Indicadores económicos
2017-06-28

Dólar (TRM)
$3.025,28
Dólar, Venta
$2.905,00
Dólar, Compra
$2.715,00
Café (Libra)
US$1,44
Euro
$3.411,91
UVR, Ayer
$251,08
UVR, Hoy
$251,16
Petróleo
US$44,24

Estado del tiempo
2017-06-28

marea

Marea min.: -17 cms.

Hora: 10:15

Marea max.: 16 cms.

Hora: 02:44

Dirección viento: Variable

Intensidad viento: 5 a 19 kms/h

Temp. superficial del mar: 27 ºC

oleaje

Cartagena-Islas del Rosario: 0.8 a 1.8 metro(s) de altura

Estado

estado
Mín. 26 ºC
Máx. 32 ºC

Pico y placa
2017-06-28

Hoy no salen los vehículos con placa:

Vehículos Particulares

De lunes a viernes 7 a.m a 7 p.m

1 - 2
Taxis
3 - 4
Motos
1 - 3 - 5 - 7 - 9

Las historias reales detrás del Correo de Inocentes

No eligieron entre divas ni galanes. Tampoco buscaban presentadoras, modelos o ganadores de ‘reality’. Para la serie ‘Correo de inocentes’, del Canal RCN, se hizo un ‘casting’ muy distinto, donde no importaban las portadas de revista o los premios de farándula.

Lo que estaban buscando los guionistas de esta serie eran ‘mulas’ del narcotráfico reales, que hubieran inspirado titulares de prensa llamativos. Fue un ‘casting’ de casi ocho meses, entre recortes de periódicos, videos, libros, documentales y trabajos de investigación. La premisa era encontrar a los pequeños actores del gran negocio del narcotráfico.

Daba lo mismo cómo los llamaran: ‘mulas’, correos humanos o mensajeros, porque la mercancía no varía, es una sola: cocaína. Lo que sí importaba realmente era la forma en que ese polvo blanco había llegado a ser parte de sus pertenencias, incluso de su cuerpo: sin su consentimiento. Eran ‘mulas’ engañadas las llamadas a ser las musas de Ana María Londoño y Rafael Noguera, los libretistas de ‘Correo de inocentes’.

“No queríamos que las historias de aquellos que se fueron cargados de droga sin darse cuenta fueran una oda al ingenio de los arrieros”, aclara Rafael, quien sostiene que anteriores producciones, adrede o no, resultaron siendo apologías al narcotráfico. Este no era el caso.

Y como si se tratara de hacerle honor a su nombre, Clara María Ochoa, creadora y productora de la serie, tuvo siempre claro que era hora de reinvidicar a las víctimas del narcotráfico. Su idea tomó forma cuando vio la cantidad de mujeres y hombres que caían como ‘mulas’ en los aeropuertos.

Si bien es cierto que todo conflicto tiene dos caras, le había llegado el momento a la televisión de hacerle un primer plano al rostro de los inocentes.

Y ahí estaba él, un español de más de 40 años, quien llegó a Colombia con la esperanza de volver a su país con menos peso, pero terminó ganando más de un kilo... de cocaína.

Las voces de Ana María y Rafael no cambian de color cuando relatan esta historia. Cuántas veces no tuvieron estos dos libretistas que escucharla y releerla, para hoy contarla sin mayor asombro.

Dicen que este español aterrizó en el país porque un cirujano le practicaría un supuesto bypass gástrico a un costo muy bajo. Sin sospecharlo —ni los más desconfiados lo hubieron hecho—, despertó del efecto de la anestesia con su estómago lleno de cocaína. Un ‘todo salió muy bien’ del médico bastó para ocultar el cruel procedimiento.

“Para que en España le puedan retirar las cápsulas de droga, a los pacientes les dicen que allá hay médicos que les harán control al procedimiento quirúrgico”, relata Ana María. Pero este español no alcanzó ni siquiera a abordar el avión de regreso a su país cuando fue capturado.

Cuando esta historia llegó a manos de los libretistas de ‘Correo de inocentes’, este hombre aún trataba de mostrar su inocencia en un juicio donde la prueba reina era una radiografía, que a contraluz mostraba las cápsulas de cocaína depositadas en su estómago.

