Cartagena


“Animalistas hacen show mediático”: Cocheros de Cartagena

Durante la jornada de revisión de la Umata en la pesebrera de Chambacú, se evidenció que los cocheros cumplen las indicaciones médicas para los equinos. Estas visitas serán semanales.

Este mes se han desplomado dos caballos en la ciudad. El primero fue el 4 de julio en la avenida Santander donde, según contó Yesid Soto, presidente de la Asociación de Cocheros de Cartagena, el caballo se tiró al suelo por un mareo. Mientras que la Policía Ambiental contradijo la versión y aseguró que fue por una deshidratación del animal. Lea aquí: [Video] Desplome de caballo reaviva polémica sobre coches turísticos

El segundo ocurrió el 15 de julio en el barrio La Candelaria, donde desafortunadamente el equino falleció. El dueño lo traía con un lazo atado, mientras él iba en una motocicleta. Aquí asistió el Grupo Ambiental de la Policía Metropolitana de Cartagena y la Unidad Municipal de Asistencia Agropecuaria (Umata), que llegaron hasta el lugar y evidenciaron que el animal se encontraba en un estado avanzado de deshidratación y en shock por un golpe de calor. Lea aquí: Caballo muere en Cartagena por exceso de trabajo, ¿qué hacen las autoridades?

A partir de esto, las revisiones por parte de la Umata a las pesebreras de la ciudad se intensifican. Hoy en la mañana se realizó una en Chambacú, donde hay cerca de 45 caballos para 30 coches y, según explicó la entidad, eran 60 antes de la pandemia.

“La Umata realiza revisiones periódicas, cada 15 días aquí (Chambacú) y en Marbella, para revisar si hay algún caballo enfermo, si es así ellos hacen su trabajo veterinario. Esto era trimestralmente, pero a raíz del ataque contra los cocheros por parte de los animalistas se está haciendo seguido, para que la ciudadanía y ellos se den cuenta de lo que pasa aquí”, dijo Jaime Torres, cochero de la ciudad.

Además comentó que hay una desinformación hacia la ciudadanía por parte del grupo animalista y que la Umata los controla y certifica el estado de los animales. “Ellos muestran caballos que se han caído en otra parte, que han tenido problemas en otra parte, sí, a veces hay algunos que se resbalan pero es normal. Ellos hacen un show mediático de desinformación, pero como nosotros no escribimos en redes sociales ni hablamos en emisoras, no se sabe lo que pasa”, resaltó.

Laura Borrero Ángel, médica veterinaria zootecnista de la Umata, detalló que hoy, en la inspección médico veterinaria, se notó que los animales que pasan por algún tratamiento responden correctamente y están en periodo de descanso.

“Hay algunos que tenían condiciones por mejorar o que estaban mal, revisamos los que tenían dolencias y han mejorado. Hoy se realizan cambios de camas de las pesebreras, los caballos están cómodos y descansando. Las sugerencias se están cumpliendo”, indicó la veterinaria.

Adicional a esto, la Umata determinó que cada semana visitarán las dos pesebreras para verificar las condiciones de aplomo de los caballos, el estado sanitario, las herraduras, si están vacunados, si son nuevos para sugerir que le coloquen el microchip y se añada a la historia clínica.

  NOTICIAS RECOMENDADAS