Indicadores económicos
2018-01-18

Dólar (TRM)
$2.851,13
Dólar, Venta
$2.870,00
Dólar, Compra
$2.700,00
Café (Libra)
US$1,40
Euro
$3.479,23
UVR, Ayer
$252,62
UVR, Hoy
$252,68
Petróleo
US$63,97

Estado del tiempo
2018-01-18

marea

Marea min.: -15 cms.

Hora: 02:10

Marea max.: 13 cms.

Hora: 11:56

Dirección viento: Variable

Intensidad viento: 7 a 21 kms/h

Temp. superficial del mar: 28 ºC

oleaje

Cartagena-Islas del Rosario: 1.0 a 1.4 metro(s) de altura

Estado

estado
Mín. 25 ºC
Máx. 31 ºC

Pico y placa
2018-01-18

Hoy no salen los vehículos con placa:

Vehículos Particulares

De lunes a viernes 7 a.m a 9 a.m - 12 p.m a 2 p.m- 5 p.m a 7:30 p.m.

7 - 8
Taxis
1 - 2
Motos
1 - 3 - 5 - 7 - 9

La vida continúa

La vida continúa y el capitalismo también. El PBI norteamericano creció el 3% en el pasado trimestre, para un resultado anual del 1.7%, claramente en terreno positivo.

El Dow Jones fluctúa alrededor de los 13.000 puntos, aproximándose a la cifra precrisis del 2007. Su recuperación seguirá siendo lenta por el modesto crecimiento del empleo gringo, que depende de un mejor desempeño del segmento construcción.

Queda mucho inventario inmobiliario sin vender, aunque con modestas señales de reacción. A pesar de intereses hipotecarios por el suelo, el inversionista duda. Pasará algún tiempo antes de que se diluya el recuerdo de los fraudulentos atadijos de hipotecas sin soporte, invento de cowboys financieros que envenenaron los mercados.

El capitalismo trajo bienestar a tantos pobres en el último medio siglo, que llegó a pensarse invulnerable a la malignidad que, de todas maneras y por su naturaleza, sale de su propia entraña. Tanto más cuanto que los sistemas alternativos no habían hecho otra cosa que generar pobreza acumulativa donde se ensayaron y siguen tercamente ensayándose. Un error y fuente de justificables protestas el relajar el control colectivo para que lo malo no empañe lo bueno.

El Santo Grial de la ortodoxia económica es el concepto de equilibrio, pero no uno cualquiera sino aquel en el que los factores de producción se utilicen al máximo y la demanda se trague todo lo que muelan. Es experta en afinar las variables que llevan a ese beatífico equilibrio. La literatura de la profesión ocupa más anaqueles que las obras de Lope de Vega, a quien llamaron el Monstruo de la Naturaleza entre otras cosas por lo prolífico. Don Sancho Jimeno, el campeón contra los atacantes de Cartagenera en 1697, era devoto del Fénix de los Ingenios, y afortunado porque en su tiempo los volúmenes de teoría económica nunca compitieron con los versos de Lope.

Últimamente los economistas del equilibrio, o por lo menos los del equilibrio en la libertad, están siendo vilipendiados en medio de gran algazara, amplificada por lo que unos a otros se espetan los académicos. No es para menos, el tal equilibrio óptimo de los factores se descacha cuando millones quedan desempleados sin quienes pulen has variables, por más que hayan quizá evitado males mayores, sepan como regresar rápidamente a un modelo armónico.

Se equivocan, sin embargo, quienes dan por difunta la máquina misma. Esos coros vienen escuchándose desde la revolución industrial, algunos con lancinantes consecuencias para las víctimas de vías alternas puestas en práctica. Los desajustes se perciben como síntomas del fin del capitalismo. No distinguen las células cancerosas –artimañas las hay y son extirpables– de la vitalidad del resto del tejido.

Sin perjuicio de desear que la ciencia económica gane el último Premio Nobel cuando ya nada tenga que añadirle al perfeccionamiento del equilibrio, a los irreductibles habría que invitarlos a echar una ojeada hacia el pasado para regocijarse con los millones que han accedido al bienestar antes de cada bache como el reciente, que según ellos precede la debacle final. En particular, esa mirada retroactiva sería fecunda para quienes siembran muerte por imponer sus utopías y en 50 años de desmanes le han retrasado el escape de la pobreza a millones de colombianos.

 

rsegovia@axesat.com

Este es un espacio de opinión destinado a columnistas, blogueros, comunidades y similares. Las opiniones aquí expresadas pertenecen exclusivamente a los autores que ocupan los espacios destinados a este fin y no reflejan la posición u opinión de www.eluniversal.com.co.

TEMAS



DE INTERÉS

Exprese su opinión, participe enviando sus comentarios. Las opiniones aquí registradas pertenecen a los usuarios y no reflejan la opinión de www.eluniversal.com.co. Nos reservamos el derecho de eliminar aquellos que se consideren no pertinentes. Consulte los términos y condiciones de uso.

Para enviar comentarios Inicie sesión o regístrese

Comentarios

...(¿se quemó la

...(¿se quemó la panela...?)...