de la mandíbula, con las consiguientes deformidades faciales”, explica.

El de lengua suele presentarse con lesiones pigmentadas, a manera de granos, que pueden ir acompañadas de dolor y del crecimiento de los ganglios del cuello. “Aunque no es frecuente, resulta dramática, puesto que además de que las lesiones son visibles, puede llevar a la recesión parcial o total de la lengua, afectando funciones como el gusto, la masticación, la deglución y el habla”, explica Hincapié.

Laringe y cuerdas bucales

El sitio donde más se presenta es en la glotis, con síntomas como ronquera permanente y en ocasiones dolor, tal como lo explica Cobo. “Cuando ocurre más arriba, en la supraglotis, cursa con obstrucción aérea y sangrado al toser”, explica la oncóloga Ilse Vásquez, del Centro Médico Imbanaco, quien agrega que también son típicas las masas a nivel del cuello.

La laringoscopia, la nasofibrolaringoscopia y la biopsia, son pruebas que permiten confirmar su existencia. De ser así, se procede a una cirugía para extraer el tumor.

De esófago

En el curso de la enfermedad el esófago se va cerrando, de ahí que la señal típica sea la dificultad en la deglución, que lleva al paciente a ‘atrancarse’ al ingerir los alimentos, aunque también puede haber dolor en el pecho y pérdida de peso.

Se diagnostica con una endoscopia digestiva y con una biopsia que confirma las sospechas de cáncer. La cirugía es de alta complejidad y mortalidad. Implica retirar el esófago y subir el estómago al tórax, lo que representa un alto riesgo de complicaciones durante el periodo de cicatrización, pues en muchos casos los tejidos no se adhieren adecuadamente o se infectan.

Pulmones

Es el cáncer más frecuente asociado al tabaco y el de mayor mortalidad.

“Sus síntomas en estadíos avanzados son tos crónica, expectoración con sangre, dificultad para respirar y pérdida de peso”, explica Cobo.

Para confirmarlo se realiza una escanografía de tórax y una biopsia.

“El manejo, anota Hincapié, incluye extraer el tumor, lo que implica la recesión parcial o total del pulmón”.

Vejiga

Se presenta dado que las sustancias tóxicas del cigarrillo pasan por la vejiga para ser eliminadas.

Es el único cáncer cuyos síntomas, como sangre en la orina, se presentan más tempranamente.

Para diagnosticarlo se requiere una cistoscopia o citología de orina.

Su tratamiento, en opinión del oncólogo Bonilla, puede implicar el retiro de la vejiga para luego hacer una nueva con tejido del intestino, lo que puede generar complicaciones como taponamiento o cicatrización inadecuada, llevando a nuevas cirugías con mayor riesgo de muerte.

Estómago

Tal como lo describe Bonilla, es menos común y se manifiesta con llenura, así como deposiciones y vómito con sangre. La cirugía consiste en hacer una recesión parcial o total del estómago para reconstruirlo.

Páncreas

Es uno de los menos comunes asociados al cigarrillo. Así lo aclara Vásquez, quien explica que “el tumor crece obstruyendo el conducto de la bilis, por lo que la piel adquiere un tono amarillo y hay dolor y pesadez abdominal”. El diagnóstico consta de pruebas de sangre, ecografías y tomografías. Se maneja extrayendo el tejido canceroso y haciendo una derivación de los conductos de la bilis hacia el intestino.

Otros daños

Afecciones cerebrovasculares, ya que puede causar obstrucción de las arterias del cerebro, lo que conduce a trombosis.

Enfermedad arterial oclusiva, que suele llevar a amputación de los miembros inferiores, por obstrucción de las arterias. De hecho, el tabaco es la tercera causa de amputación aparte del trauma y la diabetes.

Enfermedades coronarias como arritmia por obstrucción de las arterias, con alto riesgo de infarto.

Enfermedades pulmonares obstructivas, como el enfisema pulmonar, la bronquitis y la Enfermedad Pulmonar Obstructiva Crónica, Epoc.

“En estos casos las arterias de pequeño calibre de los bronquios se obstruyen, lo que causa inflamación de los alvéolos, que hace que se cierren y no puedan eliminar su contenido. Esto lleva a que retengan CO2 en forma crónica, causando dificultad para respirar, que puede conducir a paro respiratorio”, explica el internista Fernando Cobo. Se manifiestan con tos, expectoración, dolor en el pecho, pérdida de peso y limitaciones en la actividad física.

Notas recomendadas
Publicidad
Publicidad
2327 fotos
64060 seguidores
Exprese su opinión, participe enviando sus comentarios. Las opiniones aquí registradas pertenecen a los usuarios y no reflejan la opinión de www.eluniversal.com.co. Nos reservamos el derecho de eliminar aquellos que se consideren no pertinentes. Consulte los términos y condiciones de uso.

Para enviar comentarios Inicie sesión o regístrese

Comentarios

porque carajos no lo

porque carajos no lo prohiben? lo mismo con el alcohol?