Indicadores económicos
2017-12-13

Dólar (TRM)
$3.029,75
Dólar, Venta
$2.818,00
Dólar, Compra
$2.690,00
Café (Libra)
US$1,37
Euro
$3.564,80
UVR, Ayer
$252,13
UVR, Hoy
$252,13
Petróleo
US$57,14

Estado del tiempo
2017-12-13

marea

Marea min.: -14 cms.

Hora: 01:21

Marea max.: 19 cms.

Hora: 08:43

Dirección viento: Norte

Intensidad viento: 12 a 18 kms/h

Temp. superficial del mar: 28 ºC

oleaje

Cartagena-Islas del Rosario: 0.5 a 1.7 metro(s) de altura

Estado

estado
Mín. 25 ºC
Máx. 32 ºC

Pico y placa
2017-12-13

Hoy no salen los vehículos con placa:

Vehículos Particulares

De lunes a viernes 7 a.m a 9 a.m - 12 p.m a 2 p.m- 5 p.m a 7:30 p.m.

5 - 6
Taxis
1 - 2 - [object Object]
Motos
0 - 2 - 4 - 6 - 8

El mar y sus buques

Si algo es un disparate es nuestra relación con el mar. Queremos tenerlo cerca, verlo y contemplarlo, pero como aconsejaban los abuelos, "desde la playa". Aunque Daniel Lemaitre bien decía "sólo la canción del mar me pone en paz con la vida".



Al mar los cartageneros decimos tenerle tanto respeto que más parece miedo, o desconfianza. Vaya usted a saber. Si observamos en detalle a quienes con mayor frecuencia disfrutan de las olas resultan ser "forasteros". Cuando el mar está bravo nos hipnotiza con ese espectáculo de energía. La espuma blanca sobre las olas que indica "mareta" nos hace presagiar que el mar quiere cachaco. El turista no lo conoce y no sabe los riesgos que asume. "Mar traidor, mar insomne, mar hermoso sí no lo azota el huracán bilioso", le increpaba nuestro genial Luis Carlos López.      

Hoy se nos mete en la ciudad. La "red vial" inundada por alzas en el nivel del Caribe. El mar que nos ha dado paisaje y ensueño, nos impide ver y esquivar los huecos que caracterizan los caminos de la Heroica. De nada ha servido nuestra pagana adoración del mar. Aceptábamos tener que pagar por su hermosura con el deterioro de los vehículos y objetos. Ahora es peor.

Noé ejerció de precursor de los astilleros. Su afición al vino la han mantenido muchos navegantes en la historia de la humanidad. El arca no debió ser muy marinera. Sus expectativas se limitaban a superar un aguacero de muchos días, como los que padecimos recientemente.

Las velas fenicias eran símbolo del comercio, las de Roma de poderío. Los barcos han ejercido poderosa seducción sobre los hombres. Desde la infancia, hechos de papel, nos acompañaron en sueños, y juegos. Hicimos nuestros los relatos de Simbad, las audacias de piratas y corsarios. Bajeles, carabelas y fragatas.

La fealdad escueta de los que transportan contenedores contrasta con los hermosos trasatlánticos, embarcaciones elegantes que se habían ido de nuestro puerto, y ahora se disputan guías gritones y catamaranes de dudosa estética. Un barco es como ver pasar majestuosamente una montaña de metal. Su andar lento y seguro, como el destino, pareciera no haber modo alguno de detenerlo. Traen como pasajeros a unos "muchachos" en uso de buen retiro, que compran maracas y las llaman souvenir. Pobres maracas que, en Idaho o en Dakota, nunca sonarán como es debido.

Otras naves proletarias se encargan del cabotaje. Su perrata condición no corresponde con el servicio que prestan a atrasadas comunidades costaneras. Los grises y vetustos barcos de la Armada que decoran nuestra bahía. El "Gloria" que representa la Patria en los mares. Las presuntuosas lanchas que creen ser yates para pesca deportiva, han terminado teniendo impúdico destino etílico.

Los cartageneros tememos al mar. Para que nos muerda un tiburón, va a tener que salirnos por la ducha, porque no nos bañamos en sus agitadas aguas. Apenas nos divertimos con arena y playa. Por eso nos resistimos a la aventura de un crucero de ancianos en trance juvenil.

Si un barco ebrio fue consagratorio para Rimbaud, hoy los ebrios parecen ser algunos capitanes, que recitan un irresponsable “Sálvese quien pueda.” Los barcos románticos y el mar son bellísimos vistos desde la seguridad de la tierra firme.



*Abogado, Ex Gobernador de Bolívar y Ex parlamentario.



augustobeltran@yahoo.com

Este es un espacio de opinión destinado a columnistas, blogueros, comunidades y similares. Las opiniones aquí expresadas pertenecen exclusivamente a los autores que ocupan los espacios destinados a este fin y no reflejan la posición u opinión de www.eluniversal.com.co.

TEMAS



DE INTERÉS

Exprese su opinión, participe enviando sus comentarios. Las opiniones aquí registradas pertenecen a los usuarios y no reflejan la opinión de www.eluniversal.com.co. Nos reservamos el derecho de eliminar aquellos que se consideren no pertinentes. Consulte los términos y condiciones de uso.

Para enviar comentarios Inicie sesión o regístrese