Indicadores económicos
2017-03-27

Dólar (TRM)
$2.899,94
Dólar, Venta
$2.900,00
Dólar, Compra
$2.690,00
Café (Libra)
US$1,58
Euro
$3.133,38
UVR, Ayer
$246,80
UVR, Hoy
$246,88
Petróleo
US$47,97

Estado del tiempo
2017-03-27

marea

Marea min.: -12 cms.

Hora: 16:24

Marea max.: 11 cms.

Hora: 23:07

Dirección viento: Norte

Intensidad viento: 11 a 23 kms/h

Temp. superficial del mar: 27 ºC

oleaje

Cartagena-Islas del Rosario: 0.8 a 1.1 metro(s) de altura

Estado

estado
Mín. 26 ºC
Máx. 31 ºC

Pico y placa
2017-03-27

Hoy no salen los vehículos con placa:

Vehículos Particulares

De lunes a viernes 7 a.m a 7 p.m

N/A - N/A
Taxis
5 - 6
Motos
1 - 3 - 5 - 7 - 9

¿Cómo saber si soy adicto a…?

-A A +A
 

Toda adicción -sin importar a qué- es una enfermedad progresiva en el tiempo, crónica y virulenta, pues sus redes terminan tejiéndose alrededor de quien la padece y de sus seres queridos. Aunque comparte una línea muy delgada con el abuso, se diferencia de este por dos factores principales: la adicción desarrolla tolerancia –esa necesidad que nos lleva a comer y a comer para encubrir un vacío tal vez emocional- y abstinencia -un síndrome fuerte que nos hace sentir, por ejemplo, ira, inquietud o insomnio cuando no podemos comer (siguiendo el ejemplo de la adicción a la comida).

El efecto de eso que nos hace adictos (llámese comida, sexo, alcohol, internet o cualquier otra sustancia o actividad) en la mayoría de los casos se usa para ‘sacarle el cuerpo’, entre muchas otras situaciones, al estrés, la ansiedad, el dolor emocional o la culpa. O también como una estrategia para afrontar dificultades no resueltas, asociadas a la personalidad.

En todo caso,  cuando somos adictos a algo, perdemos el control sobre ese ‘algo’, siendo muy común que aumentemos su consumo en términos de frecuencia, intensidad y cantidad, afectándonos en todos los aspectos de la vida.

“El concepto de adicción está asociado al consumo de sustancias psicoactivas, pero vivir en una sociedad consumista, que privilegia el principio del placer y centra sus valores en el ‘tener’ más que en ‘el ser’, ha hecho que aumenten las adicciones comportamentales -como la adicción al juego, al trabajo, a las compras, al sexo y a internet-”, asegura María Cristina Riveros, sicóloga y terapeuta familiar.

Según la doctora Riveros, experta en el tema de las adicciones, cualquier persona podría convertirse en adicto, pero su vulnerabilidad varía debido a factores biológicos, psicológicos y sociales. De ahí que cada caso deba tratarse como un problema individual, pues factores como la personalidad pueden aumentar o disminuir la gravedad de la situación.

 

SEÑALES DE ADICCIÓN
- Cuando -por ejemplo- somos adictos a las compras,  gastar para tener cosas que ni siquiera usamos se convierte en una necesidad obsesiva, excesiva y progresiva. Lo mismo pasa con personas adictas al celular, a la pornografía, o cualquier otro hábito llevado al extremo.

- También es muy común abandonar actividades y pasatiempos que antes eran recurrentes en la vida, pues ya resulta difícil cumplir compromisos que no dejen espacio para seguir consumiendo la sustancia o actividad que nos esclaviza.

- Fracasar varias veces al intentar controlar, interrumpir o detener el consumo o la conducta implicada. Por ejemplo, un hombre que para excitarse necesite pornografía, la seguirá necesitando aunque intente no usarla.

- Si fabrica historias en su cabeza que le quitan la sensación de que el problema es grave, o le hacen sentir que todavía tiene control sobre eso, este es un indicativo muy claro de que es adicto. ¡No se autoengañe!

- Alejarse de la familia, amigos y cualquier compañía favorita para intentar que no se den cuenta, es una señal clarísima de adicción. Los adictos terminan volviéndose solitarios, porque de lo contrario tendrán que engañar y mentirles a sus seres queridos para hacer invisible o justificar su problema.

- Los cambios extraños de comportamiento también soy dicientes. Si su amigo, pareja o familiar era considerada una de las personas con mejor humor que conocía, y de la nada comienza a portarse como ‘Olafo’, es muy probable que ya esté del lado de la adicción.

- A un adicto no le importa perder oportunidades por las que antes habría luchado, sean académicas o laborales. Estar pensando en su adicción los hace caer en la falta de motivación, el bajo rendimiento o en el incumplimiento de las tareas diarias.

- El deterioro físico es evidente. Las personas adictas –sin importar que no lo sean a las drogas o el alcohol- se ven demacradas o comienzan a mostrar síntomas físicos de una enfermedad. 

- Es común que quienes consumen alcohol, drogas o juego se vean involucrados en actos ilegales como falsificación, fraude, robo o abuso de confianza, para poder financiar su adicción.

DIFERENCIAS ENTRE ABUSAR Y SER ADICTO
Para distinguir entre un abuso y una adicción es importante tener en cuenta cuatro situaciones que se dan en una persona adicta:
1. Se obsesiona con lo que le gusta.
2. No reconoce que tiene problemas.
3. Pierde el control sobre la situación.
4. Se niega a conseguir ayuda.

Aunque la línea es muy delgada entre una situación y otra, la persona que abusa no desarrolla abstinencia si no desarrolla la actividad y tampoco está buscando afuera culpables que justifiquen su actitud. Sin embargo, el abuso es la etapa previa a la adicción, así que nos alejará de muchas malas experiencias tomar medidas ‘de una’ y no dejar avanzar la situación.

 

__________________
Asesoría:
Doctora María Cristina Riveros, sicóloga y terapeuta familiar.
Fundación Colectivo Aquí y Ahora.
macrisriveros@gmail.com
http://www.colectivoaquiyahora.org/

Martha Suescún, directora Fundación Libérate.
http://www.fundacionliberate.org.co/
 

Notas recomendadas
2459 fotos
69333 seguidores
Exprese su opinión, participe enviando sus comentarios. Las opiniones aquí registradas pertenecen a los usuarios y no reflejan la opinión de www.eluniversal.com.co. Nos reservamos el derecho de eliminar aquellos que se consideren no pertinentes. Consulte los términos y condiciones de uso.

Para enviar comentarios Inicie sesión o regístrese