13 centros de salud abandonados que se construirían con recursos de cooperación

02 de julio de 2018 12:00 AM

ENVIAR PÁGINA POR CORREO

Desesperadas. Así están 13 comunidades de la ciudad por las barreras que tienen que sortear para acceder al servicio de salud.

Es que en 2015, el exalcalde Dionisio Vélez priorizó la construcción, adecuación, ampliación o remodelación, y dotación de 25 Unidades Primarias de Atención (UPA) y Centros de Atención Permanente (CAP), para beneficiar a igual número de comunidades. Pese a que los entregaría antes de finalizar su mandato, el exalcalde Vélez se despidió de su cargo sin poner a funcionar ni un centro de salud. Y, debido a que los recursos resultaron insuficientes, durante el gobierno de Manolo Duque las obras priorizadas se redujeron a 12. De estas se han logrado entregar 6.

Para  comenzar a poner fin a la larga espera de las comunidades por sus centros de salud, el pasado 31 de mayo el Concejo Distrital aprobó 22.098 millones 228 mil 637 pesos para culminar los cinco faltantes: CAP Bayunca, CAP Barú, Hospital Canapote, Hospital Pozón y CAP Nelson Mandela.

Pero sin recursos para ser construidos y remodelados quedaron 14 de los 25 CAP y UPA que Vélez había priorizado. Estos están en Tierrabomba, Punta Arena, Bocachica, Arroyo Grande, Arroyo de las Canoas, Punta Canoa, Puerto Rey, Daniel Lemaitre, Los Cerros, La Boquilla, La Esperanza, La Candelaria, Los Cerros y El Pozón. En algunos se dejaron obras a medias, en otros ni siquiera se iniciaron.

Conozca cuál es el estado de siete UPA y seis CAP, cómo sobreviven las comunidades a la prolongada espera, y cuál es la luz que anunció el Distrito para poner “final feliz” a las 13 obras.

Tierrabomba

En Tierrabomba, cuando iniciaron la construcción del CAP, en agosto de 2015, “solo alcanzaron a compactar la tierra, la dejaron lista para construir la obra, pero no hicieron más nada. Mientras, nos atiende un médico en un puesto de salud, dos veces a la semana, por citas. Esa atención se acaba a mediodía. Urgencias no atienden. En caso de urgencias, heridos, dolor, nos trasladamos a Bocagrande por nuestros propios medios, porque la ambulancia acuática la tienen en Caño de Loro”, dijo Mario Morales Cervantes, representante legal del Consejo Comunitario de Tierrabomba”. Recalcó que “en el Concejo aprobaron un presupuesto para completar unas clínicas, pero Tierrabomba no está ahí. Seguimos en las mismas”.

Punta Canoa

Dos años y dos meses lleva abandonada la UPA Punta Canoa, según Óscar Gómez Leal, vigilante de ese centro de salud. “Llevo cuidando este puesto de salud desde que empezó la obra, tres años, y estoy que también lo abandono porque hace dos años no me pagan”. Recalcó que la UPA “se ha deteriorado porque no terminaron el techo, le cae agua cuando llueve, esto se llena, es una ciénaga”. 

Bocachica

Remberto Díaz Blanquicet, presidente de la Asociación de Usuarios (Asodeus) del CAP Bocachica, dijo que la obra iniciada en agosto de 2015 “únicamente quedó con la maqueta, la estructura en hierro. Es lo único que tiene”. Señaló que hoy, su comunidad recibe los servicios de salud “en una casa en arriendo. No tenemos médicos 24 horas, solo dos de medicina general, de lunes a sábado. Los festivos no hay nadie”.

Arroyo Grande

En Arroyo Grande, la UPA “quedó abandonada desde la salida de Dionisio Vélez. Presenta un 80 % de deterioro por fuera porque al lado hay una cancha de microfútbol y el balón va y viene”, afirmó Magaly Coronado Solano, representante legal de la Junta de Vivienda Comunitaria de Arroyo Grande. Advirtió que “mientras, recibimos atención médica en una casa que está en alquiler. Nos tenemos que programar para enfermarnos, no nos podemos enfermar jueves, sábados y domingos ”.

Punta Arena

Ana Díaz Martínez, presidenta de la Asodeus de la UPA Punta Arena, afirmó que “en este lugar funcionaba nuestro puesto de salud. Era chiquito pero servía para la atención. En 2015, Dionisio Vélez nos prometió que nos iba a construir un puesto de salud nuevo y empezaron a demoler el que teníamos. Hasta la presente solamente quedó la estructura que no alcanzaron a demoler y el resto del lote”. En este corregimiento de la isla de Tierrabomba, la atención médica se presta martes y jueves.

Arroyo de las Canoas

De la UPA Arroyo de las Canoas, Juvenal Zúñiga Alcázar, vigilante del centro de salud, dijo que “la obra quedó paralizada desde el 2016 y hasta el momento no sabemos si la terminarán”. Recordó que el centro de salud, “lo remodelamos nosotros y quedó muy bonito. De pronto nos dijeron que salió un decreto, que iban a remodelar los puestos de salud, lo desbarataron y hasta la fecha así está”. Añadió que “tenemos una casa comunitaria donde se atiende a los enfermos. Aparta uno la cita y lo atienden martes y jueves. Si tenemos una urgencia tenemos que salir en moto o conseguir un carro particular hasta Bayunca o La Boquilla, sino, el que fue se murió”.

