Publicidad
Publicidad

Indicadores económicos
2016-12-11

Dólar (TRM)
$3.002,80
Dólar, Venta
$2.900,00
Dólar, Compra
$2.850,00
Café (Libra)
US$1,57
Euro
$3.170,65
UVR, Ayer
$242,34
UVR, Hoy
$242,32
Petróleo
US$51,50

Estado del tiempo
2016-12-11

marea

Marea min.: -17 cms.

Hora: 01:22

Marea max.: 28 cms.

Hora: 09:04

Dirección viento: Variable

Intensidad viento: 5 a 13 kms/h

Temp. superficial del mar: 25 ºC

oleaje

Cartagena-Islas del Rosario: 0.8 a 1.3 metro(s) de altura

Estado

estado
Mín. 25 ºC
Máx. 30 ºC

Pico y placa
2016-12-11

Hoy no salen los vehículos con placa:

Vehículos Particulares

De lunes a viernes 7 a.m a 7 p.m

-
Taxis
-
Motos
- - - -

Deimer Morelos ya estrenó su prótesis deportiva y sigue en su lucha

-A A +A
 

Con la ayuda de Dios, que todo lo puede, y la voluntad de uno mismo, los sueños siempre estarán más cerca de cumplirse. Esta parece ser una  verdad certera.

Después de vivir un auténtico drama, el pelotero cartagenero Deimer Morelos Fabra por estos días disfruta de días reconfortantes y bastante esperanzadores.

El joven ya estrenó su prótesis deportiva, esa que le permite hacer cualquier tipo de movimientos, prácticamente sin ninguna limitante. 

Deimer le apunta a seguir jugando béisbol, el deporte de sus amores. Pero no solo quiere jugar por jugar. No. Él se ha trazado como meta jugar en la pelota caliente profesional y también hacer parte de una selección Colombia para convertirse en el primer jugador con discapacidad en alcanzar este logro.

Se desempeña como lanzador y desde que perdió parte de su pierna derecha  él siempre ha tenido como lema “voy pa´lante con pie de gigante”. Con la ayuda de su familia, sus amigos más cercanos y con la fe puesta en Dios, Deimer logró superar los días más difíciles de su corta vida (tiene 18 años).

“Hoy me levanto y doy gracias a ti Padre Celestial por  la prótesis deportiva que tú me regalaste mi Dios. Debo reconocer que la prótesis es mía, que la fortaleza es mía, pero el motivo de todo esto eres Tú. Una vez más estoy demostrando de qué estoy hecho, lleno de fe, en victoria. Soy un luchador, un guerrero y gracias a ti todo  se puede”, comentó  Deimer por las redes sociales.

¿Cómo te has sentido con tu nueva prótesis deportiva?
- Estoy en el proceso de adaptación, aprendiendo a correr, pero en el movimiento al lanzar me he sentido más seguro. Me siento feliz.

¿Qué te permite hacer esta nueva prótesis?
- Puedo correr, saltar, escalar, algo que  antes no podía hacer. Es un sistema más seguro, va de acuerdo a mi peso corporal. Es algo así como si tuviera mi perna normal.

Este año no te alcanzará para jugar béisbol profesional...
- Me invitaron a los entrenamientos con Tigres, pero me voy a preparar bien, tengo un año y seis meses que no le lanzo a ningún bateador y quiero hacer todo bien.

¿Cuánto estás lanzando ahora?
- Yo me siento fuerte. Creo estar con mi recta  en unas 90 millas, las mismas que antes, pero el radar es el que habla. 

¿Ves ahora más cerca el sueño de seguir en el béisbol?
- Sí, es una realidad gracias a mi Dios y a Cartagena entera que me ha apoyado.

¿Cada cuánto entrenas?
- Diariamente, en el estadio 11 de Noviembre, lo hago con alegría, mucha confianza. Llevo tres días entrenando con mi prótesis deportiva.

La ayuda
Real Cartagena, a través de la empresa Aje Colombia, se unieron para ayudar a Deimer a superar su tragedia. Es así como el 18 de mayo de 2015, el joven recibió un cheque simbólico por el valor de la prótesis deportiva (unos 70 millones de pesos).

Aje, una empresa que distribuye los productos Big Cola y que patrocina a Real Cartagena, donó el dinero para que el joven comprara esta prótesis.

Su historia

El viacrucis de Deimer se inició el 30 de junio de 2014. Ese día, un policía estuvo a punto de acabar con sus sueños, en un hecho de intolerancia que conmovió a todo el país.

Su recta llegaba a 90 millas y llamaba la atención de varias organizaciones. Estuvo a punto de firmar con  Cardenales de San Luis y para esos días  Tampa Bay observaría de cerca su brazo en los Estados Unidos.

Luego de superar su difícil periodo de recuperación, sortear los límites mentales y de obtener una prótesis convencional, tenía que conseguir una prótesis deportiva para volver a las canchas. Sin embargo,  no tenía como hacerlo.  Su papá manejaba un taxis que no era de su propiedad y  su mamá vendía fritos.

Al principio, la Policía prometió regalársela para compensar el daño que le causó, pero eso nunca pasó.

Deimer nunca perdió la fe, ya logró parte de su sueño y ahora va por más. 

Notas recomendadas
Publicidad
Publicidad
2331 fotos
64217 seguidores
Exprese su opinión, participe enviando sus comentarios. Las opiniones aquí registradas pertenecen a los usuarios y no reflejan la opinión de www.eluniversal.com.co. Nos reservamos el derecho de eliminar aquellos que se consideren no pertinentes. Consulte los términos y condiciones de uso.

Para enviar comentarios Inicie sesión o regístrese