comscore

Publicidad

Cartagena

Demora en entrega de playa implicaría más compensación: Proplaya

El consorcio encargado del proyecto de Protección Costera aseguró que se obtuvo un concepto favorable para la apertura de la nueva playa.

Demora en entrega de playa implicaría más compensación: Proplaya
Compartir en

Esta semana la Alcaldía de Cartagena informó que después de un Comité Local de Ordenamiento de las Playas (CLOP) se determinó que la primera playa terminada en el marco del macroproyecto de Protección Costera aún no es segura para los bañistas. (Lea: Protección Costera: aún no se habilitará nueva playa en Bocagrande)

De acuerdo con el Distrito, el resultado de la revisión de las mediciones hechas estableció en un primer análisis bajo el enfoque de la seguridad integral marítima y protección del medio marino, que las playas en el momento no son seguras para ser abiertas, por lo que deben verificarse aspectos técnicos entre el contratista, la interventoría y el diseñador del proyecto, que es la Universidad de Cartagena. (También le puede interesar: Video: ¿Qué falta para que se habilite la nueva playa en Bocagrande?)

Juan Carlos Monzón, director de obras d Proplaya, explicó que el 13 de octubre se hizo el primer Comité de Gerencia del Gobierno Petro (el primero que se ha realizado este semestre). En dicha reunión se habló de diferentes temas alrededor del proyecto y se mencionó la prioridad para la entrega de la playa 5.

“En la reunión estuvo un representante del Distrito y me preocupé porque vi que el proceso de entrega no estaba claro y pedí una reunión para aclarar el proceso de entrega de las playas. Esa reunión la citaron para el 18 de octubre con gente la Alcaldía, la Ungrd, Universidad de Cartagena, entre otros. Se revisó un documento que ya existía sobre protocolos de apertura de la playa, que definía el proceso de revisión de esta y la apertura de la misma”, dijo Monzón.

La información recopilada pasó de la Ungrd a la empresa encargada de revisar qué tan segura es la playa que se va a abrir (Sisco), para que realizara una medición de las obras ejecutadas, que no son las de los espolones sino las relacionadas con las corrientes y con cómo quedó el fondo marino en esa playa, para que acredite que no es peligrosa para los bañistas.

“Existía la figura de perito Dimar para que revisara las obras y mirar si correspondía al diseño. Nadie ha tenido reparos con las obras ejecutadas por Proplaya. La Ungrd lo remitió a la Dimar con recomendación favorable, entonces estos hacen una revisión y acreditan que las playas son seguras para los bañistas”, agregó el director de obras del proyecto.

Monzón indicó que con la aprobación favorable de la Dimar, pasa al Distrito a una instancia del Comité de Playas, donde finalmente se debe dar la aprobación para la apertura de la playa.

El 9 de noviembre se realizó la entrega de la playa. En ese entonces Sisco realizó las mediciones y se las entregó a la Dimar. Monzón contó que la semana pasada apareció un nuevo perito, quien aseguró que la información que tiene no le es suficiente para acreditar que son seguras o no.

“Esa información la pidió ayer y no en el comité realizado. Eso causaría demoras asociadas a las nuevas mediciones. No existen pendientes técnicos con relación a la construcción de las obras. Las pendientes que puedan existir están relacionadas en el proceso de la aprobación de la Dimar, con relación a la seguridad de la playa. Ellos no fueron efectivos en determinar las mediciones en su momento y eso va a demorar la entrega de playas. Eso implica más compensación para los servidores turísticos y no hay recursos para aumentar ese rubro”, añadió Monzón.

Únete a nuestro canal de WhatsApp
Reciba noticias de El Universal desde Google News