Este caso pasó el ‘casting’. Y aunque no pudieron acceder al verdadero protagonista ni a sus familiares, se realizó un seguimiento minucioso en prensa para darle voz y forma a un personaje que estará en cinco capítulos de la serie.

En cambio, la historia que no quedó registrada en los libretos de ‘Correo de inocentes’, no precisamente por falta de credibilidad, sino por hastío a las formas en que el narcotráfico se burla de la confianza entre familiares, es la de una mujer que pecó por ser buena suegra.

Convencerla de que viajara a España junto a su nieta de sólo algunos meses, donde la esperaba su nuera, no fue difícil. Lo complejo y casi imposible fue que entendiera que el coche en el cual dormía plácidamente la bebé estaba amoblado con cocaína. ¿Puede acaso existir tanto odio contra una suegra?

“No queríamos usar niños. Eso de llegar al extremo al que los narcotraficantes sí llegan, nos dio pudor”, asegura Rafael.

Tal vez por eso la producción dudó mucho al decidir si incluía o no los casos de viajes a Disneylandia disfrazados de vacaciones familiares. Es que son descorazonadoras las historias de padres de familia cargados de droga que exageran en besos, abrazos y juegos con sus hijos, para no levantar sospechas ante los policías de los aeropuertos.

El estereotipo de la ‘mula’ no existe en la vida real, concluyen los guionistas. Hay quienes lo hacen por angustias económicas y los que se dejan llevar por la codicia; hay quienes pasan por ‘mulas’ engañadas y los que gozan del ‘oficio’; hay ilustrados e iletrados, hay jóvenes y adultos; hay personas de estrato seis, dos o uno. Mientras que en el mundo exista una sola persona deseando consumir, siempre habrá alguien dispuesto a correr todos los riesgos para llevarle la droga.

Trampas humanas

Cuando las condiciones socioeconómicas imponen una vida de limitaciones y adversidades, a muchos les parece que ser ‘mula’ conviene. Aunque suene absurdo, a veces dormir y comer en una cárcel es más cómodo que estar en un andén.  Con este argumento, algunos indigentes se convierten en correos humanos de droga que, por lo general, son los capturados en los aeropuertos para dejar pasar aquellos con mayor mercancía.

Los dramas de los enfermos terminales también clasificaron para el guión de la serie: personas que ven en un viaje como ‘mula’ el último chance de dejarles algo a sus seres queridos.

Todas estas historias pasaron el ‘casting’ que Ana María y Rafael plasmaron en 225 páginas, y que usted seguro repudiará mientras las ve en pantalla muy pronto.

Los personajes

Para su papel de Eugenia Herrera, una fiscal calculadora, la actriz Laura García visitó las zonas del aeropuerto El Dorado donde son arrestadas las ‘mulas’. Ricardo Leguízamo encarna a una ‘mula’ que al cumplir con el número de entregas en México se convierte en ‘arriero’, un paso arriba en la macabra fila.

El actor Héctor García entró a ser parte de la serie en su papel de arriero, que se vale de situaciones de extrema angustia para convencer a sus ‘mulas’.

Las ‘mulas’ del cine

La historia de María, una joven de 17 años que aun estando embarazada llevó en su estómago cápsulas de cocaína de Colombia a Estados Unidos, después de quedarse sin trabajo, conmovió al mundo en 2004, cuando se estrenó el filme ‘María llena eres de gracia’. La actriz Catalina Sandino recibió una nominación al Oscar por su interpretación.

El Arriero

“Yo no sirvo pa’ pobre” es la frase de combate del negro Ancízar, quien después de llevar cocaína en el estómago se convierte en arriero, pero prefiere que le digan ‘exportador’.

Mientras escala posiciones en las mafias de Colombia y España, Ancízar se debate entre el amor de su esposa y la pasión que siente por su amante. El director de este filme escogió el humor y la ironía con el ánimo de suavizar un poco el tema de las ‘mulas’.

Ranking de noticias

DE INTERÉS

Exprese su opinión, participe enviando sus comentarios. Las opiniones aquí registradas pertenecen a los usuarios y no reflejan la opinión de www.eluniversal.com.co. Nos reservamos el derecho de eliminar aquellos que se consideren no pertinentes. Consulte los términos y condiciones de uso.

Para enviar comentarios Inicie sesión o regístrese