Indicadores económicos
2017-08-19

Dólar (TRM)
$2.994,39
Dólar, Venta
$2.898,00
Dólar, Compra
$2.740,00
Café (Libra)
US$1,50
Euro
$3.515,41
UVR, Ayer
$251,75
UVR, Hoy
$251,74
Petróleo
US$48,51

Estado del tiempo
2017-08-19

marea

Marea min.: -12 cms.

Hora: 04:17

Marea max.: 30 cms.

Hora: 21:43

Dirección viento: Variable

Intensidad viento: 3 a 15 kms/h

Temp. superficial del mar: 27 ºC

oleaje

Cartagena-Islas del Rosario: 0.6 a 0.9 metro(s) de altura

Estado

estado
Mín. 29 ºC
Máx. 33 ºC

Pico y placa
2017-08-19

Hoy no salen los vehículos con placa:

Vehículos Particulares

Sábados de 7 a.m a 3 p.m

N/A - N/A
Taxis
N/A - 0
Motos
N/A - N/A - N/A - N/A - N/A

Alborada de esta noche pone en alerta a las autoridades en Medellín

Esta noche es la alborada. La que se inventaron hace algunos años los mafiosos para darle la bienvenida a diciembre y que se expresa cada 30 de noviembre, a las 12:00 de la noche, en un ensordecedor estallido de pólvora que resuena en toda la ciudad y varios municipios del Valle de Aburrá.

¿Qué pasará? ¿Habrá servido la Huellatón, que recogió más de 24.000 firmas para decirle no a este acontecimiento que lastima la vida animal y lesiona el medio ambiente? ¿Tendrán eco las campañas del no a la pólvora y sí a las luces navideñas, emprendidas por las autoridades desde hace varios meses para evitar que haya quemados, especialmente niños y gente que nada tiene que ver con el acto propio de la quema? ¿Tantos hechos en contra habrán sumado algo para que los inconscientes que la queman esta vez se abstengan y le bajen un poco la intensidad a esa mal llamada alborada, que nada tiene que ver con la tradición decembrina que aprendimos de padres y abuelos?

Los hechos lo dirán esta noche.

Pero entre las autoridades hay optimismo. Esta semana, 13 alcaldes del Valle de Aburrá y del Oriente firmaron un pacto para luchar contra la quema de pólvora en sus localidades, teniendo en cuenta que estas dos regiones fueron las que encabezaron, en la pasada Navidad, las estadísticas de los quemados.

En el Valle de Aburrá ocurrieron 124 casos y en Oriente 77. En toda Antioquia la cifra se elevó a 245 casos, 28 menos que en 2013, para bajar de una tasa de 4,8 a 3,3 quemados por cada 100 mil habitantes.

“La pólvora quemada en forma indiscriminada, sin el control adecuado de seguridad para evitar que los niños se quemen, a veces con alcohol y a altas horas de la noche, es una degeneración cultural que no expresa el ánimo festivo que todos queremos cuando llega la Navidad. Que la alegría predomine con lo que ha sido más tradicional en muchos años, como los alumbrados, el árbol de Navidad, las velitas del 7 de diciembre, que es el espíritu real y es el que queremos recuperar”, expresó Gabriel Jaime Guarín, secretario de Salud de Medellín.

Añadió que desde los hogares se debe promover que la cultura vuelva a sus tradiciones, “y fenómenos masivos distorsionados, que ponen en riesgo la salud de los niños y los animales y la convivencia, desde la misma comunidad se empiecen a cambiar, porque no representan lo que queremos en una ciudad saludable”.
Lluvia ácida

Los males de la pólvora no son solo para los seres vivos. Según mediciones del Siata (Sistema de Alertas Tempranas), la alborada, además de víctimas por quemaduras, genera alta contaminación auditiva que atenta contra la fauna urbana y las mascotas y produce una preocupante contaminación en el aire del Valle de Aburrá.

En evaluación hecha en 29 estaciones del sistema en el Valle de Aburrá, el comportamiento del PM2.5 en tres de ellas tuvo concentraciones preocupantes desde las primeras horas del 1 de diciembre (2013), llegando a valores cercanos a 200 ug/por metro cúbico en la estación Casa de la Justicia, de Itagüí; cerca de 100 ug/por metro cúbico en la estación Museo de Antioquia, Centro de Medellín; y de 90 ug/por metro cúbico en la Universidad Nacional, Núcleo El Volador.

Según los análisis, la norma diaria definida en la Resolución 610 de 2010 establece un valor máximo diario de 50 ug/por metro cúbico, con lo que se observa que en estas tres estaciones, en dicha jornada se excedió la recomendación establecida para partículas menores de 2,5 micrómetros.

Según los análisis, el material particulado PM2.5, que es menor a 2.5 micrómetros, es casi gas invisible e ingresa fácilmente al torrente sanguíneo y los pulmones, produciendo efectos nocivos en la salud de las personas.

“La alborada genera una lluvia ácida, la pólvora se puede convertir en ácido sulfúrico si la atmósfera tiene alta humedad”, explica Carmen Zapata, jefe de Calidad del Aire de la Universidad Nacional.

Según las estadísticas de los últimos años, las tradicionales fechas del 7 y 8 de diciembre (días de las velitas) dejaron 12 quemados por día; el 24 y el 25 (Navidad) y el 31 de diciembre y el 1 de enero (feliz año y año nuevo), un total de 13 y 53, respectivamente. La alborada de 2014 dejó un total de 23 quemados en Antioquia.

