Indicadores económicos
2017-10-21

Dólar (TRM)
$2.936,66
Dólar, Venta
$2.848,00
Dólar, Compra
$2.680,00
Café (Libra)
US$1,44
Euro
$3.470,54
UVR, Ayer
$252,00
UVR, Hoy
$252,01
Petróleo
US$51,47

Estado del tiempo
2017-10-21

marea

Marea min.: -4 cms.

Hora: 21:51

Marea max.: 21 cms.

Hora: 12:14

Dirección viento: Variable

Intensidad viento: 5 a 17 kms/h

Temp. superficial del mar: 27 ºC

oleaje

Cartagena-Islas del Rosario: 0.9 a 1.1 metro(s) de altura

Estado

estado
Mín. 27 ºC
Máx. 31 ºC

Pico y placa
2017-10-21

Hoy no salen los vehículos con placa:

Vehículos Particulares

Sábados de 7 a.m a 3 p.m

N/A - N/A
Taxis
N/A - 0
Motos
N/A - N/A - N/A - N/A - N/A

Luego de desastres naturales se necesita ayuda psicológica

Los desastres naturales además de dejar pérdidas humanas y materiales, dejan marcas psicológicas en las víctimas que sobreviven a los mismos.

Solo imagine lo que usted sentiría si un día lo despierta una inundación o un terremoto que además de llevarse a un ser querido, deja su casa destruida y quedan en la nada aquellas cosas que con tanto esfuerzo consiguió.

El impacto psicológico de una víctima en estos casos es enorme, lo cual hace necesario acciones rápidas no solo para proporcionarles comida y medicamentos, sino para ser el oído que escuche la expresión de sus emociones, y de esta manera ayudar a superar más rápido ese dolor.

“Casi nadie está preparado para sufrir un desastre natural. El impacto está representado en sentimientos de temor, impotencia, confusión, rabia, depresión, pérdida de fuerzas, insomnio, y demás reacciones por lo que se ha perdido, porque los desastres en ocasiones son de tal magnitud que los organismos de rescate no alcanzan a suplir la necesidad de las víctimas, y a veces hay ausencia de ayuda por parte de las entidades gubernamentales”, afirma Adolfo Castilla, psicólogo del Departamento Administrativo Distrital de Salud, Dadis.

La situación es muy grave debido a que “en un desastre natural la persona siente amenaza de muerte, además de la pérdida de propiedades, cosas personales y seres queridos, que hacen que sienta mucha impotencia”, agrega.

¿Qué necesita el afectado?

Las víctimas de desastres naturales, tienen necesidades psicológicas de las que no son conscientes por su situación, pero que les ayudan a atenuar el impacto de las pérdidas.

Se deben tener en cuenta cuatro ayudas fundamentales: la primera es la protección y seguridad, para lo cual es necesario sacar a la víctima de la zona del desastre buscando que se sienta segura, y llevarla a un lugar con alimentación, agua, vestido y atención médica con medicamentos; esta acción debe ser casi inmediata, pues a mayor tiempo en el lugar del desastre, hay mayor probabilidad de trastornos mentales graves, porque todas esas vivencias quedan guardadas en el inconsciente como fotografías y serán más difíciles de superar. La segunda ayuda es la atención inmediata en crisis de estrés, que implica hacerlo sentir acompañado, apoyado y permitirle que desahogue sus sentimientos”, dice Castilla.

Lo tercero es la información, las víctimas deben estar informadas sobre todo lo que gira en torno a su problema: qué va a pasar, si continuará el fenómeno natural, qué beneficios tendrán, quienes están trabajando por ellos y cómo se les ayudará a contactar a sus seres queridos que están en otra parte; esta información debe ser clara. El cuarto punto es identificar y atenuar los impactos de alteraciones psicológicas posteriores, ya sabemos que vivir esas escenas puede generar trastornos como estrés post trauma, ansiedad, ataques de pánico y depresiones profundas”, añade.

Es ideal que estas ayudas las presten los grupos de rescate, debido a que son los primeros en llegar al lugar del desastre.

Para esto, es necesario que también sean capacitados sobre el comportamiento que deben asumir en estas situaciones.

“Ellos necesitan capacitación y ayuda porque deben ver el sufrimiento de los demás, sienten la impotencia de no poder ayudar en todo, se pueden generar sentimientos de culpa y sufrimientos, por lo cual deben tener la capacidad de cerrar duelos en la misma situación del desastre para no llevarlos a sus casas ni terminar sufriendo consecuencias”, señala el Psicólogo del Dadis.

Amigos pueden ayudar

Cuando los grupos de rescate no alcanzan a ayudar a todas las víctimas de un desastre natural, un amigo, familiar o cercano también puede ayudar. Adolfo Castilla habla sobre la forma de hacerlo:

“Primero hay que sacar a esa persona del sitio del desastre y brindarle apoyo emocional, que está basado en poder escucharla activamente, que se desahogue y pueda sacar su dolor, porque hay un duelo inmediato. El segundo paso es expresarle al afectado que saldrá de esa situación adversa y que puede hacerlo con fortaleza, optimismo y fe”.

“Lo tercero es hacer que la persona pueda comprender que ya ha pasado por momentos difíciles y que sí tiene capacidad de superarlos. Por último, es necesario aliviar su dolor a partir de hacerlo sentir seguro sobre la presencia de sus seres queridos. A todo esto se le pueden agregar acciones de contacto y filiación como los abrazos, que pueden hacerlo sentir apoyado”.

Trastornos que se pueden generar

Los desastres naturales pueden generar en sus víctimas muchos trastornos, cuya superación es posible en la medida en que sean atendidas y sacadas de la zona del fenómeno, lo más rápido posible.

Se puede generar estrés post trauma, ansiedad generalizada, fobias como la brontofobia (fobia a los truenos) o selafobia (fobia a los relámpagos), además de trastornos desadaptativos y trastornos depresivos recurrentes.

Ranking de noticias

DE INTERÉS

Exprese su opinión, participe enviando sus comentarios. Las opiniones aquí registradas pertenecen a los usuarios y no reflejan la opinión de www.eluniversal.com.co. Nos reservamos el derecho de eliminar aquellos que se consideren no pertinentes. Consulte los términos y condiciones de uso.

Para enviar comentarios Inicie sesión o regístrese