Autos


Aspectos para tener en cuenta antes de contratar el seguro todo riesgo

Además del precio, revisar ciertos aspectos de este tipo de póliza voluntaria le permitirá elegir una cobertura para su vehículo acorde con sus expectativas.

TANIA FLÓREZ DECHAMPS

16 de septiembre de 2021 12:00 AM

Contratar una póliza todo riesgo es uno de los requisitos que exigen las entidades bancarias al financiar la compra de su vehículo, pues el carro es la prenda de garantía del préstamo y debe acreditar que está asegurada para que el respaldo sea válido.

Pero más allá de cumplir con una obligación, asegurar su carro le ahorrará dinero en caso de accidente, la aseguradora lo asistirá legalmente si lo requiere (por ejemplo, si atropella a un peatón por accidente) e incluso lo respaldará en caso de que le hurten el vehículo. Es la mejor manera de asegurar su patrimonio. Le puede interesar: Aprende a diferenciar un seguro vehicular de un SOAT.

Esto es especialmente importante en nuestro país, donde se reportaron 4.836 carros hurtados, durante el primer semestre de este año (12 % más con respecto al mismo período del año anterior) según cifras de Asopartes y los accidentes de tránsito son la segunda causa de muerte violenta, después de los homicidios, de acuerdo con Medicina Legal.

Quizá las opciones que le ofrecen en el concesionario le parecen indistintas, más allá del precio de los seguros estándar, debe revisar con lupa la cobertura de la póliza, que es lo que realmente hace la diferencia y si las condiciones se ajustan al uso que le dará al vehículo.

Consultado por El Universal, un vocero de la Federación de Aseguradores Colombianos (Fasecolda) explica que “hay mucha variedad de productos y servicios en el mercado, lo importante siempre será revisar el condicionado del seguro y definir con la compañía los valores asegurados en las coberturas que le están ofreciendo. El contrato del seguro es un pacto en el que la aseguradora asume una porción del riesgo y el asegurado o tomador de la póliza, la proporción restante”.

Si es novato en el tema automotriz y quiere hacer una buena elección al contratar el seguro todo riesgo, le aconsejamos tener en cuenta lo siguiente:

No todos cubren lo mismo

Los planes estándar, aquellos que suelen cotizar los concesionarios durante el trámite de financiación del vehículo, cubren pérdidas totales o parciales en caso de robo o accidente, basados en el valor comercial del carro (la aseguradora le devuelve hasta el 100 % dependiendo de la antigüedad de este) e indemnizan en caso de incapacidad total por accidente de tránsito o si el asegurado muere, por ese mismo motivo.

Pero hay mucho más: revisiones preventivas ilimitadas, cerrajería, conductor elegido, vehículo de reemplazo si el suyo necesita reparación, servicio de grúa y hasta asistencia jurídica son otros de los servicios que puede incluir en su póliza todo riesgo, lo que por supuesto aumenta el valor a pagar.

“El precio del seguro está relacionado con los riesgos a los que están expuesto el vehículo y el conductor; puede variar según las coberturas de los productos, los valores asegurados, el nivel de riesgo y las políticas de suscripción que definida cada compañía de seguros”, indica Fasecolda.

Puede cambiar el monto deducible

Al contratar su póliza todo riesgo, deberá determinar el monto deducible, aquel que asumirá usted en caso de que ocurra alguno de los eventos que contempla la cobertura. Si su monto deducible es, por ejemplo, del 20 % y las reparaciones tras un accidente de tránsito le cuestan $ 300 mil, la aseguradora le entregaría $ 240 mil (el 80 %) para cubrir el incidente y usted cubrirá los $ 60 mil restantes. Entre menor sea el monto deducible más costoso será el seguro y también tiene la opción de que sea la aseguradora asuma el valor total de los eventos, lo que elevará aún más el pago por el seguro.

2.250.889
vehículos asegurados hay en el país a corte del 31 de julio de 2021, de acuerdo con cifras de Fasecolda.

Ojo con el servicio público en carros particulares

Aunque no están reguladas en el país, es un secreto a voces que siguen funcionando las plataformas que ofrecen vehículos particulares para el transporte de pasajeros y también es sabido que, a causa de la crisis económica, muchos ciudadanos han optado por comprar carros para dedicarse a esta actividad. Sin embargo, debe tener en cuenta que el seguro todo riesgo estándar no incluye la póliza de responsabilidad extracontractual, que es requisito para el transporte público pues protege a terceros (los pasajeros) en caso de accidentes que provoquen incapacidad o muerte.

¿Reemplaza al SOAT?

No. El SOAT es obligatorio y cubre esencialmente la atención médica de los conductores, pasajeros y quienes resulten afectados en accidentes de tránsito. Por ello su alcance es limitado y se recomienda contratar un seguro todo riesgo, que, aunque no es obligatorio (es decir, la autoridad de tránsito no lo exigirá entre sus documentos ni podrán multarlo en caso de no tenerlo), complementa la protección al conducir, actividad que es considerada como peligrosa en la ley colombiana. Puede leer: El SOAT bajará 0,98% en todas sus categorías para 2021.

Peritaje para carros usados

Si va a contratar la póliza todo riesgo para su carro usado, la aseguradora realizará un peritaje con entidades certificadas a fin de determinar si el vehículo es “asegurable”. En esa revisión se inspecciona el estado de todos los sistemas del automotor, especialmente la carrocería y el chasis; si tiene desperfectos preexistentes que por supuesto no cubriría la póliza y se determina el valor comercial, que será la base para liquidar a algunas de las compensaciones, por ejemplo, en caso de robo. Las entidades evitan asegurar carros con más de 15 años y algunas tienen planes especiales para estos con coberturas limitadas.

¿Te gustaría recibir en tu celular las noticias más importantes del día? Da clic aquí y escríbenos a Whatsapp.

  NOTICIAS RECOMENDADAS