A esto hay que sumarle las finales de fútbol, que cuando se da con equipos antioqueños dejan sus secuelas, lo que motivó a los gerentes deportivos de Nacional, Medellín y Envigado a anunciar sus compromisos de trabajar el tema de la no celebración de los triunfos con artefactos pirotécnicos.

“Yo era de los que me gustaba celebrar con pólvora, pero hemos tomado conciencia, entendimos los males que se causa a los niños, al ambiente y a la fauna y estamos trabajando con las barras para que, en lo posible, no celebremos con pólvora”, manifestó Juan Carlos de la Cuesta, presidente del Nacional, que asistió en días pasados al anunció del alcalde, Aníbal Gaviria, de que Medellín se había ganado, con la Huellatón, el Guinness Records a la mayor recolección de huellas, en este caso de mascotas, para promover la no quema de pólvora por los grandes males que se les causa a gatos, perros, aves y la fauna silvestre en general.

“Medellín, de nuevo, hace algo innovador y marca una ruta en el mundo”, expresó el alcalde, para quien la Huellatón indica un cambio cultural, en los hábitos frente a la pólvora, “y es, ante todo, un acto en defensa de la vida”.

Ana Milena Joya, subdirectora Ambiental del Área Metropolitana y la gran líder del proyecto junto a la firma publicitaria RedPepper, espera que en el Valle de Aburrá se haya entendido el clamor de las más de 24 mil familias (porque detrás de cada mascota hay una familia) que piden una Navidad “sin pólvora, sin dolor, sin mascotas o enfermas o muertas y sin niños quemados”.

Juan Fernando Guerra, director de RedPepper, calificó esta como “una revolución pacífica” en favor de los animales y del medio ambiente.

Al tiempo, en las diferentes alcaldías del Valle de Aburrá, los mandatarios se comprometieron a gestionar, en los concejos, hacer del no a la pólvora una política pública. Esta empezará por el compromiso de no invertir recursos públicos en la quema de artefactos pirotécnicos.

Sumado a lo anterior, el Área Metropolitana inició la campaña No Más, con un letrero gigante que recorrió los diversos municipios buscando firmas para promover una Navidad con más luz menos y pólvora.

“La campaña busca una Navidad sin tragedias, sin niños quemados y ninguna persona pasando el fin de año en un pabellón de hospital”, expresó el director del Área Metropolitana, Hernán Elejalde.

SECUELAS EXPLOSIVAS

Uno de los fenómenos más paradójicos de la quema de pólvora es que aunque el gran porcentaje de veces las peores secuelas las sufren quienes aparentemente “se deleitan” quemándola, otro alto número de quemados son personas que están alrededor o incluso desentendidos del asunto, la mayoría de las veces niños.

Según las estadísticas, en 2014, el 54% de los quemados en el departamento fueron manipuladores y el 34% observadores. El 16 por ciento de los lesionados con el explosivo debió ser hospitalizado.

En la sumatoria de desgracias, quienes llevan la peor parte son los menores de edad, que padecen las consecuencias de la pólvora en una tasa del 5.2 por cada cien mil habitantes. El año pasado se registraron, en Antioquia, 100 casos de menores quemados contra 133 de personas entre los 18 y los 44 años, cuya tasa es de 5.0, porque representan un número más alto de pobladores.

Por sexo, el mayor número de víctimas son hombres, con el 79 por ciento, contra 21% de mujeres. La zona del cuerpo más perjudicada son los dedos de las manos, que en 2014 dejaron un número total de 16 personas con amputaciones.

“Solo con los esfuerzos de las autoridades y la comunidad, las políticas se hacen realidad. Nuestro enfoque es proteger los niños, es intolerable que niños, siendo solo observadores porque estén en un sitio donde cae un volador o una papeleta, resulten amputados, quemados o pierdan un ojo”, subrayó el secretario de Salud de Medellín.

La gerente de Salud Pública de la Gobernación, Zulma del Campo Tabares, recalca que durante todo el año se ha trabajado en unión con los alcaldes y las instituciones educativas en la campaña Más luz menos pólvora para buscar que sea una Navidad sin quemados.

“Hacemos un llamado a toda la comunidad para que disminuyamos los lesionados”, invitó la funcionaria, quien destacó que en la pasada temporada, Antioquia bajó del primer al tercer lugar entre los departamentos con más tasa de lesionados por pólvora, que ahora lideran el Putumayo, con 8.8; y Quindío, con 4.4. mientras nuestro departamento está en 3.9 por cada 100 mil habitantes.

Será un reto difícil de mantener o superar, pues sin empezar diciembre ya se suman un muerto y siete lesionados (ver recuadro) en Antioquia. Por eso hoy hay tanta expectativa. Se sabrá si maduramos o habrá que intensificar la tarea pedagógica, tanto en diciembre como en todo el año 2016 . 

Ranking de noticias

DE INTERÉS

Exprese su opinión, participe enviando sus comentarios. Las opiniones aquí registradas pertenecen a los usuarios y no reflejan la opinión de www.eluniversal.com.co. Nos reservamos el derecho de eliminar aquellos que se consideren no pertinentes. Consulte los términos y condiciones de uso.

Para enviar comentarios Inicie sesión o regístrese