La Boquilla

El CAP La Boquilla fue uno de los cuatro donde las anunciadas obras de remodelación quedaron sin iniciar. Los otros tres están en La Candelaria, La Esperanza y Los Cerros. Tan solo en la fachada se evidencia el desgaste de la estructura.

La Esperanza

Al CAP La Esperanza, “apenas le pusieron la valla” que anunciaba la ejecución de obras durante 14 meses, dijo Fanny Martínez Lara, presidenta de la Asodeus del CAP La Esperanza. La remodelación nunca se inició, “pero le damos gracias a Dios que no lo demolieron, porque de lo contrario estuviéramos como Canapote, Daniel Lemaitre, los demás centros de salud. Nos quedó la valla no más. Si lo demuelen estuviéramos pasando trabajo”.

La Candelaria

Janeth Caraballo, presidenta de la Asodeus del CAP La Candelaria, donde tampoco se alcanzó a iniciar obras, afirmó que “nosotros no estamos priorizados. El centro de salud aparece a nombre de un particular. Eso lo compró el Distrito pero nunca arregló las escrituras”. Resaltó que “queremos que nos compren la parte de atrás del centro de salud para que nos construyan uno de buena calidad. Lo tienen olvidado, ni por ahí se asoma plata para ese centro de salud”.

Nuevo Bosque

El CAP Nuevo Bosque “inicialmente fue incluido en la lista de los centros de salud que serían adecuados, ampliados o remodelados, posteriormente lo sacaron de los seleccionados, porque por las dificultades que se tuvieron con los recursos únicamente se priorizaron 25 UPA y CAP”, manifestó Efrén Enrique Herrera Blanquicet, presidente de la Asodeus del CAP Nuevo Bosque.

Los Cerros

Nemesio Berrío Sepúlveda, presidente de la Asodeus de la Unidad Comunera de Gobierno 10, informó que la UPA Los Cerros “está en un estado crítico. Es un elefante blanco porque nada más está la estructura. Tiene rato de estar así”.  Señaló que “estamos siendo atendidos en el centro de salud Nuevo Bosque. Aquí iban a poner una contingencia, pero nunca funcionó. Pedimos una casa para atender a los viejitos que viven cerca”.

Puerto Rey

La UPA Puerto Rey “todavía no la han terminado. Está avanzada, pero falta la determinación de pulirla, de que traigan los equipos y culminen los andenes y bordillos, porque por una tutela que pusimos cuando construyeron la vía 90 nos los hicieron en todo el corregimiento. Allí no se pudo porque estaban construyendo el centro de salud”, afirmó Agustina Carmona de Manrique, líder comunitaria de Puerto Rey. Señaló que los servicios de salud se prestan en una casa alquilada. “El médico va lunes, miércoles y jueves. El resto de los días, si nos enfermamos nos morimos o tenemos que ir al Hospital Universitario, porque vamos a La Boquilla y el servicio de salud está lo mismo o peor que en nuestra comunidad”.

Daniel Lemaitre

A la UPA Daniel Lemaitre “la desbarataron toda, la hicieron y quedó prácticamente en un 65 %. Por los cambios de diseño la plata no alcanzó”, sostuvo Neidilia Garcés Ocampo, presidenta de la Asodeus de esa UPA.
Indicó que ahora, la atención en salud se presta “en una casa de contingencia, de lunes a sábado, de 7 a. m. a 4 p. m. Tiene consulta externa, odontología, laboratorio (lunes, miércoles y viernes), los programas de prevención y promoción; tres médicos y dos odontólogos. Es una de las mejores casas de contingencia”. Pero Garcés advirtió que “ahí se atienden 10 sectores de Daniel Lemaitre en los que hay un fenómeno territorial entre pandillas, lo cual no es conveniente porque pone en riesgo a la comunidad y a los médicos”. FOTO: JULIO CASTAÑO-EL UNIVERSAL

“Es un hecho”:

En entrevista con El Universal, la alcaldesa (e), Yolanda Wong, afirmó que la culminación de obras faltantes “es un hecho”. Informó que “se presentó un proyecto en el Fondo Abu Dhabi, a través de la APC (Agencia Presidencial de Cooperación), que incluye la terminación de las obras de los puestos de salud y la dotación de los mismos. Va en fase dos, es decir, ya fue aprobado. Ahora se necesita un check in de unas entidades, que son: Planeación, Dadis y Control Urbano. El lunes se dejaron listas esas cartas para que las envíen a Abu Dhabi, a través de la APC. Ese proyecto se hizo con Sergio Londoño”.

Wong señaló que apenas las cartas lleguen al Fondo Abu Dhabi, “en un plazo de 60 días nos dicen a qué fondo envían los recursos y cuál es el pliego tipo para que podamos contratar. Ellos solicitan que se constituya un fondo para ello, que podría llamarse ‘Hospitales Cartagena’, y sería monitoreado por un comité. Cuando nos digan “vamos a girar”, envían cómo será el seguimiento, la constitución del fondo, condiciones, etc.”. Así los plazos, resaltó que la construcción de las abandonadas obras de salud podrían reanudarse en tres meses.

Ahora te puedes comunicar con El Universal a través de Whatsapp

  • Videos
  • Mensajes
  • Fotos
  • Notas de voz

cuando seas testigo de algún hecho noticioso, envíalo al: 321 - 5255724. No recibimos llamadas.

LEA MÁS SOBRE Cartagena

DE INTERÉS