comscore

Publicidad

Cartagena

Vuelve y juega Reviven quejas por aumento en los recibos de la luz

Hay una nueva controversia en el Caribe por el supuesto alza en las tarifas de energía. El gerente de Afinia responde a los cuestionamientos.

Vuelve y juega Reviven quejas por aumento en los recibos de la luz
Compartir en

¿Por qué no ha llegado el recibo de la luz? Esa fue la pregunta que se hacían los habitantes de conjuntos residenciales en Villa Estrella porque las facturas de energía no habían llegado. Incluso, en la APP tampoco estaban cargadas. Algunos residentes de la zona se llevaron una sorpresa porque, según ellos, los recibos les llegaron más caros a pesar de consumir los mismos kilovatios. Lea: Afinia presentó cinco alternativas para bajar las tarifas de la luz

A la discusión en redes sociales se unió el exgobernador de Bolívar, Dumek Turbay, quien pidió a los usuarios de la empresa Afinia hacer un comparativo entre las dos últimas facturas. “Cartageneros, ¿ya les llegó el recibo de Afinia? Revisen, por favor, el precio del kilovatio/hora y compárenlo con el del mes pasado. He recibido de manera reiterada dos quejas: demoras en la facturación y aumento del 50% en el valor del Kw”, trinó. También le puede interesar: “De rodillas le pedimos, hagan algo”: senador Gómez a Minminas por tarifas de energía

Por su parte, el gerente general de Afinia, Javier Lastra, explicó que la empresa cumple al pie de la letra el tema de regulación. Dijo que para establecer el costo de la energía se deben tener en cuenta dos factores: precio y consumo. “En el precio, Afinia se encuentra dentro de la media nacional con opción tarifaria; sin embargo, debido a las altas temperaturas por estar al nivel del mar, los consumos en la Costa son el doble”, indicó.

Se refirió a la metodología de Afinia para establecer el cobro a los usuarios: “El precio recoge todos los costos que asume Afinia para transportar una unidad de energía desde el punto de producción hasta el consumidor. Es decir, lo que se paga a los generadores y transportadores de energía”.

Los costos que tiene Afinia para atender a un usuarios se conocen como “cargos de comercialización”. La empresa de servicios públicos indicó que hay otros costos como las restricciones que cubren la seguridad en el sistema y las pérdidas reconocidas, que cubren los costos por las pérdidas técnicas de la energía a transportarse por la red y los sobrecostos de las derivadas por conexiones ilegales al sistema de distribución regional y local.

Ante la respuesta del gerente de Afinia, Dumek Turbay señaló: “Gracias por la respuesta estimado gerente, pero explíquenos algo en honor a la verdad. ¿Por qué la tarifa del kWh entre febrero y marzo subió casi $400? En muchos hogares pasó de 798 a 1.200, un aumento exagerado. En serio, hay familias que eligen entre comer o pagarle el recibo”.

Tras esto, Lastra respondió: “En honor a la verdad informemos con datos oficiales. De $822 Kw en febrero pasamos a $836 en marzo y podríamos cobrar por regulación $951. Para responder a los casos puntuales de los usuarios debemos revisar sus consumos”.

Reacciones

El ingeniero William Murra insiste en que la cuestión de la tarifa en la Costa está en quitar las pérdidas no técnicas del componente tarifario. “Las tarifas en todas partes del mundo tienen que subir por efecto de la inflación, eso ha ocurrido siempre. El tema de la tarifa para poder equipararla y hacer justicia tarifaria en el país es que nos quiten las pérdidas no técnicas del componente tarifario. Recordemos que las pérdidas no técnicas están en el segmento de pérdidas que aparece en el recibo”, indicó Murra.

El veedor Héctor Pérez aseguró que es “inaudito” lo que están viviendo los usuarios de Afinia y Air-e por el precio de la energía. “En ese aumento está pesando mucho el componente de generación. En enero de este año el precio en bolsa de la generación fue de $374,25 el kilovatio y en febrero aumentó a $533,7. Este es el valor más alto desde marzo de 2016”, acotó Pérez.

Reiteró que el cobro de las pérdidas no técnicas “es ilegal”, pero que en las facturas también se debe analizar el aumento del IPC. “Son varios los componentes que se cobran al precio del kilovatio. El 35% es por la producción o generación de energía; el 5% es la transmisión del servicio desde las centrales hasta las ciudades, el 38% es la distribución, el 13% la lectura de los medidores, el 7% las pérdidas técnicas y el 2% el mantenimiento”, agregó el veedor.

Air-e

Únete a nuestro canal de WhatsApp
Reciba noticias de El Universal desde Google News