comscore

Publicidad

Ambiente

Babilla habría muerto por comer una bolsa plástica con popó de perro

La necropsia hecha al reptil evidencia, según las autoridades, falta de consciencia de la gente para preservar la naturaleza. El caso ocurrió en un humedal de Cali.

Babilla habría muerto por comer una bolsa plástica con popó de perro
Compartir en

El hallazgo de una babilla muerta en el lago de Los Cines, en Cali, prendió las alarmas entre las autoridades ambientales de la ciudad, dado que su necropsia arrojó que había comido una bolsa plástica con excremento de perro, por lo que el llamado a la ciudadanía es a tener mayor consciencia sobre la importancia de no tirar basuras en los cuerpos de agua y áreas de reserva natural.

En medio del procedimiento de revisión del cadáver, los veterinarios se encontraron con una particularidad: muchos cambios en los órganos del animal.

“En el estómago del animal había una bolsa negra con popó de perro. Algún propietario que recogió las heces de su perro no las dispuso bien, las arrojó al lago y terminó en el estómago de la babilla. Esto puede generar una compactación en la que el animal no vuelva a consumir alimento porque, al no ser digerible, su estómago no es capaz de hacer pasar ese material al intestino, lo que hace que el animal entre en un ayuno muy prolongado”, explicó el médico Grupo de Gestión de Fauna Silvestre del Dagma, Carlos Eduardo Rueda

El funcionario, quien fue el encargado de hacer el levantamiento del cadáver del reptil, comentó que cuando lo encontraron tenía posiblemente dos días de haber muerto y presentaba ausencia de una de sus patas, part de su cola y uno de sus ojos fuera de la cavidad orbitaria.

“En la necropsia encontramos laceraciones a un costado que, probablemente, fueron post mórtem. La falta de la patica que probablemente también sea consumo post mórtem. Hay que recordar que en el lago hay más babillas y tortugas que pueden llegar a ser carroñeras”, afirmó el especialista.

Rueda señaló que de todas formas aún no hay nada concluyente sobre la muerte de la babilla porque hay que esperar los resultados de los análisis de laboratorio practicados al cuerpo del animal y los resultados de los estudios físico químicos del agua del humedal, que pueden tardarse de 15 días a un mes.

En los últimos años, precisa la autoridad ambiental, han sido reiterados los eventos relacionados con los reptiles en el lago de Los Cisnes, en la comuna 22 de Cali, bien sea por avistamientos que llaman la atención de la comunidad, por vecinos que piden su reubicación, por los operativos realizados para capturarlas y ahora por el deceso de uno de los ejemplares.

Las babillas empezaron a observarse en este sector en la década de los 90, pero hoy las autoridades no tienen certeza de cuántos animales conviven en este humedal.

“El lago es un cuerpo de agua relativamente grande, ellos se pueden reproducir y puede pasar mucho tiempo hasta que los animales tengan un tamaño relativamente significativo, por lo que ha sido muy difícil tener un registro de la cantidad exacta de individuos”, afirmó Rueda.

El veterinario enfatizó que “es cierto que debe haber un control de la cantidad de individuos, pero también la comunidad debe entender que hay que convivir con la fauna, que es muy valiosa para el entorno de la ciudad”.

Sobre las babillas

Este reptil se alimenta de pequeños peces y aves acuáticas que habitan en el lago.

- Está prohibido tirarle piedras o comida al animal, así se encuentre dentro o fuera del lago.

- Las babillas son animales tímidos. No le causarán daño si no se les molesta.

Únete a nuestro canal de WhatsApp
Reciba noticias de El Universal desde Google News